El 16-N el presidente de la Asamblea Nacional y encargado de la República, Juan Guaidó, anunció una agenda de protestas en la calle que comenzaría este lunes con manifestaciones en diversos puntos del país desde las 9:00 a. m. Sin embargo, a las 10:00 a. m. se podía observar que el llamado no tuvo la respuesta que se esperaba.

Caracas. Este lunes 18 de noviembre (18-N) se llevó a cabo una nueva jornada de protesta por parte de la oposición liderada por el presidente de la Asamblea Nacional (AN) y encargado de la República, Juan Guaidó. Sin embargo, la manifestación no tuvo la respuesta deseada.

Durante su discurso el pasado 16-N, Guaidó anunció una agenda de calle arrancaría este lunes con “protestas en las principales vías del país” desde las 9:00 de la mañana, pero a las 10:00 ya era obvio que la convocatoria era escasa.

Zonas en las que históricamente la oposición ha tenido una buena respuesta, no acataron el llamado para la jornada de este 18-N. Altamira, Chacao y Chacaíto, no mostraban ni una sola manifestación en la calle pasadas las 10:00 a. m.

Una imagen similar era la que mostraban Santa Mónica, Bello Monte, la avenida Victoria, Los Símbolos, El Paraíso y Montalbán. En estos lugares de Caracas solo se trataba de un lunes cualquiera.

[irp posts=»158739″ name=»Ricardo Sucre: “Oposición tiene que construir su derecho a la rebelión”»]

Uno de los pocos lugares en los que el llamado para el 18-N se cumplió fue en la avenida Libertador, en donde desde las 10:30 a. m. un grupo de personas que se reunió en El Bosque marchó hasta la avenida para impedir el tránsito.

Se trataba de aproximadamente un centenar de personas, pero eran las suficientes para cerrar la vía e impedir que los vehículos se desplazaran por el lugar.

A las 11:00 a. m. llegó un contingente de efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes con escudos antimotines y gas pimienta hicieron que los manifestantes retrocedieran hasta Chacaíto, con lo que se restableció el tránsito.

Aumentar la presión de calle

José Gregorio Cáribas, coordinador del Frente Amplio Venezuela Libre para Caracas, estuvo en el lugar de la protesta y dijo que esta no debe pensarse como una manifestación definitiva, sino como un proceso continuo para aumentar la presión contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Manifestantes en la avenida Libertador. Foto: Tairy Gamboa

“La gente habla de lo de Bolivia, eso no fueron solo 15 días de protestas, comenzó con un movimiento que salió a la calle y se mantuvo ahí”, dijo.

Cáribas indicó que se sentía en parte conforme con la respuesta que se había dado el 18-N, y aseguró que esta había sido “aceptable por parte de la gente del municipio Libertador”, aunque reconoció que en el este de Caracas se pudo haber reunido más gente.

Nosotros esperamos que con la agenda de calle de varios días, más y más personas se vayan sumando, porque los problemas siguen estando ahí. Esto está difícil, los trabajadores no están percibiendo lo necesario para comer y tenemos que ver cómo reaccionan a todo, añadió.

Para este martes el Frente Amplio Venezuela Libre y la oposición apoyarán las protestas de las enfermeras por un salario justo, al igual que lo harán los profesores el día miércoles. Además, para el jueves 21 se espera la marcha de estudiantes universitarios hasta Fuerte Tiuna en Caracas. El Movimiento Estudiantil pidió al presidente encargado, Juan Guaidó, ponerse del lado de los estudiantes: “En primera fila. Es momento que nos acompañe”, dijo Jorge Barragán, miembro de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela.


Participa en la conversación