La oscuridad ha arropado cada espacio de la capital monaguense. Principales avenidas y sectores son intransitables al caer la noche por la falta de alumbrado público. Las denuncias no han cesado en los últimos tres años, pues a la falta de alumbrado público se suma un flagelo que atemoriza aún más a los ciudadanos: la inseguridad.

Maturín. En Maturín se han puesto en marcha diferentes planes para la instalación de luminarias y mantenimiento del alumbrado público, pero ninguno ha dado un resultado satisfactorio. Hoy se ven avenidas como Cruz Peraza, Bolívar, Libertador y Raúl Leoni totalmente a oscuras; además de estas arterias viales, también en varios sectores de las parroquias que conforman el municipio reclaman por alumbrado.

Aquí en plena avenida Libertador no hay alumbrado público. En las noches esto parece una boca de lobo y nosotros tenemos que guardarnos temprano porque la oscuridad llama delincuencia, hemos escuchado que hasta han robado a los carros que pasan por aquí. Porque no hay ni un solo bombillo que alumbre la carretera”, comenta Jesús Márquez.

La carencia de alumbrado público no es un problema nuevo para los ciudadanos; de hecho, algunos han fijado horarios en los que deciden no transitar por ciertas avenidas, pues los delincuentes cada vez toman más fuerza y, aprovechando la oscuridad de la noche, lanzan objetos a los vehículos para que estos se detengan y posteriormente robarlos.

Unas de las avenidas más señaladas por este tipo de prácticas es la Cruz Peraza, una de las principales del municipio. Conductores optan por no tomar esta vía a ciertas horas de la noche. También han ocurrido accidentes de tránsito por esta situación.

A mí no me ha pasado, pero tengo amigos a los que sí les han lanzado piedras y les han roto los vidrios del carro. Esto lo hacen para que el carro se pare y ellos (delincuentes) poder robar. Yo, después de tantos comentarios, no paso por la Cruz Peraza de noche; prefiero meterme por el centro y agarrar la avenida Bolívar, que no está iluminada totalmente, pero las luces de los negocios hacen que no vea tanta oscurana”, detalla Daniel Torres.

Esta situación no escapa de los sectores donde los habitantes, cansados de hacer el llamado a las autoridades, han optado por cerrar sus puertas al caer noche. En la parroquia Jusepín carecen de alumbrado público desde hace varios años, y, pese a que los concejales electos conocen este problema, no han hecho lo necesario para solucionarlo.

Hoy fue electo como presidente del Concejo Municipal Domingo Rocca, un concejal de aquí de Jusepín que no ha puesto ni un solo bombillo en la parroquia. Esperemos que ahora que tiene la presidencia sí tome en cuenta al pueblo que tanto necesita”, expresa Alexander Villafañe.

Planes como paños de agua tibia

Son muchos los planes que ha presentado la Gobernación de Monagas para garantizar el alumbrado público en el estado, sin embargo, algunos han sido ejecutados a medias, mientras que otros solo han quedado en papel.

Lee también
En sector Guanaguanay de Maturín distribuyen cilindros de gas desgastados y con fugas

En cuanto al alumbrado público de Maturín, las gestiones las ha realizado la gobernación a través de la empresa pública Bienes, Obras y Servicio Monaguense (Bosmoca). La alcaldía propiamente no se ha ocupado del todo de esta tarea.

El pasado 30 de diciembre de 2020 se anunció que sería iluminada la avenida José Tadeo Monagas de la parroquia Las Cocuizas.

Hemos iniciado la colocación de 100 luminarias de M-400 con paneles solares en la avenida José Tadeo Monagas, desde el tramo que comprende el aeropuerto hasta la redoma de Los Cortijos de las Cocuizas. Se verán beneficiadas 530 familias”, dijo Alba Santaella, presidenta de esta empresa gubernamental.

En 2019, la gobernadora del estado, Yelitze Santaella, reconoció que al menos nueve avenidas del municipio Maturín estaban totalmente a oscuras; por tal razón prometió que iniciaría un plan en el marco de la Misión Venezuela Bella para iluminar estas arterias viales. Un año después de tal promesa, las avenidas continúan sumidas en la oscuridad de la noche.

Gobierno responsabiliza a los delincuentes

También en 2019 fueron robadas las luminarias de la autopista La Vinotinto, ubicada al oeste de la ciudad. Esta autopista está rodeada de llanuras, por lo que la iluminación es fundamental. En principio se construyó con la intención de que los conductores tomaran esta ruta para mayor facilidad, al momento de salir del estado.

En su programa radial Santaella hizo referencia a esta situación y responsabilizó a los delincuentes de la falta de alumbrado público.

Cuatro trabajadores de la Alcaldía de Maturín fueron detenidos el año pasado por presunto robo de lámparas de alumbrado público en la avenida Rómulo Gallegos. Los individuos se encontraban en el sitio remplazando lámparas, y portaban uniformes de Barrio Nuevo Barrio Tricolor. Se pudo conocer que las luminarias que estaban siendo cambiadas no eran depositadas en el almacén que se tenía dispuesto para esto.

Lee también
En Maturín obras de la Misión Venezuela Bella se pierden en medio de la desidia

A los involucrados se le decomisaron 54 lámparas, tres aisladores de corriente, cinco abrazaderas y un rollo de guaya.

Las quejas y denuncias continúan en las parroquias de Maturín. En el caso de la parroquia La Cruz, son más de 12 los sectores que carecen de alumbrado público, a ello se suman la parroquia Boquerón, Las Cocuizas, Jusepín y Los Godos.

“Aquí en La Cruz no tenemos alumbrado desde hace años, y eso que estamos en la avenida principal. Tenemos un poquito de luz en la carretera por las casas y algunos comercios que han puesto lámparas para iluminar la calle y sus mismos negocios”, manifiesta Tania Lezama.


Participa en la conversación