Los decanos de las 11 facultades de la UCV dirigieron una comunicación al ministro César Trómpiz, donde exponen que la «falta de impermeabilización incrementa el riesgo de que las estructuras colapsen». Exigen la aprobación de recursos o el envío de empresas especializadas que puedan hacer el mantenimiento de los techos.

Caracas. En un documento dirigido al ministro de Educación Universitaria, César Trómpiz, los decanos de las 11 facultades y sus núcleos de la Universidad Central de Venezuela (UCV) expusieron las “condiciones críticas que presentan algunos techos de las facultades”. La situación se ha agravado con la temporada de lluvias y alertan “riesgo de colapso”. 

La falta de impermeabilización incrementa el riesgo de que las estructuras colapsen, se lee en el comunicado. En el texto los decanos enumeran todas las lesiones por la falta de impermeabilización: cada vez más hay filtraciones en las losas de concreto de los edificios, lesiones por carbonatación en superficies y elementos estructurales, corrosión y oxidación del refuerzo metálico. 

Los techos a punto de colapsar o en situación de emergencia: Facultad Agronomía en su Campus de Maracay y varias estaciones experimentales, Arquitectura en Barquisimeto, Ciencias, Ciencias Económicas y Sociales, Ciencias Jurídicas y Políticas, Ciencias Veterinarias en Maracay y estaciones experimentales, Humanidades y Educación, Ingeniería, Medicina y Odontología. 

El 17 de junio el techo del pasillo de Tierra de Nadie colapsó. Frente a la estructura caída, Trompiz ordenó a miembros de su equipo la revisión de todos los techos y caminerías de la UCV, la gestión estaría a cargo de la Misión Venezuela Bella o el Ministerio de Obras Públicas. “Yo no quiero que se caiga un techito más”, dijo Trompiz. 

Lee también
Lo más reciente del 9 de septiembre de 2020

Los decanos señalan que la falta de protección de las edificaciones a la intemperie “es producto de la no asignación de un presupuesto adecuado”, que desde 2009 no permite hacer el mantenimiento y atender la infraestructura.  Para 2020, del presupuesto ley, la cuota asignada fue 9,8 % de lo solicitado.

En agosto de 2019, se lee en el documento, el Ministerio de Educación Universitaria dijo que atendería tres prioridades en infraestructura a través de la Misión Universidad Bella. Para entonces los decanos comunicaron que la prioridad era la impermeabilización de los techos. 

Enviaron empresas para levantar los cómputos y presupuesto de obra. Sin que hasta la fecha se haya hecho efectivo la asignación de recursos o contratación de empresa para realizar los trabajos bajo la supervisión técnica de la UCV, escriben los decanos. 

En el documento los decanos exigen la atención inmediata: “Bien sean asignando recursos a la UCV (…) o enviando a empresas especializadas en trabajos de impermeabilización». 

Foto referencial: Tairy Gamboa


Participa en la conversación