Fedeagro en la Asamblea Nacional: Producción agrícola solo cubrirá 20% de la demanda en 2018

Productores del campo expresaron alarma frente a las proyecciones de desabastecimiento de alimentos para el próximo año. Iniciaron gestiones para diseñar un plan de rescate de la producción nacional con apoyo internacional; el Parlamento los respaldó. Los representantes de Fedeagro y Fedenaga expresaron su apoyo a las negociaciones en Dominicana.

Caracas. Alarma expresaron los productores agropecuarios venezolanos representados por Fedenaga y Fedeagro, frente a las proyecciones de desabastecimiento que esperan al país para el año entrante.

Durante un derecho de palabra ejercido este martes ante el pleno de la Asamblea Nacional, el presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, informó que en 2018 “la producción nacional va a alcanzar para abastecer 20 % del consumo”.

Este desplome es consecuencia de varios factores: primero, el cese de importación de semillas (controlada por el gobierno) hace un año. Segundo, el no otorgamiento de divisas al sector privado para la compra de químicos y fertilizantes para los sembradíos, ni para el cuidado y alimentación de los animales. Y tercero, la expropiación de tierras productivas, ahora improductivas.

Hopkins expresó su preocupación por la brutal caída de producción en rubros tradicionales del agro venezolano. Dijo que Venezuela pasó de autoabastecer el 70 % de su consumo a apenas un 30 % este año: “Exportábamos café y hoy solo cubrimos 30 % o 40 % de la demanda. Azúcar solo estamos cubriendo el 21 % de la demanda. 75 % de la superficie de siembra se perdió y hoy solo tenemos 25 %. El maíz blanco cubríamos el 100 % y la producción de 2016, que fue la que consumimos este año, apenas llegó a 25 %”.

[irp posts=»75709″ name=»Calculan inflación de noviembre en 63,8% y escasez en 56,2%»]

En cuanto al consumo de proteína animal, Hopkins también mostró la angustia del sector pecuario. Indicó que el consumo de carne bovina pasó de 24 kilos por persona en promedio histórico, a tan solo 8 kilos o menos por persona. El consumo de huevos bajó de 180 unidades por persona al año, a 60 unidades o menos. Y la ingesta de pollo bajó de 42 kilos por persona a tan solo 11 kilos por persona al año.

El vocero de los productores puso un ejemplo dramático para explicar la crisis del sector ganadero: En la historia de Venezuela, el rebaño bovino solo ha bajado de 11 millones de cabezas en tres momentos: en la Guerra de Independencia, en la Guerra Federal y en este momento.

Para el año 2018, Fedeagro proyecta que se pueda cubrir 15 % de la demanda de azúcar, 30 % de la demanda de café, 25 % de la necesidad de hortalizas.

¿A dónde va a parar el desabastecimiento? Ni el Estado solo, ni los productores privados solos podemos. Lo que puede venir en ayuda humanitaria es pequeño en tiempo y volumen. Si no hacemos algo para recuperar la producción nacional, aquí no habrá nada que hacer. Si algo llega y logramos abastecer uno o dos meses de comida ¿qué vamos a hacer en el tercer mes? porque la producción nacional va a alcanzar para abastecer 20 % del consumo, señaló el vocero de los productores venezolanos.

La propuesta

Frente a ese panorama desalentador, los productores de Fedeagro y Fedenaga preparan un plan de rescate de la producción nacional con apoyo internacional que contemple un “paquete tecnológico para sembrar más maíz, hortalizas, papa, café y otros rubros”.

Ese paquete se traduce en la adquisición de agroquímicos, semillas y fertilizantes bien sea por la vía del endeudamiento a través de la firma de acuerdos bilaterales entre el gobierno venezolano y otros gobiernos; bien sea por la vía de créditos en bancos de desarrollo o empresas trasnacionales. Pero los productores están claros: Para que eso sea posible, se requiere el apoyo de la Asamblea Nacional y también el apoyo del Estado. No hay ninguna forma de que el país recupere su producción sin la ayuda de países amigos.

Es por ello que Hopkins expresó el apoyo de Fedeagro y Fedenaga a la mesa de negociación que se instalará a fines de esta semana en Dominicana: “Esa agenda internacional es el único camino que vemos para salvar la producción nacional. El problema no es cuánto tiempo toma recuperar la producción, el problema es cuánto tardamos en comenzar a trabajar en eso, porque en el caso de hortalizas en 90 a 120 días vemos resultados; en el caso del maíz, en un año; en el caso del café podemos recuperar 15 % de la producción en un año. Pero si no logramos una agenda de cooperación internacional rápidamente para dar un golpe de efecto en 2018, el caos que puede venir en el tema alimentario ni lo podemos imaginar”.

El diputado de Primero Justicia-Mérida, Carlos Paparoni, pidió a la Cámara aprobar su respaldo al plan de los sectores productivos para el rescate de la producción nacional a través de un proceso de cooperación internacional, y luego de las intervenciones de los diputados Gilmar Márquez, Ezequiel Pérez, Oneiber Peraza y Carlos Andrés González, el pleno voto a favor de la iniciativa.

Foto: @AsambleaVE | Video: Maru Morales P.


Participa en la conversación