Fallas de distribución obligan a hacer largos recorridos para obtener gas en Anzoátegui

Hasta cinco kilómetros deben caminar algunos residentes de la zona norte del estado para llegar a los llenaderos donde pueden obtener el combustible. Consumidores instaron a los organismos responsables a supervisar las empresas distribuidoras ante el aumento frecuente de precios. Barcelona. A diferencia de otros estados del país donde escasea el gas doméstico, a Anzoátegui …   leer mas

1338
1338
Fallas de distribución de gas doméstico

Hasta cinco kilómetros deben caminar algunos residentes de la zona norte del estado para llegar a los llenaderos donde pueden obtener el combustible. Consumidores instaron a los organismos responsables a supervisar las empresas distribuidoras ante el aumento frecuente de precios.

Barcelona. A diferencia de otros estados del país donde escasea el gas doméstico, a Anzoátegui el producto llega con regularidad pero las fallas de distribución obligan a los consumidores a acudir a los llenaderos a comprar las bombonas.

Así ocurre con Yudith Freites, quien tiene que caminar una vez al mes poco más de cinco kilómetros desde el barrio Molorca, ubicado en la avenida Intercomunal sentido Puerto La Cruz-Barcelona, hasta la planta de gas de la empresa privada Tigasco para comprar una bombona de 10 kilos y poder preparar el alimento de sus tres hijos.

“Allá en el barrio no llega con tanta frecuencia el camión del gas y cuando llega esta bombona de 10 kilos la venden en 6.000 bolívares. Prefiero caminar y comprarla directamente en la empresa en 3.500. El problema es que ellos dicen que no tienen camiones para distribuir las bombonas y uno tiene que venir aquí y comprar”, dijo.

Mientras esperaba a una persona que le haría el favor de llevarlo desde la planta de llenado hasta su casa en el sector Campo Alegre de Puerto La Cruz, el mototaxista Juan Barreto relató al equipo de Crónica.Uno las vicisitudes que pasa para conseguir gas en su comunidad.

“Escasez como tal no hay porque uno se mueve y consigue, pero el servicio de distribución sí es pésimo porque en el único negocio donde venden gas dejan pocas bombonas y de paso solo aceptan efectivo y así se nos hace difícil comprar. Hoy puedo porque mi compadre me está ayudando, pero a veces tengo que pagar una carrera para venir a comprar. El servicio ha desmejorado porque antes tanto a Campo Alegre como al otro sector que me queda cerca, El Junquito, llegaba el gas y ahora no lo distribuyen por allá”, dijo.

Aunque sostiene que se puede conseguir a un precio más accesible que en las ventas ambulantes, Lisbeth Obando refirió que algún organismo debería meterle el ojo a las empresas de ventas de gas porque a cada rato aumentan los precios.

Obando indicó que a principios de mayo pagó 8.000 bolívares por dos bombonas de 18 kilos, pero hoy acudió a la recarga y le cobraron 14.000 bolívares.

“Me dijeron que aprovechara hoy porque mañana amanecían con un nuevo precio. Yo no sé qué pasó con esta gente porque uno antes llamaba y te llevaban el gas hasta tu casa, ahora tengo que venir todos los meses. Donde vivo hubo un intento de instalar gas directo por parte de Pdvsa, pero eso quedó en solo las intenciones, aunque alguien se llenó porque rompieron, instalaron la tubería pero hasta allí llegó”.

Puerto Gas es otra de las empresas que comercia el combustible al público en la zona norte de la entidad. Un trabajador de la empresa, que pidió no ser identificado, refirió que las únicas fallas de distribución del gas doméstico las afrontaron hace aproximadamente un mes, cuando no pudieron surtirse del fluido por un incidente en el Complejo Criogénico de Jose.

“Generalmente la gente viene, hace su cola y se lleva su bombona. Aquí se distribuye el producto a los estanteros quienes están autorizados a tener un margen de ganancia por el orden del 30% como dice la ley. El mes pasado sufrimos un poco porque en Jose se rompió una tubería y la gandola no podía llenar, era todo un proceso, pero escasez no tenemos”.

Durante el recorrido Crónica.Uno visitó los conjuntos residenciales Amor y Paz y Pan de Azúcar, en Barcelona. En ambos, los representantes de la junta de condominio indicaron que hasta ahora no han tenido problemas con el surtido de gas, lo que sí observaron es un aumento considerable en las tarifas ya que de 4.000 bolívares que pagaban en enero, hoy el servicio de llenado sale por el orden de 36.000 bolívares.

El pasado 26 de mayo, según el portal AVN, el vicepresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) Gas, Nemrod Contreras, realizó una inspección a la planta de llenado de la empresa ubicada en la zona industrial de Barcelona y aseguró que el producto sería garantizado y distribuido sin contratiempos a los habitantes de la zona norte.

Sin embargo, en la localidad de El Tigre, las largas colas se dejan ver en la calle y los usuarios sostienen que tienen que esperar hasta cinco horas para poder adquirir una bombona.

Habitantes de la ciudad dijeron que en el llenadero de Pdvsa, trabajadores adujeron que la empresa implementó un plan de contingencia debido a fallas en el suministro desde el criogénico de Jose.

In this article

Participa en la conversación