En Cumaná trabajadores de la salud reclaman servicio de transporte para cumplir con turnos de guardia

focos de contagio

Un sinfín de dificultades deben sortear los trabajadores de la salud para llegar a sus puestos de trabajo. Representantes del gobierno regional se comprometieron a buscar soluciones a las demandas de los trabajadores, pero la semana pasada culminó y no cumplieron con lo acordado. En lugar de honrar los compromisos surgió la presunta amenaza de despido para quienes organizaron la protesta para exigir soluciones a las autoridades sanitarias del estado.

Cumaná. Cumplir con los turnos de guardia en el Hospital Universitario Antonio Patricio de Alcalá (Huapa), principal centro de salud de Cumaná, capital del estado Sucre, se ha convertido en un verdadero sacrificio para médicos, enfermeras y demás trabajadores del sector salud, que a diario deben sortear un sinfín de dificultades para cubrir los horarios de atención de los pacientes recluidos.

Así lo manifestaron los trabajadores, que la semana pasada protagonizaron una protesta a la puerta de las oficinas de los directivos del Huapa para reclamar solución a una serie de demandas que hasta ahora no han sido satisfechas.

turnos de guardia
La protesta llegó a las puertas de la dirección del Huapa. Foto: Cortesía.

El tema del abastecimiento de combustible para el personal médico hace mella en la paciencia de muchos galenos del centro asistencial, que ya a estas alturas de la crisis humanitaria desistieron de permanecer en largas colas para llenar el tanque de sus vehículos.

A mí, hasta que no me echen gasolina no vengo más al hospital. No tengo manera de cumplir con mis guardias”, dijo una doctora en medio de la protesta.

La doctora, que prefiere reservar su identidad, manifestó que: “Protestar y exigir el derecho, que como sector priorizado nos corresponde, para poder cumplir con nuestro trabajo en medio de esta pandemia pareciera que es un delito. Cómo es posible que habiendo una lista que coordina Fundasalud para el abastecimiento de combustible del personal médico, existan funcionarios de la GNB que violen los acuerdos y decidan a quien le echan gasolina y a quien no”.

Lee también
Falleció paciente renal en Aragua por no contar con transporte para acudir a las diálisis

Por su parte, para Maritza Rodríguez, trabajadora administrativa del Huapa, llegar al hospital es un verdadero dilema.

Contó que pese a que vive cerca y no gasta en pasaje público porque puede llegar a pie al hospital, igual se expone a la inseguridad de la zona porque debe caminar un buen trecho por calles desiertas.

Sin embargo, en muchas ocasiones Maritza debe auxiliar a su hermana, que también trabaja en el hospital y debe cumplir con guardias nocturnas, porque después de que termina su labor no hay quien la lleve a casa.

Ya a las 8:00 p. m. no hay transporte público, además por la hora los taxis son más caros y piden el pago en efectivo; no hay manera de retornar a su casa”.

La protesta sigue

El personal de salud tiene rato elevando su voz ante las condiciones en las que se encuentran los diferentes centros de salud, desde ambulatorios, CDI y hasta los hospitales.

No sólo es la falta de insumos y equipos de bioseguridad para todo el personal que labora en las diferentes áreas de los centros de salud; son fallas en el suministro de agua, problemas con el servicio eléctrico, filtraciones en las estructuras, equipos de servicios médicos dañados y hoy se suma la falta de coordinación entre las autoridades para atender el grave problema del transporte para el traslado del personal.

Entre los trabajadores del Huapa se cuestiona que los autobuses del TranSucre y otras unidades adscritas a la gobernación del estado prestan el servicio a las empresas del sector privado para el traslado de su personal “porque les pagan”.

Ante esa situación, una pregunta era recurrente entre los que protestaban: “¿Por qué esas unidades de TranSucre no las disponen para el transporte del personal de salud que no cuentan con los medios ni los recursos para trasladarse a los centros de salud donde prestan sus servicios?”.

