LVBP 2019-2020: ¿Temporada atípica o inicio de una nueva era?

La campaña de la pelota criolla arranca esta tarde sin peloteros de la MLB, sin importados estadounidenses y sin patrocinio estatal.

Caracas. La Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) inicia con cuatro partidos una temporada atípica en el mejor de los casos, o quizás en el peor para muchos jóvenes que comienzan su carrera. Y es que hay muy pocos bigleaguers en la jornada inaugural, ningún importado estadounidense y un nivel alejado de sus años dorados, en los que peloteros como Luis Aparicio, Andrés Galarraga, Omar Vizquel, David Concepción, Miguel Cabrera, José Altuve, Pete Rose, Barry Bonds y Greg Maddux saltaron en distintas épocas a los diamantes del país.

El primer detalle, y quizás el más evidente, que hace la campaña que comienza este martes nada habitual es la misma fecha de apertura. En octubre no se jugó por la reducción del calendario de 63 careos por equipo a apenas 42. El recorte se debió a la reducción del presupuesto del circuito, otro tema álgido de la 2019-2020. La cuota de extranjeros también bajó, de 8 a 6 por novena.

Será la primera vez que Venezuela empieza la temporada sin formar parte del Acuerdo Invernal –pacto que regula las relaciones entre la Major League Baseball (MLB) y las ligas del Caribe–, una desafiliación que llegó para cumplir con la orden ejecutiva que aplicó sobre el país la administración Trump. Al quedar fuera de dicho convenio, la LVBP no tendrá –al menos por ahora– peloteros de Grandes Ligas, con la excepción de agentes libres, ni tampoco los jugadores del sistema de Ligas Menores.

“Se verá una liga bastante modesta, donde habrá bastantes jóvenes que van a desarrollarse y ganarse el puesto sin la sombra de un pelotero que llegue para sentarlos”, explicó el presidente interino del circuito, Giuseppe Palmisano, quien viajó a Washington para aclararle al Departamento del Tesoro, y especialmente a la OFAC –Oficina de Bienes en el Extranjero–, que el despacho de El Recreo es privado y no tiene relación con el Gobierno.

Lee también
Inicio de la pelota venezolana no atrajo ni a 4000 espectadores al Estadio Universitario

Efectivamente, la LVBP ya no será la Liga Pdvsa ni tendrá el patrocinio del Bandes, lo que afectó 50 % de las finanzas del torneo, que espera la respuesta estadounidense, aunque, de afiliarse Venezuela nuevamente al Acuerdo Invernal, los equipos tendrán dificultades para contratar extranjeros o criollos de un mayor nivel. De hecho, pese a la reducción de la cuota, no todas las novenas llenarán el cupo de extranjeros.

En ese apartado la mayoría de los importados son dominicanos, mexicanos y cubanos. También hay panameños, colombianos y hasta un curazoleño. El azteca Jesse Castillo de las Águilas del Zulia es el foráneo de mayor cartel. Y, entre los criollos, Leones cuenta con Wilfredo Tovar, grandeliga este año con Anaheim, y Caribes contrató a Jesús Sucre, también ligamayorista 2019, con Orioles. Del resto, los nombres de siempre al comienzo del campeonato, con la notable excepción de Jesús “Chucho” Guzmán, sin acuerdo económico con el Caracas.

Televisión y entradas

Aunque el panorama no estaba claro, la televisión finalmente respondió y el aficionado tendrá varias opciones para seguir el campeonato. La Teletuya, Meridiano TV, IVC y Directv Sports –con TVES por confirmar– son los canales que emitirán los partidos.

En cuanto a las entradas, la venta de abonos fue lenta y no se movió muy bien. En Caracas, los tickets para los juegos de Leones oscilarán entre 232.000 bolívares y 58.000 en tribuna principal, con el precio de gradas por confirmar. Los Tigres informaron que en Maracay los boletos costarán entre 180.000 y 40.000 en la principal. Y el campeón Cardenales tiene entradas de 220.000, 160.000, 60.000 y 40.000 en el espacio techado y 10.000  bolívares en las gradas.

Lee también
Inicio de la pelota venezolana no atrajo ni a 4000 espectadores al Estadio Universitario

Los choques de lunes a viernes en las cuatro plazas empezarán a las 6:00 de la tarde. Y los fines de semana habrá distintos horarios, el más tarde también a las 6:00 p. m.


Participa en la conversación