El balompié es la segunda disciplina que reanudó su actividad en medio de la cuarentena con periodos de flexibilización por el coronavirus. La Superliga de baloncesto está lista para saltar al tabloncillo, mientras que la LVBP guarda silencio.

Caracas. El fútbol ya completó su primera fecha. Y es que después de siete meses el balón comenzó a rodar en Venezuela.

El balompié es el segundo deporte profesional que reanudó su actividad en medio de la cuarentena con periodos de flexibilización por el coronavirus. El hipismo retomó los programas de carreras semanales desde el 21 de junio en el capitalino hipódromo La Rinconada.

En el ámbito suramericano, la venezolana es la octava liga que vuelve a la cancha, siendo Paraguay y Brasil las primeras en regresar a la acción en julio. Argentina y Bolivia todavía no han puesto en marcha sus campeonatos.

El torneo criollo se disputa a puerta cerrada en Carabobo y Barinas con 17 oncenas divididas en dos grupos de nueve y ocho escuadras. Esta semana el Grupo A que juega en Valencia y Puerto Cabello fue el primero en saltar al terreno. La próxima semana toca el turno a la otra llave, dónde está el Caracas FC, actual campeón y favorito a retener la corona.

El formato liguero consiste en dos partidos contra cada escuadra para totalizar 16 encuentros en el Grupo A y 14 en el Grupo B. Los campeones de cada zona disputarán el título y asegurarán un cupo en la fase de grupos de la Copa Libertadores 2021. Los segundos deberán definir ubicación en el mismo torneo continental y los terceros irán, en un principio, a la Copa Sudamericana del año que viene.

El básquet a fin de mes

El tercer deporte que regresará será el baloncesto con la nueva Superliga, que se disputará sin público en la isla de Margarita entre el 31 de octubre y el 25 de noviembre.

El nuevo campeonato reúne a 13 quintetos ante la deserción de Cocodrilos, Trotamundos y Guaros. El formato consiste en un todos contra todos en la primera ronda a una vuelta (12 partidos) y los ocho primeros clasifican a la segunda ronda.

¿Y el béisbol?

Mientras el fútbol ya arrancó y el baloncesto está listo para iniciar, la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) no se ha pronunciado todavía sobre la realización de la temporada 2020-2021.

La precaria situación económica de los equipos, la creación de un protocolo sanitario y el veto de la OFAC y la MLB sobre Tigres y Magallanes son los principales temas pendientes del circuito para saltar al campo de juego.

En un principio, la zafra daría la voz de play ball entre el 15 y el 30 de noviembre y se jugaría en dos o tres sedes, siendo Caracas y Maracay las ciudades con más posibilidades de albergar los partidos.

La reciente visita de representantes de la MLB para inspeccionar escenarios del país hace pensar que sí habrá campeonato. A falta de la oficialización, ya varios peloteros criollos recibieron el permiso para reforzar otras novenas del Caribe mientras se concreta la fecha de saltar al campo.

Foto principal: Prensa Yaracuyanos

Lea también:

Caracas FC ganó dentro y fuera de la cancha en la Libertadores


Participa en la conversación