Miraflores se prepara ante llamado del Papa y extremistas optan por ir a la “guerra” (y II)

Maduro esperaría la bendición, no la extremaunción, a la ANC por parte de El Vaticano, algo que es imposible dadas las críticas de la Conferencia Episcopal. Los radicales aprobaron material para defender la Constituyente como la “solución” para la paz, la vida y los problemas del país.

Caracas. Si hay algo a lo que le teme Nicolás Maduro es a una llamada del Papa Francisco.

El presidente sabe que de un momento a otro, El Vaticano jugará, junto con otros países, un papel de peso para pedirle que suspenda la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y llame otra vez al diálogo, y él tendría que darle una respuesta “políticamente correcta”, una que no afecte las relaciones entre el estado religioso y Venezuela.

Por ahora, 10 naciones más dos organismos internacionales presionan para que el 30 de julio sea un día normal, sin elecciones de constituyentes y que, en las próximas horas, se logre un acuerdo político-electoral.

Estados Unidos, Canadá, Alemania, Argentina, Brasil, Colombia, Panamá, Perú, Costa Rica y Paraguay han levantados sus voces. Entre los foros mundiales: la ONU, la Comunidad Europea (concretamente, Federica Mogherini, representante de la Unión Europea para la política exterior) y Mercosur. En Miraflores estiman que la cifra de opositores a la ANC aumentará en las próximas horas, como pasó con la posición radical del presidente Donald Trump de imponer sanciones al país y altos funcionarios si insiste en mantener la Constituyente.

¿Bendición o extremaunción a la ANC?

Maduro tendría que responderle al Papa que él hizo lo que pudo para conversar con la Mesa de la Unidad Democrática (MUD); que les envió a varios emisarios, sobre todo al expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero; y que dio “otras señales”. Una de ellas, darle casa por cárcel a Leopoldo López, lo que originó un impase con los extremistas del oficialismo.

¿Qué espera el Presidente? ¿La bendición o la extremaunción a la ANC? En abril, la Conferencia Episcopal se lo advirtió: suspenda la Constituyente. Él lo ignoró, así que El Vaticano no cambiará su visión, más cuando sacerdotes venezolanos le advirtieron al Papa que no querían ese proceso.

Al no encontrar eco en la oposición, optó por convocar la Constituyente y la mantendría porque los radicales, como Diosdado Cabello y Tareck El Asami, no avalan la tesis de Jorge Rodríguez de suspender la elección del 30 de julio como otro gesto para negociar, señalaron fuentes del oficialismo.

Los consultados le han seguido el pulso a los hechos en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y en el palacio de Misia Jacinta, en particular desde el 16 de julio, cuando la Unidad efectuó un consulta pública que evidenció como la mayoría rechaza y desconoce la ANC, insta a la Fuerza Armada Nacional a deslindarse del Gobierno y se inclina por la renovación de poderes públicos (Electoral y Judicial).

Ese día hubo tensión en Miraflores. Los informes de las salas situacionales del palacio y del Comando Zamora registraban cómo la movilización de la oposición era espontánea; sin logística de los partidos; mientras el oficialismo recurría a la maquinaria. “Voto organizado”, lo llama Cabello.

La cifra de 7,5 millones en contra del Gobierno generó preocupación en Miraflores porque saben que en el ámbito internacional tiene un peso. El Presidente conoce del impacto internacional de una consultar popular desde su paso por la Cancillería, por más de 5 años, así que no le es ajeno cualquier señalamiento en instancias internacionales. No ignora los deslindes que puedan producirse internamente. Por ejemplo, el diputado del PSUV, Hugo Carvajal, se alineó como los “despolarizados” y atacó al Gobierno y la MUD.

Maduro, sin embargo, no puede hacer nada ante los extremistas que le advirtieron que, si bien él había sido el creador de la Constituyente, junto con Aristóbulo Istúriz, Elías Jaua y Hermánn Escarrá, ya la iniciativa no le pertenecía. Que “la militancia revolucionaria” se había apropiado de ella; que más de 6000 candidatos estaban en campaña, y que cualquier revés era una muestra de debilidad.

Cabello lo dejó claro el 19 de julio, en el programa Con el Mazo Dando: “El pueblo empoderado hizo suyo el proceso constituyente. Esto no tiene marcha atrás, no hay forma de pararlo. Es más, señores escuálidos: no les conviene a ustedes ponerle trabas a este proceso porque en la medida que ustedes le pongan trabas nos veremos después del 30 de julio”.

¿Es la ANC la solución?

Mientras, el PSUV y el Comando Zamora prepararon la “artillería”; un documento que enviaron a toda la estructura para uniformar el discurso. “Líneas discursivas. ¿Por qué la Constituyente es la solución?”, se llama el material, al cual tuvo acceso Crónica Uno.

No obstante, lo que terminó de convencer a la dirigencia del PSUV —y así se lo hicieron saber a Maduro— de que debía seguir adelante fue la postura de la Casa Blanca. Al ver que Trump amenazaba, el oficialismo vio que era una oportunidad para retomar el discurso de la “agresión imperial” y así podía hablarle a ese 20 % del chavismo cautivo con la idea de no aceptar la “injerencia extranjera” y que debía seguir hasta el final con la ANC, a sabiendas de que aumentarán la presión internacional, las protestas en las calles.

El Gobierno reaccionó en cadena: Maduro convocó al Consejo de Defensa de la Nación; los poderes Electoral, Judicial y Moral repudiaron el “injerecismo” (sic) de Estados Unidos; el Alto Mando Militar secundó la tesis de una “invasión”. “La FANB ratifica su carácter Antiimperialista. Hoy llamamos a cerrar filas y a permanecer firmes en nuestras convicciones patrióticas”, dijo el ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López.

Desde entonces —es decir, desde el 20 de julio—, el Consejo de Defensa de la Nación permanecerá en sesión hasta el próximo 30 de julio “ante cualquier amenaza o pretendida amenaza contra los intereses de la Patria de Bolívar”; y estará operativo el Puesto de Comando Presidencial, en Miraflores, para reportar lo que pueda pasar en los venideros días.

Un sector del oficialismo desecha así cualquier diálogo y, al igual que la oposición, se radicaliza y opta por un escenario de conflicto, de confrontación, con la meta de que la Constituyente le permita “acabar con la anarquía” (Cilia Flores, dixit, 20 de julio, Miraflores)

Días de tormentas, días de pugnacidad, días de represión.

                                                              Declaración de Guerra

                                                           ¿Qué aprobó el Secodena?

  1. Activar el Plan de Defensa en el campo diplomático para promover la Diplomacia de Paz.
  2. Activar mecanismos para la defensa de la economía venezolana, las relaciones comerciales y financieras y acciones para garantizar soberanía en el campo energético.
  3. Convocar las fuerzas políticas y sociales de la Revolución Bolivariana y a todo el pueblo a la unidad nacional a la defensa del bien más preciado heredado de nuestros héroes y heroínas: nuestra independencia.
  4. Convocar a la unión cívico-militar, a la movilización nacional permanente en defensa de la paz y de nuestra Constitución.
  5. Desplegar el Plan República desde el viernes con miras a la elección de ANC y activar las zonas de seguridad en centros de votación

Argumentos a favor de la Constituyente by Maria on Scribd

Foto refrencial


Participa en la conversación