El sistema de Metrobús está integrado por 39 rutas, pero por la falta de repuestos y tecnologías para los autobuses solo le están dando prioridad a seis recorridos en la ciudad capital con destino a Fuerte Tiuna, Felipe Acosta, Barrio Tricolor y Santa Mónica. 

Caracas. Hasta una hora de espera ha soportado la señora Dignora Fuentes, de 59 años, en la parada de Metrobús La Paz-La Guaira para poder volver a su casa luego de trabajar en Caracas limpiando una casa de familia durante la mañana. Para ella, se trata de una odisea que tiene que vivir todos los días en el transporte público. 

Los usuarios de esa ruta aseguran que cuando solo funciona una unidad la espera puede ser eterna. A veces se generan discusiones en la fila por los “coleones”. Los empleados de la compañía Metro de Caracas, en cambio, están en la estación esperando que les toque su turno para manejar el vehículo y cumplir con su trabajo diario. 

El sistema de Metrobús está integrado por 39 rutas, pero por la falta de repuestos y tecnologías, la mayoría se encuentran suspendidas y se le da prioridad a los trayectos: Coche-Fuerte Tiuna, La Paz-La Guaira, Los Jardines-Fuerte Tiuna, La Rinconada-Felipe Acosta, La Rinconada-Barrio Tricolor Las Mayas y Ciudad Universitaria-Santa Mónica. 

Según la información suministrada a Crónica.Uno por Carlos García, jubilado del Metro de Caracas, cada uno de estos recorridos solo cuentan con uno o dos carros. Otras 25 unidades se habilitan para las rutas de contingencia cuando falla el sistema subterráneo o realizan trabajos en la vía férrea. Igualmente, enfatizó que el resto de las líneas no están eliminadas. 

María Eugenia Álvarez tiene 20 años viviendo en Santa Mónica y recordó que, anteriormente, llevaba a su hija menor a un colegio en Sabana Grande y para devolverse a su hogar usaba el Metrobús porque le parecía más rápido y seguro. “No se había ido uno cuando ya el otro estaba llegando. Te podías ir sentado y lo máximo que esperabas para que la unidad se llenara eran 15 minutos”, relató.  

Ahora María Eugenia ha tenido que optar por otras alternativas para llegar a su casa. Algunas veces toma una camioneta y otras prefiere caminar. Denunció que esa ruta tiene un solo Metrobús y en algunas oportunidades lo han tomado para las contingencias entre Las Adjuntas-Ruiz Pineda. Los habitantes de Santa Mónica se quedan desinformados y en una eterna espera. 

Lo peor es que he visto mientras espero como pasan motorizados robando en la parada, manifestó con miedo.

Cementerio de Metrobuses en La Paz. Foto: Tairy Gamboa
Autobuses “Frankenstein” 

En total debería haber alrededor de 570 autobuses para cubrir todas las rutas. Sin embargo, los datos de Ricardo Sansone, presidente de Familia Metro, reflejan que un “día bueno” pueden funcionar máximo 45 unidades, número que va disminuyendo en el transcurso de la jornada por fallas mecánicas, o en el caso de los vehículos Yutong, se recalientan y los estacionan. 

En Caracas hay cuatro cementerios de autobuses y en todo el país se calcula que son al menos 53 estacionamientos. Sansone destacó que el problema radica en que cuando se importaron los autobuses de marca china no se hizo un contrato que contara con garantía, transferencia de conocimiento y tecnología, un lote inicial de repuestos y una penalización si la compañía no cumplía con los puntos anteriores. 

Ahora tenemos unos Frankenstein y, como pueden, los ponen a rodar, precisó.

Aníbal Sánchez esperaba el Metrobús de Santa Mónica para visitar a un familiar, pero él vive en San Bernardino. En su zona, hace aproximadamente tres meses dejaron de ver el autobús y comprendieron que la ruta ya no estaba activa. “Nadie nos avisó nada, dejaron de mandar carros y listo”, comentó molesto. 

Los vecinos de Las Palmas también se han visto afectados. Desde la suspensión de ese recorrido a muchos ciudadanos les ha costado llegar a sus viviendas en la noche cuando dejan de trabajar las camionetas por la inseguridad. 

Crónica.Uno calculó más de 60 unidades que están estacionadas. Foto: Tairy Gamboa
Personal en riesgo

Sansone indicó que, aunque la empresa tiene cerca de 7.000 trabajadores, el grueso de esa nómina administrativa pertenece al área administrativa. En el caso del Metrobús, hay aproximadamente 450 operadores y cada uno hace una vuelta diaria, luego se retiran a sus hogares porque no hay unidades que manejar.

El extrabajador aseguró que actualmente el déficit de empleados está en el 30 %. No obstante, indicó que seguramente este porcentaje aumentará debido a que muchos trabajadores esperan cobrar las utilidades, pedir vacaciones, retirar la caja de ahorros y no volver al Metro de Caracas.

Mientras los usuarios hacían filas para esperar el Metrobús, lamentaron la situación que atraviesa el sector transporte y destacaron cómo los ha afectado en su vida diaria la deficiencia del sistema.

Lee también
Falleció paciente renal en Aragua por no contar con transporte para acudir a las diálisis

Participa en la conversación