El mandatario Nicolás Maduro aseguró este 30 de septiembre que Venezuela produce «todo lo que necesita para el consumo interno» de combustible y que dos refinerías lograron ser reactivadas. Sin embargo, desde el lado de los trabajadores afirman que ambas operan con inestabilidad y no al 100 % de su capacidad.

Caracas. El 11 de septiembre la comisión Alí Rodríguez Araque de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) anunció sin detalles un «plan especial de contingencia para el suministro de combustible» debido a la escasez que se profundizó desde marzo. El mandatario Nicolás Maduro relanzó la medida este miércoles 30 de septiembre para presuntamente ejecutarlo del 5 de octubre al 5 de noviembre.

«He aprobado el plan para la nueva regularización del suministro de gasolina en el país, Venezuela está produciendo todo lo que necesita para el consumo interno. Se han levantado ya dos refinerías a pesar del ataque brutal. (…) Vamos del 5 de octubre al 5 de noviembre; comenzará entonces el sistema por el último número de placa para regularizar bien y rápido el abastecimiento», dijo Maduro en una conferencia junto con su gabinete económico.

Las dos refinerías que menciona el mandatario son Cardón y El Palito. Del lado de los trabajadores aseguran que operan con inestabilidad y que en los últimos meses ambas han sido paradas en ocasiones por falta de insumos o por la debilidad de sus infraestructuras. Cifras del socio director de Gas Energy Latin America, Antero Alvarado, revelan que las plantas del país apenas logran producir 25 % del consumo local.

El despacho se mantiene a duras penas con la gasolina que el Gobierno logra traer desde Irán. Este martes en la madrugada arribó el buque Forest con 300.000 barriles de combustible. En los próximos días llegarían Fortune y Faxon. Se espera que entre los tres buques traigan alrededor de 800.000 barriles. Este es el segundo envío por parte de Irán, el primero ocurrió en junio, cuando mandó 1,5 millones de barriles de gasolina.

Lee también
Partidos que participarán en el 6-D coinciden en que “Ley Antibloqueo” debe revisarse desde la AN

El Ejecutivo indicó que Venezuela debe producir «todo lo que consume en energía e hidrocarburos» y que los insumos están llegando desde el exterior para el despacho de octubre. «Estamos haciendo compras para los meses sucesivos», acotó.

La pandemia generada por la COVID-19 coincidió con la escasez de gasolina y las fallas en el resto de los servicios públicos. En los últimos meses arrecian las protestas en distintos estados del país. En las estaciones de servicio el malestar de los usuarios aumenta debido a que pasan días y hasta semanas en colas para poder abastecerse, algunos también recurren al mercado negro motivado a la falta del producto.

Maduro también mencionó que con la «ley antibloqueo» presentada este martes ante la Asamblea Constituyente buscan «un impulso en las finanzas, el comercio, los Clap, el pernil de diciembre y una mejoría económica». Este 30 de septiembre el mandatario publicó en su cuenta de Twitter que en seis años las pérdidas alcanzan 99 % del volumen de ingresos en divisas. «Esto significa sin duda alguna, un desplome sin precedentes de nuestra economía y un ataque artero a la vida del pueblo», escribió.

Fuente: @NicolasMaduro cuenta de Twitter

Participa en la conversación