Trabajadores de la Corporación de Servicios Municipales de la Alcaldía de Caracas paran las protestas

servicios municipales

Si la autoridad municipal incumple los acuerdos a los que llegaron este 2 de octubre, como es el pago de las deudas, aseguraron que volverán a la calle. Les deben horas extras, sábados y domingos trabajados, no los dotan de uniformes ni de los equipos con los que hacen el mantenimiento a sumideros, cloacas y quebradas, los que usan actualmente están dañados.

Caracas. No han sido numerosas ni frecuentes las protestas de los trabajadores de la Corporación de Servicios Municipales de la Alcaldía de Caracas, pero las acciones que vienen ejerciendo desde finales de septiembre de este año tuvieron su efecto burocrático.

Este miércoles, 2 de octubre, un grupo de obreros se concentró en puente Llaguno y pretendía marchar hasta Miraflores. El reclamo único: mejoras salariales y dotación de equipos de protección laboral.

Un piquete de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se los impidió, pero, aun así, la presencia de los trabajadores (varios de ellos de tendencia oficialista) generó una reacción.

José Pineda, obrero y quien está próximo a lanzar su plancha para las nuevas elecciones del sindicato de la Corporación, dijo que no los dejaron llegar al Palacio de Gobierno. Sin embargo, la presión hizo que los directivos se sentaran con ellos y les “reconocieran sus quejas”.

Pedían que la alcaldesa Érika Farías los atendiera y diera la cara y que además reestructurara la directiva de la corporación, en vista de las violaciones constantes de los beneficios laborales.

La semana pasada Pineda fue desincorporado de su cargo como operador de maquinaria. Lo acusaban de motivar la protesta dentro de la institución. Varios de sus compañeros hicieron una vigilia en Plaza Venezuela, donde se encuentran las oficinas administrativas.

Lee también
Guaidó dice que el 16-N “ya es una victoria” y pide a la población que apoye protestas de la semana
Las acciones siguen

Como esa presión no caló se dispusieron a realizar la marcha hacia Miraflores este miércoles. A eso de las 11:00 a. m. los citaron a una reunión, de la cual salió un compromiso de honrar las deudas a los 900 obreros y a los 300 trabajadores de administración.

La corporación trabaja en los sistemas y redes de cloacas, soldan las rejillas, los encunetados, limpian las quebradas, recogen escombros y todas esas tareas se hacen a medias, según denunciaron los obreros, por la falta de equipos de protección y de maquinaria.

Cuando comenzaron las protestas, comentó Pineda, le pidieron al presidente Alexander Guerrero que levantara la compañía y que los trabajadores estábamos ganados a recuperarla, pero le insistimos que para ello necesitábamos dotación.

Ya les deben ocho dotaciones de uniformes, se hacen dos cada año, y no les pagan las vacaciones. El HCM para ellos es un sueño, pese a que están expuestos a enfermedades y accidentes laborales.

Este miércoles acordaron suavizar las protestas para dar oportunidad a que se paguen las deudas. El viernes 4 de octubre realizarán una asamblea de trabajadores para revisar los acuerdos de cara a una nueva elección sindical y no descartan tomar de nuevo las calles si la Alcaldía se retrasa en pagar los beneficios de ley correspondiente a Servicios Municipales.


Participa en la conversación