Chavismo y «oposición moderada» firman acuerdo para regreso del PSUV a la AN y un nuevo CNE

Oposición Moderada

Los acuerdos entre el gobierno y algunos partidos de la «oposición moderada» incluyen también la supuesta liberación de presos políticos y el intercambio de petróleo por alimentos y medicinas. El Frente Amplio dijo que no se trataba de un acuerdo real porque los partidos no son opositores sino «hechos a la medida». La diputada Delsa Solórzano se refirió a ellos como «oposición Vichy».

Caracas. Este lunes se firmó un acuerdo entre el gobierno de Nicolás Maduro y un grupo de partidos minoritarios de la oposición, identificados como «oposición moderada», entre los cuales se instaura una nueva mesa de diálogo nacional como preámbulo al regreso del oficialismo a la Asamblea Nacional, la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), la liberación de presos políticos y el canje de petróleo por alimentos y medicinas.

El anuncio entre el gobierno de Maduro y los partidos de «oposición moderada» Avanzada Progresista (AP), Movimiento al Socialismo (MAS), Cambiemos y Soluciones fue anunciado por el diputado Timoteo Zambrano, quien estuvo acompañado por representantes de estas organizaciones y del gobierno de Maduro en el acto de firma del acuerdo en la sede de la Cancillería en Caracas.

«Hemos decidido dar un paso adelante para recuperar el tiempo que, por los errores de todos, hemos perdido para Venezuela. A los venezolanos solo podemos ofrecerles un presente distinto al odio, a los gobiernos del mundo les pedimos que respalden este camino de acuerdo, de reformas y de voluntad absoluta de democracia», señaló Zambrano desde la Casa Amarilla, frente a representantes del Cuerpo Diplomático acreditado en Venezuela, quienes fueron invitados al acto.

Como parte de los acuerdos que se alcanzaron con la instalación de la mesa de diálogo, y que entran en vigencia de forma inmediata, destacan el retorno de la bancada del PSUV y el oficialismo al Parlamento, la designación de nuevas autoridades del Poder Electoral, la liberación de presos políticos, y el canje de petróleo por alimentos y medicinas.

Lee también
La confianza en Juan Guaidó cayó casi 30 puntos entre mayo y septiembre

Con respecto a estos acuerdos, el propio ministro de Comunicación de Maduro, Jorge Rodríguez, señaló que al menos el regreso del oficialismo al Parlamento es «desde ya», aunque no dio fecha de cuándo se designarían las nuevas autoridades del ente comicial, cuándo serían liberados los presos políticos, ni cómo ni con cuáles países se llevaría a cabo el programa de canje de petróleo por alimentos y medicinas.

Cuerpo Diplomático Presente en la Firma del Acuerdo. Foto: Prensa Vicepresidencia
Sin la presencia de Guaidó y contra las sanciones

El acto con la «oposición moderada» no incluyó ninguno de los partidos mayoritarios de la alternativa democrática que hacen vida en la Asamblea Nacional (AD, PJ, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo) no estuvieron presentes en este acto, aunque según señaló Jorge Rodríguez, la mesa estaba «abierta» para la inclusión de cualquier sector de la sociedad venezolana.

«No hemos cerrado ni cerraremos ninguna puerta para resolver entre venezolanos los asuntos que solo nos conciernen a los venezolanos (…) Esa invitación es a todos y a todas quienes quieran incorporarse a esta Mesa Nacional de Diálogo por la Paz», dijo el ministro de Comunicación.

Tanto los representantes del gobierno de Maduro como los de los partidos de la «oposición moderada» firmaron el documento de declaración y de instalación de la nueva mesa de diálogo en la que un punto en particular fue el de las sanciones «unilaterales» aplicadas contra funcionarios del Gobierno , hecho que rechazan y que piden cese para la «recuperación económica de Venezuela».

Por el gobierno de Maduro el documento fue firmado por Jorge Rodríguez (ministro de Comunicación), Delcy Rodríguez (vicepresidenta Ejecutiva), Jorge Arreaza (canciller), Aristóbulo Istúriz (ministro de Educación) y Blanca Eekhout (ministra de Comunas), mientras que por Avanzada Progresista firmó Luis Romero (secretario general); por el MAS firmó Felipe Mujica (secretario general), por Soluciones firmó Claudio Fermín (presidente) y por Cambiemos lo hizo Timoteo Zambrano (secretario general).

Lee también
La confianza en Juan Guaidó cayó casi 30 puntos entre mayo y septiembre

De acuerdo con un cable de la Agencia EFE, los embajadores de la Unión Europea se retiraron del acto, al que asistieron por ser invitados pese a no ser informados previamente del tema que se discutiría. Los diplomáticos, al darse cuenta del tono del acto, reafirmaron su posición de mantener el proceso de diálogo de Noruega, suspendido por el gobierno de Maduro.

Frente Amplio calificó a partidos firmantes como una «Oposición Vichy»

Horas después del anuncio de la firma del acuerdo, el Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) ofreció una rueda de prensa para dar sus impresiones de lo que fue el anuncio hecho desde Casa Amarilla.

El diputado Carlos Berrizbeitia dijo que el acuerdo firmado buscaba «proteger» a Nicolás Maduro y permitirle culminar con el período presidencial correspondiente a las elecciones de mayo de 2018, comicios que ni la Asamblea Nacional, ni al menos 60 países del mundo, reconocen como legítimo.

En ese comunicado no se habla de elecciones presidenciales. Ese comunicado protege a Nicolás Maduro para que cumpla el período falso de las elecciones ilegítimas«, dijo el parlamentario.

Por su parte, la diputada Delsa Solórzano señaló que los partidos que firmaron el acuerdo junto con el gobierno de Madurono son una verdadera oposición y que «no es la primera vez que vemos oposiciones a la medida de la satrapía».

«Pasó en Nicaragua, pasó en el Chile de Pinochet y pasó en Francia Vichy. Así los llamo yo, son una oposición Vichy», señaló.

El término «Vichy», empleado por Solórzano, se refiere al régimen colaboracionista (con el nazismo) que se instauró en Francia durante la II Guerra Mundial y debe su nombre a que su sede se ubicó en la  esa región del país galo.

Lee también
La confianza en Juan Guaidó cayó casi 30 puntos entre mayo y septiembre

Ambos parlamentarios destacaron que lo único verdaderamente positivo de los anuncios hechos desde la sede de la Cancillería era el regreso de la bancada del oficialismo a la Asamblea Nacional, lugar del que Berrizbeitia dijo «nunca debieron haberse ido».

Por su parte, Solórzano agregó que espera que si los diputados del oficialismo regresan a la AN sea «para trabajar» y que «dejen de ser unos vagos».


Participa en la conversación