La Vinotinto Sub 20 derrotó 2-0 a Alemania en el partido que abrió el telón de la Copa del Mundo juvenil. Peña y Córdova marcaron.

Caracas. Con una ráfaga de dos goles en cuatro minutos del segundo tiempo, la Vinotinto Sub 20 desniveló un partido parejo en la etapa inicial y venció a Alemania 2-0, en el inicio de la participación venezolana en el Mundial juvenil de Corea del Sur.

Una salida defectuosa de Alemania desde el fondo, que capitalizó el atacante Ronaldo Peña al minuto 51 y una combinación entre Adalberto Peñaranda y Sergio Córdova, con definición del jugador del Caracas FC al minuto 54, decretaron el triunfo de los de Rafael Dudamel en el encuentro que abrió las acciones de la Copa del Mundo.

Antes de inaugurar el marcador, Venezuela avisó con un mano a mano de Yeferson Soteldo, que el mediocampista del Huachipato chileno estrelló en el cuerpo del portero teutón. El dominio criollo en el complemento fue claro y descolocó anímicamente a la oncena europea, que tuvo poca respuesta.

Los nervios del debut

En el arranque no todo fue tan claro para los venezolanos. La ansiedad del estreno se reflejó en cierto desorden y poca precisión en los pases al salir, aunque a partir del minuto 10 hubo más criterio.

La Vinotinto recostó su ataque sobre el costado derecho, donde Córdova fue el más desequilibrante y sirvió un pase inmejorable en el área para Peña que el ariete mandó a las nubes. La otra de Venezuela también la fabricó y definió sin éxito el camiseta 19.

Alemania niveló las acciones al final de la etapa inicial, pero fue un tibio dominio con un par de disparos desde la media distancia y un remate de Conde en el área. En realidad, los germanos pisaron poco el área. La zaga criolla mantuvo la compostura en los cierres y el juego aéreo y tuvo en el central Nahuel Ferraresi una grata revelación y un acierto para el cuerpo técnico por su inclusión en la titular.

Esa solidez y la flaqueza mental de los germanos para gestionar una reacción facilitaron la administración de la ventaja del segundo tiempo. Venezuela creció mucho en el colectivo y exhibió a ráfagas la jerarquía de algunas individualidades como Soteldo y Peñaranda, que acusaron la falta de ritmo por lesiones, pero se las ingeniaron para aparecer en la etapa final.

Tras los tres pitazos del egipcio Ghead Grisha, los Sub 20 saludaron al público y sacaron la bandera venezolana. En el estadio de Daejeon hubo presencia criolla y tampoco faltaron las pancartas. Una decía «Venezuela, sí se puede» y otra le enviaba más de una palabra «cariñosa» al Gobierno nacional.

Foto referencial.


Participa en la conversación