La sede del CNE de Caracas estuvo desolada esta semana. La MUD indicó que sólo 0,089% de los firmantes han acudido para retirar sus rúbricas.

Oliver Lugo/ @Oliver_Futve

Caracas. Desde el pasado lunes en la tarde hasta el miércoles se contabilizaron 1.204 personas que decidieron retirar su firma para la convocatoria del referéndum revocatorio, según datos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Este número equivale a apenas a 0,089% del total de 1,3 millones de firmas que el organismo consideró como válidas.

Sonsi Carrasquero, testigo de la MUD en la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Plaza Venezuela, indicó que son muy pocas las personas que se han acercado a esa sede a “arrepentirse” o denunciar la usurpación de su identidad. “Desde el lunes al día de hoy (jueves), son muy pocas las personas que han venido, podemos decir que 50 entre lunes y  miércoles, pero la afluencia ha sido nula”.

Carrasquero indicó que la mayoría de las personas que se han acercado a “arrepentirse de firmar” es porque tienen alguna presión laboral. “En estos casos la presión laboral juega un factor importante, la mayoría no viene por cuenta propia sino porque son obligadas en sus puestos de trabajo a quitar su firmar para el referéndum,” señaló.

La testigo de mesa indicó que está asesorando a todas las personas que acuden a la sede. “La mayoría llegan perdidos, sin planilla, sin copia, ni nada, uno los va asesorando para que puedan realizar su trámite sin ningún contratiempo”.

Para Carrasquero la afluencia de personas este viernes, el último día previsto para las exclusiones, será nula. “No creo que venga más gente y mañana viernes menos, ya las personas que tenían que venir vinieron, así que creo que ya podemos dar por finalizado este proceso”, dijo.

Lee también
Lo más reciente del 25 de julio de 2020

Por su parte el testigo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), no quiso dar declaraciones a los medios de comunicación.

Nuevos puntos de validación

El  vocero de la MUD, Carlos Ocariz, indicó que gracias a la lucha y a la constante presión se logró que el CNE habilitara nuevos puntos de validación. “Esa es una buena noticia, logramos 128 puntos más en ciertas zonas del país, así las personas no tendrán que ir a la capital de su estado sino que podrán validar en sitios más cercanos, un trabajo ganado gracias a la lucha”.

Ocariz informó que por más que insistieron no lograron que el CNE ampliara de 300 a 600 el número de máquinas captahuellas, “No habrá máquinas de validación en 190 de los 355 municipios del país, el CNE finalmente no aceptó la propuesta de sumar maquinas a estos municipios”.

Señaló que en aquellos puntos donde no existan maquinas se activará un plan de logística llamado «las caravanas», que consiste en trasladar a las personas a puntos donde si existan máquinas captahuellas para la validación de su firma.

Foto: Miguel González


Participa en la conversación