El precio de la divisa estadounidense en el mercado negro supera por 32,97 % el del BCV. El economista Asdrúbal Oliveros explica que en el contexto actual no sorprende el alza. «No hay razones para que no suba. La estabilidad es la excepción», dice.

Caracas. Desde finales de enero la tasa del dólar paralelo y el oficial se alcanzaron por primera vez. Hasta la semana pasada ambos se mantenían alrededor de los 7000 bolívares, sin embargo, este miércoles la cotización en el mercado negro se disparó al rozar los 10.000 bolívares.

Este viernes 19 de julio el mercado abría de la siguiente manera: el paralelo en Bs. 9941,10 y el oficial que fija el Banco Central de Venezuela (BCV) en 7475,74. El mercado negro lleva una diferencia de Bs. 2465,36, lo que equivale a 32,97 %. Inclusive la tasa paralela rompió el techo de los Bs. 10.000,00.

El economista y sociodirector de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, explica en su cuenta Twitter que en el contexto actual no sorprende el alza del dólar negro. «No hay razones para que no suba. La estabilidad es la excepción».

Oliveros señala que en los últimos días subió la ejecución de gasto público, lo que genera un flujo de liquidez momentáneo en bolívares. En ese sentido, afirma que motivado al entorno actual esto se traduce en presión al alza del tipo de cambio.

«De esta forma el tipo de cambio alcanza un nuevo hito, pero todavía con mucho margen para depreciarse en el mediano plazo, dado que los desequilibrios de la economía no se han resuelto. Esta presión del tipo de cambio tendrá incidencia vía el pass through en los precios y juega en contra de la estrategia de mantener a raya la tasa de inflación», advirtió.

Lee también
Dólar paralelo superó los 400.000 bolívares este 23 de septiembre

El pass-through se refiere al impacto que puede tener la nueva tasa del dólar paralelo en la subida de precios de los bienes y servicios. Desde principio de año el BCV llevó al máximo el encaje legal a 100 %, lo que ha generado según los analistas, mayor contracción a la economía, que de acuerdo con Ecoanalítica caerá 36 % este 2019.

La restricción que tiene la banca para otorgar créditos es un política que adoptaron las autoridades para frenar el ritmo de la hiperinflación que atraviesa el país desde finales de 2017. Además, la recesión ha tenido un profundo impacto en el consumo de la población, una de las razones por la que los artículos han subido de precio a un ritmo menor. Menos bolívares en circulación, menos poder adquisitivo y los productos se quedan en los anaqueles.


Participa en la conversación