En 113 días de cuarentena se han reportado al menos 22 intentos de invasiones en los municipios Baruta, Chacao y Libertador, según informó el coordinador del Frente por la Defensa del Norte de Caracas, Carlos Julio Rojas.

Caracas. Otro intento de invasión durante la cuarentena. Diez personas, que presuntamente son de grupos de choque –también llamados colectivos– intentaron apropiarse del edificio Armon, ubicado en Las Palmas, parroquia El Recreo. Me enteré porque el hijo de la conserje avisó por un grupo que se habían metido, relató Marta* a Crónica.Uno.

El hecho ocurrió en la madrugada del 5 de julio. Los vecinos destacaron que en ese edificio hay varios apartamentos que no están habitados. Sus dueños se fueron del país o tienen otras residencias y van de vez en cuando. Cuando los invasores entraron, tomaron como rehén al hijo de la conserje. Él solo estaba ahí para cobrar la liquidación de su madre que falleció y se quedaría unos días para sacar algunas cosas. No era trabajador del edificio.

La comunidad estaba muy agresiva, comentó Marta y contó que, al principio, uno de los dueños intentó abrir la reja por la fuerza. Cuando estaba a punto de lograrlo, los invasores comenzaron a lanzar botellas de vidrio con gasolina. Además, entre 11:00 a. m. y 4:00 p. m. solo tuvieron el apoyo de dos funcionarios de la policía.

invasión
Así estaban cerradas las rejas del edificio. Foto: Cortesía vecinos

Los vecinos, con ayuda de un conocido ingeniero, planearon cortarles la luz del edificio a los invasores para tratar de ejercer más presión. La respuesta fue: más botellas con gasolina sin prender. Muchos comenzaron a sentir miedo. Mientras tanto, desde edificios cercanos, trataban de ver qué hacían los invasores y cuántos eran.

Todos pensábamos que eran más invasores. Incluso, esperábamos que sacaran a niños como escudos, pero solo acercaron a hablar a una mujer que fingió estar embarazada, aclaró Marta.

En eso, llegó el Cupaz, conocidos como Cuadrantes de Paz.Nadie sabía que ese cuerpo existía, manifestó Marta. También llegaron al sitio equipos antimotín de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). Casi 20 horas después, entre negociaciones  lograron sacar a los invasores.

Lee también
PNB rompió la puerta de la residencia Livia Gouverneur, desalojó a los estudiantes y los trasladaron a la fuerza a hoteles

La vecina relató que los invasores salieron vestidos con la ropa y prendas de los dueños de los apartamentos. Entre ellos, estaba el hijo de la conserje que salió gritando que se había unido al grupo antisocial porque no tenía casa.

Los dueños sabemos que estaba amenazado y lo obligaron a decir eso. Cualquier persona con un arma en la cabeza dice cualquier cosa, agregó Marta.

Los propietarios estuvieron hasta el mediodía de este lunes 6 de julio tratando de resolver el problema y pensando nuevas medidas de seguridad. Esperan contratar una empresa de vigilancia y pedirle apoyo a la PNB para que haga rondas durante la noche.

*Marta es un nombre ficticio para proteger la identidad de la vecina

invasión
Foto: Cortesía vecinos
Más invasiones

En 113 días de cuarentena se han reportado al menos 22 intentos de invasiones en los municipios Baruta, Chacao y Libertador. El coordinador del Frente por la Defensa del Norte de Caracas, Carlos Julio Rojas, destacó que a finales de mayo un grupo de vecinos de la parroquia San Pedro impidió que unos invasores se adueñaran de apartamentos en el edificio Orión y el edificio Domus, ubicados en la avenida Victoria.

En la calle Internacional de la misma comunidad, los invasores lograron apropiarse de las instalaciones industriales del edificio Padrón. Según ha registrado el Frente de Vecinos del Norte de Caracas, estas personas no solo han intentado apropiarse de apartamentos, sino también de edificios comerciales.

Vemos sucesos muy parecidos en su modus operandi. Usan invasiones consolidadas o edificaciones de la Misión Vivienda Venezuela como mecanismo de monitoreo de apartamentos o inmuebles que pudieran estar vacíos, alertó Rojas.

Otro intento de invasión ocurrió en un local comercial ubicado entre las esquinas de Cují y Punceres, de la parroquia Catedral. Los vecinos aseguraron que los invasores estaban liderados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y lograron romper las cerraduras. Los habitantes de la zona pudieron detener el hecho luego de protestar y conseguir apoyo de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Lee también
La buena fe de los vecinos de Montalbán se refleja en donación de comida al ancianato Madre Emilia

La presión social con protestas, publicaciones en las redes sociales y el apoyo entre vecinos se ha convertido en la única arma para los propietarios. En el caso del edificio Páez, entre las esquinas de Marrón y Pelota, en La Hoyada, están en permanente alerta luego de dos intentos de invasión ocurridos el 14 y 17 de junio. En la segunda oportunidad, los dueños por poco pierden sus oficinas. Hasta que, finalmente, a las 2:00 a. m. los funcionarios de seguridad del Estado lograron desalojar a los invasores.

No son personas buscando viviendas, es un negocio, afirmó Carlos Julio Rojas. A su vez, los vecinos piden que se respete la propiedad privada, y que si existen ciudadanos sin hogar, que sea el mismo Estado el que les dé respuesta.


Participa en la conversación