El mes pasado la empresa india Reliance envió casi 95.000 barriles diarios de diésel a Venezuela, un aumento de 18,75 % comparado con septiembre, pues los envíos, que incluyeron otras dos empresas, fueron de 80.000 barriles diarios.

Caracas. El mayor dolor de cabeza de los venezolanos no es el diésel sino la gasolina. Las colas extenuantes que ha hecho la población durante el año son el reflejo de la escasez. En una bomba en Caracas este martes los conductores se abastecían sin mayores obstáculos y las reservas de diésel que almacenó Petróleos de Venezuela (Pdvsa) este 2020 sugieren que tendrá disponibilidad para los próximos meses. 

Una fuente ligada al sector, quien prefirió mantenerse en anonimato, dijo en entrevista a Crónica.Uno que en octubre la empresa india Reliance envió casi 95.000 barriles diarios de diésel a Venezuela, un aumento de 18,75 % comparado con el mes anterior, pues en septiembre los envíos fueron de 80.000 barriles diarios (bd). 

La carga de diésel que enviaron la española Repsol, la italiana Eni y en mayor cantidad Reliance sumaron 60.000 barriles diarios en agosto y 80.000 bd en septiembre. En octubre solo Reliance mantuvo los pedidos. 

Pero la nación no necesita tanto diésel o también llamado gasoil. Cifras no divulgadas por Pdvsa registraban que en promedio el consumo total de ese combustible, entre transporte público, plantas eléctricas y las industrias, era de unos 27.000 barriles diarios en 2019. Las restricciones de movilidad y de actividad por la pandemia probablemente hicieron que el consumo bajara este 2020.

El encargado de una estación de servicio ubicada en la avenida San Martín expresó este martes que “el gasoil nunca falta” y que allí tanto ese producto como la gasolina es gratuita, pues quienes van a abastecerse son del sector transporte, subsidiado desde junio. “Las colas nunca bajan porque es transporte público, misiones, Metro de Caracas y todos los carros que son referenciados por la Zodi”, agregó.

Foto: Tairy Gamboa

Las refinerías no operan al máximo de su capacidad, sin embargo, entre enero y septiembre de este año en Amuay se produjeron 21.000 barriles diarios de diésel y en Cardón 13.000 bd, asegura la fuente. Además de la producción local está lo que entró por las importaciones a través de acuerdos respetados por EE. UU., pues Reliance, al igual que Repsol y Eni, tienen un convenio con Pdvsa de llevarse crudo y el repago es con diésel. Hasta ahora el mayor suplidor de diésel que tiene Venezuela es Reliance.

La mayoría de las bombas que expenden gasolina lucían colas este martes, pero no tan largas como las de abril y mayo, cuando empeoró la escasez. Un hombre que manejaba un transporte de pasajeros esperaba para abastecerse en una bomba de La Bandera que despacha gasoil. Dijo que llevaba unos 30 minutos en cola. “El gasoil no está fuerte, pero la gasolina sí está fea”, apuntó.

El 30 de octubre, Elliot Abrams, representante especial del Departamento de Estado de EE. UU. para Irán y Venezuela, indicó que para aumentar la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro, bloquearían los canjes de diésel por crudo que se habían permitido hasta ese mes, pero Reliance sigue mandando diésel a Venezuela, asegura la fuente con conocimiento de la operación, que agregó que hay al menos dos tanqueros en camino. No obstante, señaló que a partir de los resultados de las elecciones en EE. UU. habría que ver qué pasará con estas operaciones.

“Estas empresas como Reliance han estado en contacto con las autoridades estadounidenses, pues las sanciones se aplican a empresas americanas, pero existen otras sanciones secundarias como las que les fueron aplicadas a Rosneft. Estados Unidos se cuida de aplicar estas sanciones y por eso trata de mantener las conversaciones, además hay muchos intereses”, explica la fuente.

En enero de 2019 Estados Unidos sancionó el petróleo venezolano, desde entonces las empresas son más cuidadosas al hacer negocios con la nación, sin embargo, hasta ahora los envíos de diésel se mantienen, así como ciertas operaciones que autoriza el Departamento del Tesoro. Irán —también sancionado— es uno de los países que este año ha enviado gasolina al país.

Foto principal: Tairy Gamboa

Lee también
Avanzan las transacciones en divisas: 67% paga con dólares y otras monedas

Participa en la conversación