Los choferes no pudieron completar una jornada de protesta frente al Ministerio de Transporte porque fueron atacados por grupos de motorizados.

Caracas. Los conductores de los cuatros bloques de Caracas a las 7:00 a. m. prendieron sus unidades rumbo a la sede del Ministerio de Transporte Terrestre. El objetivo: repetir la acción de protesta que hicieron el pasado 21 de septiembre, la cual terminó con la autorización del aumento del pasaje. Pero esta vez sumaron otra consigna, la restitución del subsidio del pasaje estudiantil. No obstante, de la gracia les salió una morisqueta, pues cuando llegaron a eso de las 8:00 a. m. a la avenida Francisco de Miranda, un grupo de motorizados los embistió e impidió a toda costa que realizaran la manifestación.

Hubo golpes, empujones y caídas en el asfalto. Los más agraviados fueron los transportistas quienes no contaban con esa acción desmedida de los llamados colectivos.

“Estaban ahí en la vía. La Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana se quedaron con los brazos cruzados, mientras ellos golpeaban con los cascos las ventanas de las camionetas. Algunos pretendieron meterse en los jeeps de las rutas troncales. Fue un acto vandálico lo que vimos esta mañana”, dijo uno de los conductores de Catia.

Lee también
Los estudiantes y transportistas exigen la restitución del pasaje estudiantil

El caos se apoderó de la vía y se interrumpió el paso vehicular. El ruido de las motos, los gritos y el desespero colmaron la zona en un santiamén.

Y ante la amenaza de que iban a quemar las unidades, a los choferes no les quedó otra sino abandonar a toda carrera la avenida.

La protesta se diluyó con esta represión. Con todo, Erick Zuleta, presidente de la Federación Nacional del Transporte; Pedro Jiménez, presidente del Bloque de Transporte del Sur-Oeste y Hugo Ocando, su homólogo del Bloque del Oeste, pudieron traspasar la barricada de motorizados y subieron al piso 21, donde los recibieron los representantes del Ministerio.

A esa reunión llevaron peticiones puntuales al ministro Ricardo Molina: 1) Cumpla con los acuerdos contraídos de actualizar las tarifas del transporte a nivel nacional; 2) Revise la decisión inconsulta de eliminar la modalidad del sistema de subsidio estudiantil que implica la utilización del ticket y la tarjeta inteligente; 3) Proceda de manera urgente a reforzar el programa de las proveedurías y garantice que los transportistas podamos adquirir los insumos básicos (cauchos y baterías) de manera transparente y sin sesgo político; 4) Reactive el plan de sustitución y renovación de flota a fin de modernizar y actualizar la actual en todo el país y que no se proceda de manera parcializada a distribuir las unidades a sectores sin ninguna vinculación y tradición como transportistas.

img_20161114_102218618.jpg
Durante toda la mañana grupos adeptos al Gobierno rodearon la sede del Ministerio de Transporte.

Una última petición fue que la unidad yutong decomisada ilegalmente en Baruta sea devuelta al transportista, quien ya canceló la inicial y pago el seguro de la misma.

Según los transportistas, que quedaron replegados en un costado de la vía, el Gobierno les había prometido que se harían públicos en Gaceta Oficial los aumentos de Bs. 80 para el mes de noviembre y Bs. 100 para diciembre. Por ahora, ese anuncio no se ha hecho efectivo. Otra queja que se le suma al mingo es el tema del pasaje estudiantil.

“De la eliminación del subsidio ahora nos dicen que van a poner otro sistema de cobro. Posiblemente tendremos que montar capta huellas y un complejo sistema moderno computarizado que utilice Internet en todas las unidades, el cual en tiempo real verificará los datos de cada usuario [estudiante] que aborde nuestras unidades y simultáneamente consignará en nuestras cuentas directamente el monto del pasaje  correspondiente, como ocurre en Japón y Europa. ¿Y mientras tanto qué?”, se preguntaban algunos mientras esperaban que de la reunión, a la que a mitad de mañana se incorporó Ricardo Molina, saliera humo con un verde intenso.

En el ínterin del piso 21, el asedio de los motorizados no se detuvo. A eso de las 10:30 a. m. cruzaron la calle y con sus cascos en mano se dirigieron a un grupo no mayor de 20 transportistas y les dijeron: “Por el bien de todos váyanse de aquí”.

No solo eran motorizados identificados con el proceso que lidera el Gobierno. Entre ellos, se mezclaron funcionarios con uniformes del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) y del Metro de Caracas, quienes intentaban ocultar los uniformes mientras gritaban improperios a los choferes.

Lee también
Gobierno y transportistas enfrentados por el pasaje estudiantil

Durante más de 20 minutos hubo dimes y diretes con Luis Salas, representante del grupo del oeste, quien denunció la agresión de los colectivos, y los acusó incluso de dañar las unidades. Los presuntos colectivos, en represalia, lo obligaron a desmentirse ante las cámaras de televisión.

Cercano al mediodía los ánimos se calmaron. Más de 50 motorizados se retiraron de la avenida. Otros tantos quedaron regados por el lugar.

img_20161114_110254877.jpg
Este grupo amedrentó a los transportistas, en su mayoría personas de la tercera edad.

Fue pasadas las 3:00 p. m. cuando Zuleta, Jiménez y Ocando —a quien golpearon en horas de la mañana— bajaron a reunirse con sus allegados.

El humo verde que de ese encuentro se esperaba salió casi en transparencia, puesto que respecto al aumento del pasaje los invitaron a conformar unas mesas de trabajo —que ya deberían estar instaladas pues es tema de vieja data. Sobre el pasaje estudiantil, les dijeron que se seguirá usando el ticket donde está establecido y que cuando se agoten entregarán a los estudiantes unas tarjetas recargables.

En el caso de algunos sectores del municipio Libertador donde no se usa ninguna modalidad —ni ticket ni tarjeta— los transportistas manifestaron que seguirán cobrando 30 % del pasaje (Bs. 20), e indicaron que no están dispuestos a trasladar de gratis a los estudiantes.

Ocando indicó al final que solo darán dos semanas de plazo, esto, lo que queda de mes, para oficializar el cobro del pasaje, “que ya será Bs. 100”.

Para este martes se espera la reactivación de la mesa que negocia lo del pasaje urbano. “Esto lo hacemos para evitar problemas con las bandas pagadas por el Ministerio”, puntualizó.

Fotos: Mabel Sarmiento


Participa en la conversación