Vecinos denunciaron frente a Pdvsa que colectivos armados controlan la distribución de bombonas de gas

pdvsa gas

La dificultad para adquirir gas, uno de los productos de primera necesidad, fue motivo de protesta en la capital. Manifestantes denunciaron, entre varias cosas, que la esquina Tracabordo y la torre Viasa en La Candelaria son los puntos donde bachaquean las bombonas.

Caracas. Este viernes, en las puertas de Pdvsa-Gas, ubicada en la avenida Andrés Bello, habitantes de varios sectores de Caracas denunciaron la disparidad de precios de las bombonas de gas, cobros en dólares y colectivos armados que controlan la distribución en algunos puntos del centro de la ciudad.

Una vez inició la protesta, los trabajadores de la empresa petrolera recibieron órdenes de bajar la santamaría. En el lugar se encontraban residentes de Altagracia, Antímano, Montalbán, La Candelaria, Simón Rodríguez y Catia.

Carlos Julio Rojas, miembro del Frente en Defensa del Norte de Caracas, denunció que en la esquina Tracabordo, ubicado en la parroquia Candelaria, hay un edificio invadido donde colectivos armados bachaquean bombonas de gas desde hace un año. Esta denuncia fue reiterada por un vecino de Antímano.

“Lo queremos decir sin pelos en la lengua. Grupos armados controlan la distribución del gas en el centro de la ciudad. Le robaron a una persona su estacionamiento en un edificio invadido de la esquina Tracabordo y allí llevan a cabo la venta ilegal.  Vecinos, por falta de gas, han tenido que ir hasta ese lugar a las 2:00 a. m. y hacer cola durante toda la madrugada esperando para comprar una bombona. Cobran hasta 30 dólares por trasladarlas”, aseguró Rojas.

Manifestantes aseguraron que otro de los puntos donde los colectivos armados comercializan las bombonas es en la torre Viasa, al lado de la Defensoría del Pueblo en La Candelaria. Aseveraron que no han visto a trabajadores de Pdvsa Gas Comunal ofrecer otras opciones para solventar la escasez.

Lee también
Pensionados y jubilados desafiaron a la COVID-19 y a colectivos armados

Por su parte, José Gregorio Ochoa, vecino de Antímano, dijo que la disparidad de precios significa que no hay control de la distribución del gas.

Los camiones no suben hasta las partes altas de las comunidades. Soy testigo de que una vecina que hace poco tuvo que pagar 10 dólares por una bombona, pero eso se agota en 15 días. En ocasiones hemos pasado hasta un mes esperando para abastecernos nuevamente, aseguró.

pdvsa gas
Foto: Gleybert Asencio.
Cocinar con leña 

Esta situación ha obligado a que los caraqueños vuelvan a épocas antiguas y utilizan como método alternativo la leña para la cocción de los alimentos.

Elizabeth Guerrero, residente de la parroquia San Pedro, afirmó que cuando no puede comprar gas cocina a leña en la azotea de su edificio. Indicó que suele pagar entre 200 y 30.000 bolívares por una bombona de gas. El camión que distribuye las bombonas no llega directamente hasta su comunidad, por lo que debe acudir a otros lugares como la Cota 905 o Santa Rosalía para abastacerse.

Estudios realizados por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos han reflejado que solo 26 % de los encuestados  recibe el combustible para cocinar de forma directa, 73 % tiene que optar por comprar bombonas, de este último porcentaje 90 % afirmó haber hecho el pago en efectivo. En cuanto a la frecuencia de recepción, más de la mitad (58 %) dijo no recibir bombonas de gas en sus comunidades.

Quienes protestaron a las afueras de Pdvsa exigieron al ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, que tome cartas en el asunto. “Han pasado años desde que empezó la escasez de las bombonas de gas y aún persiste el problema. La respuesta de hoy fue cerrarnos la santamaría”, sostuvieron.

Lee también
Pensionados y jubilados desafiaron a la COVID-19 y a colectivos armados
pdvsa gas
Foto: Gleybert Asencio.

Participa en la conversación