Lee también
En El Cercado en Barquisimeto las fallas de los servicios públicos son un dolor de cabeza

La representante gremial del Colegio de Enfermeros del estado Sucre, Milagros Coronado, insistió en la urgencia de mejorar las condiciones salariales del personal de Enfermería.

Coronado advirtió que el Gobierno dispuso vía carnet de la Patria un bono para el personal de salud, “pero solo lo pagó a una minoría, porque el grueso del personal está en los hospitales”.

Agregó que se calculó un monto para los médicos de 5,4 millones de bolívares; para el sector de enfermería 3,8 millones de bolívares y para el resto del equipo de salud 1,8 millones de bolívares. “Pero eso fue un pago único con el que se benefició a unos pocos”.

Los trabajadores del hospital denunciaron que culminó la semana pasada y las autoridades no cumplieron con lo acordado.

En cuanto, al punto álgido de la protesta, el servicio de transporte, mostraron su desacuerdo con la solución propuesta. “Se pretende prestar apoyo al personal que termina su guardia en el lapso de 7:00 a 8:00 p. m. y no al que debe ingresar para tomar esa guardia hasta que amanezca” acotó uno de los representantes sindicales.

No tiene sentido llevar a su casa al personal que deja su guardia y no recoger al que tiene que incorporarse hasta el otro día”.

Las promesas

Entretanto, los representantes gremiales aseguraron que la secretaria de gobierno del estado Sucre, Karelis Sánchez, se comprometió a tratar de otorgar un incentivo tipo bolsa Clap para el personal.

Sánchez argumentó que el gobierno regional estudiará la posibilidad con el mercado municipal para buscar una solución al aporte de alimentos; asimismo, aseguró que buscarán ampliar el bono de salud vía carnet de la Patria a todo el personal que labora en hospitales y demás centros, para lo cual adelantó que ya enviaron la nómina y están gestionando a ver qué logran. En el ínterin, les recordó a los manifestantes que los equipos de protección son muy costosos y solo están disponibles para UCI COVID-19.

Lee también
Falleció paciente renal en Aragua por no contar con transporte para acudir a las diálisis
Alerta de diputados

La diputada a la Asamblea Nacional por Sucre, Milagros Paz, denunció este jueves las malas condiciones laborales de médicos y enfermeras, la falta de dotación de insumos de bioseguridad y la situación crítica que atraviesan los hospitales en el estado Sucre.

Alertó del colapso del Hospital de Cumaná. “El Huapa aún continúa sin emergencia y depende de cisternas para abastecerse de agua; mientras que el Santos Aníbal Dominicci de Carúpano cuenta con 16 camas en el área de aislamiento y dos UCI con dos ventiladores en funcionamiento parcial y falta de aire presurizado”.

Aseguró que junto con el CDI Simón Bolívar de Carúpano suman cinco los cupos de terapia intensiva para todo el municipio Bermúdez.

Para la parlamentaria, es inaceptable la situación crítica que atraviesa hoy el personal de salud. “Están trabajando con las uñas para salvar vidas durante la pandemia y expuestos al contagio: sin protección, agua ni desinfectantes”.

Nuestros hospitales en Cumaná y Carúpano están colapsados y la red ambulatoria está por el suelo”, advirtió.

Paz indicó que la falta de gasolina en la entidad y de dinero en efectivo ha obligado a los trabajadores a caminar largas distancias para poder llegar a sus puestos laborales, donde reciben malos salarios, maltratos y persecución por denunciar los atropellos y malas condiciones.

En la mira por protestar

Un grupo de trabajadores contactó a Crónica.Uno para alertar sobre la presunta orden de despido para quienes organizaron la protesta de personal en el hospital de Cumaná.

Advirtieron que entre quienes laboran en el Huapa corre el rumor de la posibilidad de que voten a tres de los trabajadores que organizaron la manifestación ante las autoridades de salud del estado.


Participa en la conversación