Siete familias damnificadas por distintos incendios esperan vivienda en Cumaná

incendios

Habitantes de las comunidades El Valle y Villa Francisco de Miranda, en la capital sucrense, esperan que las autoridades competentes honren los compromisos adquiridos de reconstruir los espacios perdidos tras los incendios.

Cumaná. Las instalaciones eléctricas ejecutadas en espacios improvisados para el desarrollo habitacional por falta de viviendas para garantizar la calidad de vida de la población, ha sido el detonante para el registro de incendios en distintas comunidades de Cumaná.

En el último de los sucesos siete familias resultaron damnificadas, cuatro habitantes de la comunidad de El Valle y tres de Villa Francisco de Miranda, quienes realizaron llamados de atención a las autoridades competentes para que les garanticen un techo.

Todos los afectados se mudaron de los espacios que resultaron con pérdidas totales a raíz de los incendios y viven en condición de «arrimados», en casas de sus vecinos o familiares.

Johelis Enríquez, es una de las afectadas del incendio ocurrido en el sector El Valle el pasado 26 de abril, y que fue provocado por un cortocircuito. Enríquez duerme junto a su pareja y sus hijos en el piso del lugar que comparte con otras 14 personas, y del cual ya le han pedido desalojar. 

Queremos que el gobernador Gilberto Pinto y Héctor Ancheta del Ministerio de Vivienda,  cumplan el compromiso de ayudarnos a hacer las viviendas. Que no sean solo fotos y promesas», dijo en medio del malestar que le producen los conflictos de la convivencia diaria.

Marianny Carvajal también quiere una solución a sus necesidades. Asegura que cada vez que solicita información en las instituciones competentes, la llaman «fastidiosa».

Incendios
La instalaciones eléctricas improvisadas en las casas rudimentarias han propiciado los incendios. Foto: Cortesía

Pedimos que se aboquen y nos den respuestas concretas porque si no vamos a tomar otras acciones de protesta. Necesitamos vivienda digna, no promesas, juegan con los sentimientos de nuestros hijos», apuntó.

Sin recursos

Otro es el caso de Villa Francisco de Miranda, el día 28 de junio, un cortocircuito producido en una cocina eléctrica, también provocó el incendio que afectó tres familias.

«Fuimos a la Corporación de Vivienda del estado Sucre (Corvisucre), aunque no nos ofrecieron hacer viviendas pero sí unas habitaciones y ellos tienen el croquis del proyecto pero no cuentan con los recursos, esperan respuesta por medio de la Alcaldía y la Gobernación, pero no nos han llamado», detalló Leidisbel Perdomo.   

Ella también es madre soltera que vive en condición de «arrimada», junto a su hija y ya no quiere pasar más incomodidades. Ambos casos cuentan con el informe técnico del Cuerpo de Bomberos de Cumaná y los afectados esperan que haya voluntad política que les garantice un techo. 

En el más reciente informe de la Fundación de Derechos Humanos Incide, detalla que en siete años (2015-2022) de Emergencia Humanitaria Compleja (EHC) en el estado Sucre, 18,5% de la población ha caído en pobreza. 

En consecuencia se ha generado 95,5% de pobreza general en el estado, y 91,6% en el Municipio Sucre, mientras que 86,9% de la población de la entidad está en pobreza extrema, frente al 83,1% de la población del Municipio capital.


Participa en la conversación