Expertos vaticinan lucha en la oposición, ligera recuperación económica y más desigualdad en el 2022

2022

La UCAB llevó a cabo su evento Prospectivas 2022 en el que un grupo de expertos de diversas áreas asomaron cuáles serían los posibles escenarios para la primera mitad del año 2022 en política, economía y en lo social.

Caracas. Este jueves, la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) llevó a cabo su evento Prospectivas 2022 en el que un grupo de expertos predicen los distintos escenarios para el país, los cuales incluyen una lucha interna en la oposición por el liderazgo, una ligera recuperación en la economía y el aumento de desigualdad entre la sociedad venezolana.

En el análisis económico, Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, señaló que 2022 será un año que estará marcado en buena medida por la lucha entre la oposición venezolana por definir el liderazgo, con dos sectores claramente divididos.

Alarcón explicó que parte de la división opositora se debe en buena medida a una “estrategia del régimen de dividir para gobernar la cual ejecutó a través del clientelismo competitivo con algunos sectores opositores”, de acuerdo con el analista esto se reflejó en las elecciones del pasado 21-N en las que se apreció no solo una mayor abstención sino también una mayor dispersión del voto opositor.

El escenario generó una fractura dentro del G4 y puede que esta situación termine sincerándose en el 2022, cuando se podría dar una lucha por el liderazgo opositor, ese espacio que ha ocupado Guaidó desde el 2019. Esta lucha podría inclusive generar la aparición de un outsider de la política que asuma ese rol, dijo.

Alarcón detalló que existe un escenario de “todos contra todos en la oposición” en el cual el punto de equilibrio es la no cooperación entre opositores lo que vaticina un reordenamiento de los partidos en dos bloques: el confrontacional y el moderado.

“La oposición más confrontacional está presentada por Voluntad Popular, un ala de Copei, La Causa R, Encuentro Ciudadano y queda duda sobre qué posición asumirían Acción Democrática y Primero Justicia cuando sabemos que a ningún partido le han devuelto la tarjeta y sabemos que hay actores que tienen posiciones opuestas en cuanto a lo que se debe hacer”, dijo.

Con respecto a los “moderados”, dijo que este sector está integrado por la Alianza Democrática, Un Nuevo Tiempo, la Acción Democrática de Bernabé Gutiérrez, y quizá, Primero Justicia, esto si se tiene en cuenta que a su juicio: “Henrique Capriles se inclina a la tesis moderada”.

Alarcón dijo que en 2022 un evento importante será un posible referendo revocatorio el cual para  podría terminar de demarcar la diferencia entre los distintos actores opositores en el país.

Aún en el peor de los escenarios el revocatorio va a tener mucho apoyo y esto hace imposible para los factores de oposición el no colocarse en uno u otro lado de la cancha. Tendremos una oposición que lo va a impulsar, posiblemente conformada por los factores confrontacionales y vamos a tener otra más moderada que va a querer esperar al 2024 para no romper su línea de voz con el gobierno, explicó.

Alarcón también se refirió a lo que será el esfuerzo de movilización por parte de la oposición en el 2022 y dijo que en la última medición que realizaron, al menos  40% de la población se mostraba a favor de manifestarse, una cifra que calificó de “muy alta” al considerar que para el 2017 este número era de 15%.

Sobre un escenario de posibles protestas, comentó que será muy importante el papel de las Fuerzas Armadas, pues en la actualidad cree que si bien este sector tiene costos muy altos para dejar de apoyar al gobierno de Nicolás Maduro, también los tiene para ejecutar actos de represión como en 2017, esto gracias a procesos como el que adelanta la Corte Penal Internacional.

gobierno, oposición
Benigno Alarcon. Foto: Luis Morillo

El revocatorio con varias amenazas latentes

Nélida Sánchez, coordinadora de Formación y Contraloría Electoral de Súmate, analizó durante el evento de Prospectivas 2022 lo que sería un posible escenario en el que se trate de convocar a un referendo revocatorio para sacar a Nicolás Maduro de la presidencia de la República y dijo que si bien este evento podría ser una oportunidad, también sería uno que enfrentaría diversas amenazas.

Sánchez dijo que es muy probable que algún grupo opositor solicite el revocatorio para  2022 dados los altos niveles de rechazo del gobierno de Maduro, pero alertó que es posible que este grupo no cuente con el apoyo de la oposición en pleno y que quizá, no tenga la fuerza para presionar por su realización.

Pese a esto, calificó al revocatorio de “una oportunidad para movilizar a la mayoría de la población” y para medir el compromiso del chavismo con la apertura de la vía electoral.

