Cerca de 20 empresas privadas que distribuyen gas doméstico podrían cerrar sus puertas ante nuevos precios. El ministerio de Energía y Petróleo estableció nueva lista de venta el pasado 22 de julio. En Carabobo, GasDrácula triplica las tarifas que son subsidiadas por ser un rubro de primera necesidad. La empresa de gas creada por el gobernador Rafael Lacava y que es presidida por el teniente retirado de los Bomberos, José Parada, despidió a 350  trabajadores.

Valencia. Un grupo de empresarios privados que se dedica a la venta de gas doméstico denunció que el presidente de la Corporación GasDrácula, José Parada, les notificó durante una reunión que deben vender el gas doméstico a los precios establecidos por esta empresa y que no pueden atender a usuarios que tenga cilindros de Gas Comunal, pues si no serían encarcelados.

Los empresarios, que resguardaron su identidad, manifestaron con preocupación que el precio impuesto los lleva a la quiebra, pues no tienen sustentabilidad para la carga operativa de sus organizaciones.

Parada indicó que para llenar un cilindro de 10 kilogramos deben cancelar 10.000 bolívares y el precio de venta al público es de 13.000, lo que deja a los dueños de estas empresas encargadas de distribuir gas doméstico con un colchón de 3.000 bolívares para cubrir sus gastos.

Uno de los empresarios que lleva más de 30 años en el negocio del gas doméstico manifestó:

Él (José Parada), quiere que ganemos 30 %, eso es lo justo, pero después de sacar toda la estructura de costo, no como piensa él, que nos cobra el llenado en 10.000 bolívares y solo podemos vender en 13.000 bolívares la bombona de 10 kilogramos. Y además de eso nos prohíbe atender a los clientes que tengan bombonas con el rótulo de Gas Comunal o GasDrácula, pero ellos sí pueden atender a nuestros clientes”.

Indican que para generar ganancias y mantener operativas sus unidades de transporte deben elevar el costo del producto que mantiene GasDrácula, que a diferencia de esta nueva empresa pública constituida por el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, en julio de 2019, no tiene gastos operativos pues hace uso de los bienes del Estado, como camiones, cilindros y personal entre otros.

Lee también
Trabajadores de la salud en Anzoátegui exigen cese de acoso laboral y pago de beneficios atrasados

Gas Drácula recibió las pertenencias de Gas Comunal a manera de comodato como lo indica en la Gaceta Oficial del estado Carabobo Nº 7380, publicada el 8 de julio de 2019. El artículo 2 detalla que la Corporación Carabobeña para la Distribución del Gas, GasDrácula, C. A. tendrá como objeto principal  realizar actividades de recolección, procesamiento, industrialización, almacenamiento, envasado y utilización del gas natural no asociado, como el gas que se produce asociado con el petróleo o cualquiera proveniente de la refinación de petróleo.

Además se le traspasó los inmuebles, plantas de llenado (en Carabobo hay siete plantas y un almacén), vehículos y demás activos para su administración. Sin embargo, el artículo 12 de la Ley Orgánica  de Hidrocarburos de 1999 señala que el Ministerio de Energía y Petróleo junto con el Ministerio de Producción y Comercio es el facultado para fijar los precios de los hidrocarburos.

El exprocurador del estado Carabobo, Leonel Méndez, manifestó que los precios de cobro al consumidor se fijan a partir de los gastos operativos que se tienen a la hora de producción y distribución del gas doméstico.

Recordó que el servicio de gas es un rubro de primera necesidad, lo que conlleva que se debe respetar una regulación. “A la Corporación Carabobeña para la Distribución del Gas, GasDrácula, C. A. no le corresponde fijar los precios que a ellos les parezca. Esos precios están regulados y se supone que deben venir determinados en una resolución emanada del Ministerio de Energía y Petróleo”.

gasdracula
En Carabobo los consumidores que tengan cilindros de Gas Comunal no serán atendidos. Foto: AVN/Archivo

El pasado 22 de agosto, el Ministerio de Energía y Petróleo envió a Gas Comunal las nuevas tarifas. El cilindro de 10 kilogramos  costará 5.000 bolívares, el de 18 kilogramos 9.000 bolívares. Las bombonas de 27 kilogramos se ubican en 13.500 bolívares y las de 43 kilogramos en 21.500 bolívares.

