El gobierno de Nicolás Maduro aumentó a 75.000 bolívares las becas universitarias, prometió inversión en los comedores y dijo querer reunirse con el movimiento estudiantil de las universidades autónomas.

Caracas. Con el aumento a 75.000 bolívares de las becas universitarias, los estudiantes apenas podrían costear 125 copias al mes. Pero si deciden almorzar, en un día se quedarían sin dinero. Desde la Academia Militar, Nicolás Maduro aprobó este incremento con motivo del Día del Estudiante.

«Vamos a mejorar todo», dijo Maduro. Le habló a casi 3 millones de estudiantes universitarios, que según él, hay en el país. Lo primero que anunció fue la creación de 200.000 nuevas becas. Luego elevó de 700 bolívares a 75.000 bolívares las becas universitarias. Las de educación media serán de 60.000 bolívares.

Con la emergencia humanitaria que se vive en el país y el contexto de hiperinflación, las becas estudiantiles no son una alternativa: durante más de un año los estudiantes percibieron 720 bolívares, cuando una fotocopia cuesta 600 bolívares.

«Es una burla para los estudiantes universitarios. Es un monto que no alcanza para sobrevivir una semana en la universidad. Ni para dos días seguidos si desayunas o almuerzas«, lamentó Anderson Ayala, consejero de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Central de Venezuela.

Agregó: «Hasta hace un  par de años se luchaba por el aumento de las becas y providencias estudiantiles y equipararlas al salario mínimo, pero ya no vale nada«.

Mantenerse en la universidad es cada día más difícil. El último dato oficial de deserción estudiantil en UCV fue de 2018. Para entonces, el secretario de la UCV, Amalio Belmonte, dijo que el abandono llegó a 29,1 % en 2017. De 48.000 estudiantes pasó a 32.000.

Lee también
Un mismo grupo económico manejaba 70% de los contratos de la antigua Monómeros

Maduro también ofreció «una gran inversión en comedores universitarios». Pero no precisó cifras, universidades ni fechas.

Pidió reunión con los universitarios

Los estudiantes de las universidades autónomas y privadas del país marcharon desde la UCV hasta Los Símbolos, donde entregaron un petitorio a funcionarios militares en el que piden respeto a la Constitución, autonomía universitaria y no más violaciones a los derechos humanos.

Maduro se refirió a ellos: «Les extiendo mi mano. Le he dicho al ministro que siga reuniéndose con los estudiantes opositores. Derróquenme, pero déjense ayudar para mejorar los comedores, las becas, el transporte. Yo quisiera reunirme con ellos y después me derrocan«.

Foto: Cortesía Prensa Presidencial


Participa en la conversación