Sin embargo, alertó sobre una serie de amenazas en contra del revocatorio, destacó el uso de los poderes del Estado pare frenarlo y recordó que en  2016 se intentó hacer un revocatorio y que este fue frenado. “Esto pudiera repetirse nuevamente dada la inseguridad jurídica en torno al revocatorio por la ausencia de una ley de referendo”, dijo.

En caso de que el referendo se lleve a cabo y que no se logre alcanzar la cifra para revocar a Maduro, Sánchez manifestó que esto podría repercutir negativamente en la oposición venezolana la cual además de verse debilitada podría consolidar su fraccionamiento.

Foto: Adolfo Acosta
Una ligera recuperación económica que no alcanzará

Luis Arturo Bárcenas, economista Jefe de Ecoanalítica y magíster en Economía, afirmó que para  2022 se puede esperar una ligera recuperación de la economía, impulsada en gran medida por la dolarización de facto que vive el país.

Bárcenas dijo que la circulación de dólares en el país ha llevado a un ligero “equilibrio” en los precios, aunque este no es absoluto y señaló que por este motivo el valor del dólar se podría ver afectado, algo que se reflejaría al momento de comprar productos. “Creemos que este 2022 el valor del dólar se perderá en 50%, o mejor dicho que aquello que costaba antes 100 dólares ahora va a costar 150”.

Señaló que las transacciones en dólares en Venezuela “parecen haber llegado a su máximo” algo que atribuye a la persistencia del gobierno en mantener el bolívar en circulación, a la limitada recepción de divisas debido a la pandemia y a que, al tratarse de una dolarización informal, todavía existen muchos inconvenientes al momento de cancelar con la moneda estadounidense. No obstante, es precisamente el dólar el que impulsará la economía a un ligero crecimiento.

Para 2022 estimamos una marcada expansión de la actividad económica, cerca de 7%, esto va de la mano de casi  8% de la recuperación del sector petrolero y un sector no petrolero que crecerá cerca de  6,7%, afirmó.

Bárcenas sí alertó que es importante tener las expectativas en su lugar y que la gente debe considerar que “comparar  6% de mejoría contra una contracción de 80% como la que se registró desde el 2014 es como comparar a David con Goliat”.

Referente a la inflación de 2022, Bárcenas dijo que es muy probable que veamos el fin del proceso hiperinflacionario que comenzó a gestarse en el 2017 y que seguramente alcanzaremos una inflación mensual de por lo menos 10%, algo que calificó de “una buena noticia”, a pesar de que al compararse con vecinos regionales seguimos teniendo mensualmente el doble de inflación que ellos alcanzan en un año.

Referente a las remesas que entran al país como consecuencia del éxodo de venezolanos, el economista indicó que posiblemente crezcan, pero que se tratará de un nivel muy bajo todavía comparada al alto histórico que se registró antes de la pandemia de COVID-19. “Seguramente tendremos que esperar hasta 2024 para encontrar un ingreso de remesas similar al que tuvimos antes del 2019”.

Luis Arturo Bárcenas. Foto: cortesía Venezuela Empresarial
Una sociedad más desigual y más propensa a la delincuencia

Para el año 2022, Roberto Briceño-León, sociólogo y director del Laboratorio de Ciencias Sociales, LACSO y del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), aseveró que podemos esperar una sociedad más desigual en la que se mantendrá “la peligrosa tendencia en torno a la fragmentación social”.

Destacó que con el alto de la caída económica se ha logrado una “leve recuperación gracias a la dolarización de los salarios”, pero alertó de la dualidad que esto pueda tener en el país.

Se van a ver dos sectores sociales distintos: el sector público con un ingreso de 5 o 10 dólares al mes y el sector privado que empieza a tener ingresos de 70 o 90 dólares mensuales en cuanto a los niveles medios, comentó.

Briceño-León dijo que  debido a la dolarización del país va a aumentar el delito pues aumentan de esta forma las oportunidades para delincuentes. También advirtió que se espera el regreso de fenómeno de las microbandas de delincuencia.

Pensamos que con la dolarización se va a aumentar el delito porque aumentan las oportunidades, pues el hecho de que las personas reciban dólares, significa que son atractivos para el delito y el crimen. Reaparecen los robos en transporte público y se incrementan los secuestros, vaticinó.

De igual forma, señaló que se espera que la crisis de los servicios públicos se mantenga y por ende la privatización de los mismos, esto es el fenómeno en el que las personas se ven obligadas a pagar directamente a empleados de algún servicio para encontrar los repuestos y solventar un problema.

Agregó que no todos van a ser capaces de hacer esto y un ejemplo puede verse en la telefonía que ha venido aumentando a la par de los precios, lo cual eventualmente llevará a que algún sector no va a poder pagarlo y quedará eventualmente sin acceso a este servicio.

Roberto Briceño León. Foto: Luis Miguel Cáceres / Crónica.Uno

Participa en la conversación