Cuando el río suena es porque oro trae

Una realidad paralela surge entre la putrefacción y la basura en la cabecera de la quebrada Anauco debajo de la avenida Panteón, donde las aguas del Guaire son el reflejo de la crisis venezolana. Mientras la gente camina por las calles de Caracas para ir a sus trabajos, los llamados mineros del Guaire, sin guantes o protección alguna, descienden al río en la búsqueda de oro y repuestos para luego venderlos y poder sobrevivir.

Este ensayo fotográfico se realizó a finales de diciembre de 2019, mucho antes del COVID-19.

Fotos: Tairy Gamboa

El río Anauco nace en el parque nacional El Ávila, pasando por la comunidad de San Bernardino y La Candelaria y desembocando en el río Guaire. Foto: Tairy Gamboa.

Desechos y objetos perdidos pasan por esta quebrada donde los mineros recogen lo que consideran de valor.

Foto: Tairy Gamboa

Desde tempranas horas de la mañana, «equipados» con una linterna improvisada y botas de caucho, inician su jornada laboral. Foto: Tairy Gamboa.

La labor se realiza en equipo, uno se sumerge, otro lo sostiene y el tercero ilumina y resguarda lo recolectado. Foto: Tairy Gamboa.

La recolección solo es posible con el caudal bajo, de lo contrario, sería mortal para ellos. Foto: Tairy Gamboa.

cuando el río suena

Ambos mundos conviven debajo del puente de la Av. Panteón, la familia de cartón y los mineros urbanos. Su único objetivo: sobrevivir en la ciudad de la furia. Foto: Tairy Gamboa.

Fotos: Tairy Gamboa

Texto: Gleybert Asencio

Montaje: Leslie Cavadias

Publicado el 21 de abril de 2020

Comparte: