A pesar de la lluvia y el cierre de las estaciones del Metro miles personas manifestaron en las calles contra el “Golpe de Estado” y pidieron elecciones.

Caracas. Este jueves no había nada que pudiera aplacar la voluntad de las personas de manifestar contra el Gobierno. Ni la lluvia, ni el cierre de estaciones del Metro, ni el hecho de que fuera Semana Santa impidió que cientos de ciudadanos se concentraran en la avenida Rómulo Gallegos, a la altura del Central Madeirense, para protestar en contra de lo que consideran un Golpe de Estado en el país.

A pesar de la fuerte lluvia, las personas acudieron al llamado de la oposición. No les importó que se les empapara toda la ropa mientras caminaban hasta Parque Cristal, punto de llegada de la movilización opositora. En el camino recibían el apoyo de los vecinos de los edificios ubicados en la avenida Sanz y la Francisco de Miranda y varios de ellos salían de las edificaciones para incorporarse a la manifestación.

Una de las manifestantes era Marisela Hidalgo quien explicó que se vino desde el barrio Maca, en Petare, para expresar su descontento por la situación del país. “Yo quiero a mi país y a mis hijos y quiero que vivan en democracia y estamos en dictadura. Yo antes no hacía colas para comprar harina, ahora lo que consigo no alcanza para nada”, señaló.

Otra mujer también comentó que no le importaba la lluvia. “Nos estamos empapando, pero es por una buena causa. Tengo 6 meses que no le consigo las pastillas a mi madre. Esto no puede seguir”. Otra vecina de Petare, Isabel Herrera, se sumó a la opinión de que es necesario un cambio en el país: Aquí nos cayeron las siete plagas y la juventud no tiene futuro.

En el punto ubicado en el este de la ciudad se pudo ver al presidente del Parlamento, Julio Borges y a los diputados Miguel Pizarro (PJ), Américo De Grazia (LCR), Luis Emilio Rondón (UNT), Ángel Medina (PJ) y el secretario de la AN, José Ignacio Guédez. “El propósito de esta movilización es mejorar nuestra organización vecinal e ir haciendo preparativos para la movilización del 19 de abril”, señaló. Pidió a las personas que no se salieran de la ruta trazada por los dirigentes.

Cuando la concentración llegó a la avenida Francisco de Miranda, esta pasó sin problemas por Los Cortijos, Parque Miranda y llegó a Parque Cristal. Ahí un hombre con un micrófono informó que ese era el punto de llegada. “Ahora a prepararnos para el 19 de abril”, agregó.

Lee también
PJ denunció tortura a dirigentes juveniles para “implicar” a diputados

El desvío a la autopista

Sin embargo, algunos marchantes empezaron a vociferar su descontento con la decisión al grito de “autopista, autopista”. Inmediatamente, un grupo de jóvenes, algunos encapuchados, empezó a dirigir a las personas que querían continuar la protesta. Siguieron marchando por la avenida Francisco de Miranda y bajaron a la autopista por Bello Campo.

En la Francisco Fajardo caminaron con dirección hacia el centro. A la altura de Chacaíto les esperaba un piquete de Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que, apenas avistó a los manifestantes, disparó bombas lacrimógenas.

El enfrentamiento duró unos minutos y la gente se vio obligada a replegarse hasta Las Mercedes y El Rosal en donde continuó el intercambio de piedras y bombas.

Una vez culminada la movilización, el diputado por  PJ, Tomás Guanipa, denunció la detención de dos dirigentes juveniles de ese partido, José y Alejandro Sánchez, por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). “La detención responde a una olla que quieren montar contra PJ”, aseveró.

Fotos: Francisco Bruzco


Participa en la conversación