Wilson Espinoza, presidente del partido Evolución, una de las seis organizaciones políticas indígenas nacionales reconocidas por el CNE, negó además la versión ofrecida por el rector Rafael Simón Jiménez que asegura que estas agrupaciones no protestaron por la asignación de solo tres diputados para representar a sus comunidades.

Caracas. Hace una semana el Consejo Nacional Electoral (CNE) hizo una serie de cambios a la forma en que se elegían a los diputados indígenas a la Asamblea Nacional que, de facto, eliminan el voto directo, universal y secreto para este grupo de la población. Estos cambios, contrario a lo señalado por el rector Rafael Simón Jiménez, no habrían sido consultados a estas comunidades, así lo señala el presidente de uno de los seis partidos indígenas nacionales reconocidos por el órgano comicial.

Wilson Espinoza, presidente de Evolución, rechazó de plano las afirmaciones hechas por Jiménez y, de hecho, lo retó a que publicara la lista de organizaciones con las que se había reunido el CNE y que, de acuerdo con la versión del rector electoral, habían apoyado el cambio a la forma de votación. “Emplazo al CNE a que presente la lista y los nombres de cuáles fueron las organizaciones indígenas de las organizaciones que ellos supuestamente consultaron”, añadió.

“Eso es totalmente falso. Incluso me extraña la posición del rector Rafael Simón Jiménez, porque yo estuve la semana pasada en Caracas y me reuní con él. Le hicimos la exposición del asunto y lo que me demostró es que él ni siquiera se había leído por completo esa reglamentación”, declaró.

Como muestra de las irregularidades hechas en el proceso que llevó a la eliminación del voto directo para las comunidades indígenas, Espinoza detalla que la normativa, publicada el 24 de julio, dice que la misma fue acordada el 30 de junio, es decir un día después de que se venciera el plazo para que los partidos presentaran sus propuestas de cara a las elecciones del 6-D.

El 29 cerró el plazo para presentar las propuestas y entonces la normativa dice que fue aprobada el 30. ¿Me están queriendo decir que entonces el CNE no durmió entre el 29 y el 30 para debatir las propuestas que hicimos?, se preguntó el dirigente indígena.

De igual forma, Espinoza rechazó la versión dada por Jiménez en la que, según él, las organizaciones indígenas ni siquiera protestaron por la cantidad de diputados que elegirían.

Lee también
Entre cambios y nuevos votantes el CNE registró 808.522 trámites durante jornada especial del RE

Nosotros en el período del 26 al 29 de junio consignamos una carta, también lo hicieron otras organizaciones indígenas, pero hablo solo por Evolución. Nosotros claro que protestamos que solo se escojan tres diputados, de hecho, propusimos que se escogieran uno por cada estado en los que hacen vida las comunidades indígenas y dos para Zulia, también la creación de circunscripciones indígenas y que se nos restituya el derecho de votar para elegir el representante al Parlatino”, comentó.

Estos cambios que abandonan el sufragio directo y secreto en las comunidades indígenas para reemplazarlo por un sistema de votación en segundo grado en el que se eligen voceros y son estos los que votar para escoger diputados, Espinoza los calificó como un despojo de los derechos indígenas, algo que va en contra de la propia Constitución.

“Es un despojo. Si los derechos son progresivos, y hay miles de hermanos indígenas que han ejercido su derecho al voto normal, ¿cómo es que ahora los van a llevar a una votación en segundo grado?”, cuestionó el dirigente.

Para el presidente de Evolución ni siquiera tiene sentido el argumento esgrimido por el CNE de que se trata de un cambio hecho para intentar hacer “respetar las costumbres” de las poblaciones indígenas.

“Lo que está en la mente de los indígenas es el método que nos sembraron desde un principio y ahora resulta que inventaron este sistema de asambleas. La verdad es que hay métodos muy distintos en todas las comunidades, algunas sí tienen las asambleas, hay otras que se rigen por los consejos de ancianos, hay otros sistemas donde hay caciquismo”, explicó.

Lee también
Sala Constitucional del TSJ ignora la ley y designa a Leonardo Morales como nuevo rector del CNE

Espinoza señala que es irreal pensar en un sistema en el que van a reunir a las personas en asambleas, en una situación como la de la pandemia, en la que existen tantas limitantes al tránsito. Para él, simplemente, no es factible.

“El propio presidente sale todos los días hablando de las limitantes de tránsito en el país, ahora el CNE está promoviendo unas 3000 asambleas. ¿Cómo se va a mover la gente? No tiene sentido”, dijo.

Finalmente, Espinoza hizo un llamado a todos los dirigentes indígenas a oponerse a esta medida, la cual califica como un intento de acabar con las comunidades indígenas del país.

Aprovechamos para hacer el llamado a todos los caciques, a los jefes de sus comunidades y a los hermanos y hermanas que han registrado comunidades indígenas. Si permitimos esto vamos a la extinción, van a acabar con nosotros, concluyó.


Participa en la conversación