Gas Drácula, que está a la cabeza el teniente retirado de los Bomberos, José Parada, fijó los precios del gas doméstico de la siguiente manera, en planta: bombonas de 10 kilogramos en 18.000 bolívares, cilindros de 18 kilogramos 30.000 bolívares,  y los de 43 kilogramos en 60.000 bolívares. En las comunidades, que el cobro se realiza a través de Alimentos Carabobo, (Alimca), los cilindros de 10 kilogramos son vendidos en 6.000 bolívares, de 18 kilogramos en 15.000 bolívares y los cilindros de 43 kilogramos a un costo de 25.000 bolívares.

Lee también
Deterioro de bibliotecas públicas de Caracas pone en riesgo el patrimonio cultural del país
Más de 300 trabajadores quedaron sin empleo

La venta y distribución del gas doméstico no es el único problema que atraviesa GasDrácula, al asumir las competencias de Gas Comunal, tenía que velar por el bienestar de los trabajadores; sin embargo, el pasado viernes 9 de agosto, la directiva colocó en las siete plantas de llenado a funcionarios del Sebin y Policía de Carabobo, para impedir el ingreso de los trabajadores a ser despedidos. Fueron 350 trabajadores a los que se les negó el acceso a la empresa y desde ese día permanecen en el limbo.

Hasta hoy 30 de agosto recibieron pago por parte de Gas Comunal. GasDrácula no les ha ofrecido ni un arreglo por los años de servicio ni la intención de incorporarlos nuevamente.

Zenaida Montero, secretaria de actas del sindicato, indicó que no tienen motivos para desincorporarlos de la nómina y lo único que saben es que Gas Comunal entregó en comodato a las diferentes gobernaciones la venta y distribución del gas. En Carabobo GasDrácula recibió las instalaciones, camiones y personal.

“No entendemos por qué el presidente José Parada sacó a casi toda la nómina de las plantas, impidiéndonos en ingreso con las fuerzas del Estado. Se violaron todos los derechos de los trabajadores, la Ley Orgánica del Trabajo. Hay trabajadores que se encontraban en reposo, con fuero paternal y en proceso de jubilación. GasDrácula hizo un desastre, hacen ver a la colectividad una entrega de gas, pero atropellando a los trabajadores. Ellos están operando con equipos del Estado venezolano, deben entender que solo les dieron un comodato”, sostuvo Montero.

Yadira Castillo, secretaria de Gas Comunal, aseguró que hasta este 30 de agosto reciben pago de salario por parte la filial de Pdvsa. “Esto es un despido injustificado. Dejaron a 350 familias desprotegidas. Un presidente obrero, con un gobierno que se encarga de crear misiones sociales para proteger la estabilidad de la familia, y el gobernador (Rafael Lacava) nos está dejando en la calle, no les preocupa nuestros hijos y hogares”.

Lee también
Aguas negras afectan viviendas de El Cañaveral en Valencia

Armando Matew, es un trabajador con 22 años de antigüedad, fue absorbido por Gas Comunal cuando fusionaron las empresas del ramo gasífero durante el gobierno de Hugo Chávez. Hoy quedó sin empleo y sin la esperanza de poder acceder a su pensión de vejez.

“Esto es una arbitrariedad lo que han hecho con nosotros. Yo llevo años levantándome a las 5:00 a. m. para salir a trabajar y ahora lo van a despedir a uno así arbitrariamente. Ahora estoy desamparado, a la edad mía (70 años de edad). Ahora estoy pasando hambre, el trabajo lo perdí, ese 9 de agosto nos echaron para afuera, como si no tuviéramos años de servicio”.


Participa en la conversación