Transportistas piratas llevan a la quiebra a líneas internas del Terminal de Pasajeros de Barquisimeto

Terminal de pasajeros de Barquisimeto

El eterno problema de las líneas piratas afecta principalmente a los transportistas que laboran dentro del terminal de pasajeros. Esta situación no ha podido ser resuelta por ninguna de las directivas que han pasado por la principal central de autobuses de Barquisimeto. Los terminales paralelos y un sinnúmero de malas mañas son llevadas a cabo por terceros, tras la mirada de las autoridades municipales y funcionarios de seguridad.
Barquisimeto. Pese a las numerosas y constantes solicitudes por parte de los choferes que hacen vida en el Terminal Terrestre de Barquisimeto, sobre la regularización y automatización del sistema de venta de pasajes, eliminación del «pago extra» para mantener más tiempo del permitido un autobús dentro de los andenes, la eliminación de los llamados por ellos «vende gente» (cargadores) y «algunos» cobros extras no autorizados, las autoridades barquisimetanas hacen caso omiso al pedido de los transportistas.

Jorge Galvis, trabajador de una línea de transporte interna del Terminal terrestre, sostiene que las irregularidades en la principal estación de autobuses larense, son por falta de autoridad y son competencia del alcalde Luis Jonás Reyes, por lo que afirman que «lamentablemente este recinto se convirtió en una oficina de cobro de la Alcaldía de Iribarren», ya que las autoridades no prestan atención a la anarquía que reina en el lugar, que afecta directamente a aproximadamente 60 líneas extraurbanas.

Ellos cobran el listín bien caro, dolarizado y a pesar de que el Ministro Reverol dio la orden en bajarlo a 20 y 30 bolívares, el administrador del Terminal, Jhonny Colmenares, se ha hecho de la vista gorda y lo cobran hasta en 50 dólares, dependiendo de la región hacia donde se viaja», señaló Galvis a Crónica.Uno.

Galvis refirió que poder dejar salir una buseta del terminal, los encargados del espacio cobran entre 10 y 20 dólares, cuando el transporte va a zonas cercanas, pero para los viajes hacia la frontera, la lista de los pasajeros no tiene precio fijo y puede variar entre 40 y 50 dólares.

Añadió además, que desde la oficina de la Autoridad Metropolitana de Tránsito Terrestre de Barquisimeto, AMTT, han auspiciado la piratería, al darle autorizaciones a supuestas líneas de taxis que se concentran cerca del terminal de pasajeros, aumentando la piratería con oficinas paralelas que ofrecen turismo y paquetes de viaje.

Es un negocio redondo. El terminal se convirtió en una tienda de la Alcaldía porque de todo lo que dicen que han invertido, no se ha hecho nada. Eso se lo cogen. A las 5:00 p.m. es la hora de cierre de las oficinas y a las 5:01 minutos ya se están llevando el dinero de allí y no se sabe a dónde va a parar esa plata», dijo Jorge Galvis.

José Nieto, presidente de una de las líneas del Terminal de Pasajeros, señaló que desde la reunión sostenida el pasado 14 de junio con Nelson Torcate, director de la AMTT, con el general Rafael Prieto, Comandante de la Zodi Lara y coronel (GNB), José Abad Tosta, Director de la Policía Nacional Bolivariana en Lara, PNB, en donde expusieron la problemática, no han tenido respuestas.

Rechazaron que además el terminal parece un mercado persa e instaron a las autoridades que se apeguen a la instrucción emanada por Néstor Reverol, ministro de Energía Eléctrica y Vicepresidente Sectorial de Obras Públicas y Servicios, sobre el reordenamiento de los referidos espacios.

Las autoridades se comprometieron a visitar el terminal y solucionar el grave problema que tenemos dentro y fuera del mismo No podemos operar ni mantener un pasaje estable porque los piratas subastan y muchas veces alteran mucho los precios de las tarifas, afectando a los usuarios», argumentó Nieto.

Problema de vieja data

Oscar Velásquez, representante del transporte interurbano en el Terminal de Pasajeros de Barquisimeto, el problema con las líneas piratas lo tienen desde hace tiempo, pero que ha aumentado desproporcionadamente desde hace dos años. La situación ha ocasionado que varias líneas hayan quebrado por falta de pasajeros y por altos costos del combustible.

Velásquez sostuvo que el cierre de las líneas no es porque los barquisimetanos no viajen a otras regiones, sino que los llamados vende gente ofrecen los cupos a las líneas externas, incluso a un precio más elevado que el ofrecido por una línea interna del Terminal. Refirió por ejemplo, que el pasaje a Maracay cuesta alrededor de 12 dólares en una línea del terminal y los piratas pueden cobrar hasta 20 dólares.

Los vende gente (cargadores) son los que se llevan a los pasajeros. Al no prestarnos nosotros a esta maniobra, ellos trabajan con los piratas fuera del terminal, ocasionando que ya muchas líneas han quebrado y desaparecido porque se llevan a los pasajeros», dijo.

Refirió además que  los llamados «piratas» se estacionan afuera del terminal de Barquisimeto, otros, que viajan al estado vecino Yaracuy, operan en la avenida Venezuela con calle 42 y en el centro de Barquisimeto hay unidades que salen a Portuguesa y Barinas.

Trabajadores del volante que tienen tiempo trabajando dentro del Terminal de Pasajeros de Barquisimeto aseguran que estas son acciones que tienen mucho tiempo pero que debido a la situación socio económica del país, muchas personas han tomado este trabajo de «vende gente» para poder llevar el sustento a sus hogares.

Además han perfeccionado las técnicas de captación del cliente e incluso ofrecen recogerlos en sus residencias, para evitar que los clientes lleguen al terminal. Asimismo, a través de los estados de WhatsApp ofrecen los viajes y cupos a los viajeros interesados.


Participa en la conversación