OPS: “La pandemia en Las Américas escalará y empeorará antes de mejorar”

Ciro Ugarte, director regional para la Respuesta a Emergencias en Salud de la OPS/OMS, alertó que algunos países empezaron a mostrar que la enfermedad está llegando a su límite. “Sin embargo, vemos que las mesetas pueden prolongarse más allá. Lo que hay son estimaciones preliminares, dependerá de circunstancia específicas de cada país detener el pico, …   leer mas

502
502
Covid-19

Ciro Ugarte, director regional para la Respuesta a Emergencias en Salud de la OPS/OMS, alertó que algunos países empezaron a mostrar que la enfermedad está llegando a su límite. “Sin embargo, vemos que las mesetas pueden prolongarse más allá. Lo que hay son estimaciones preliminares, dependerá de circunstancia específicas de cada país detener el pico, estamos hablando de un mes o dos meses”.

Caracas. En su sesión informativa de los martes, Carissa Etienne, directora regional de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) destacó que durante la última semana la pandemia de COVID-19 se ha intensificado y ha afectado a más vidas. “La pandemia en las Américas escalará y empeorará antes de mejorar”, dijo. 

Aquí las declaraciones más destacadas de su transmisión, hecha en compañía de directores y expertos de la región:

  • Al 30 de marzo ha habido 163.000 casos confirmados y 2836 fallecidos.
  • Nuestra región se ha adentrado a una  nueva fase. Ahora muchos países reportan transmisiones comunitarias.
  • Todos los países pueden tomar acciones para reducir la propagación del virus y poder salvar vidas. Pero solo si actuamos ahora. Los países tienen que hacer inversiones en el ámbito nacional para ofrecer sus servicios en el sistema de salud, tener la capacidad de detectar, responder e investigar para poder enfrentar la amenaza de la pandemia en las Américas.
  • Entonces deben tomar medidas urgentes para preparar todas las instalaciones sanitarias y hospitales, para lo que se vislumbra y para el flujo de pacientes con COVID-19 que requerirán cama, profesionales de la salud y equipos médicos.
  • Los gobiernos deben organizar los sistemas de salud basándose en el supuesto de que sus áreas se verán afectadas. Este virus no ha sido detenido ni será detenido por fronteras que se dibujan en mapas. Los países tienen que proteger a su personal sanitario: este debe ser capacitado en cómo evitar la infección, tener acceso a suministros y otros insumos adecuados para su protección a largo plazo. “Estarán al frente de esta batalla”.
  • Las medidas de aislamiento pueden ser drásticas, pero son las únicas para impedir que los hospitales estén sobrecargados de pacientes en un período de tiempo corto.
  • Con base en la experiencias fuera de las Américas, resulta apropiado planificar medidas para dos o tres meses. Sin un tratamiento robusto y una vacuna asequible a la mano, el aislamiento sigue siendo nuestra mejor opción para poder evitar las consecuencia más serias de la pandemia en las Américas. 
  • Este momento exige liderazgo con compasión y osadía. No será fácil. Estaremos pidiendo a la gente que se adapte a una situación extraordinaria. Esta pandemia es seria. Hay que hacer el  mejor esfuerzo ahora, antes de que los trabajadores sanitarios se sientan abrumados.
  • Lo que sucederá las próximas semanas dependerá del trabajo en conjunto. La única manera de salir de esta situación es si todos hacemos nuestra parte mientras apoyamos a otros. Los países deben trabajar juntos y compartir conocimientos, promover innovación. Es la ciencia y la solidaridad la que nos empodera frente a la pandemia en las Américas. 
  • La doctora Etienne habló a los medios regionales en compañía de directores técnicos de la OPS, quienes respondieron durante media hora preguntas que fueron enviadas por correo electrónico. Una de ellas relacionada con la cantidad de pruebas que se han hecho en la región en comparación con otros continentes. Se informó que la OPS ha enviado 100.000 equipos de prueba a América Latina y el Caribe.
  • “Chile, Brasil, México y Argentina, por ejemplo, tienen la capacidad para producir otras y han compartido la información genética”, destacó Jarbas Barboza, subdirector de la OPS.
  • También se insistió en los medicamentos y vacunas. Y el doctor Marcos Espinal, de Control de Enfermedades, dijo que no hay tratamientos probados clínicamente para tratar el virus. 
  • Espinal se refirió al interferón y señaló que algunos países lo están usando, pero no hay ensayo clínico que lo relacione con el COVID-19, tiene efectos en otras enfermedades, pero no este virus. No hay prueba fehaciente de que funcione mediante estudios clínicos. No hay ninguna evidencia de aprobación de vacuna ni medicamento que pueda ser usado masivamente.
  • La curva de casos no se dejó por fuera en esta transmisión. Ciro Ugarte, director Regional para la Respuesta a Emergencias en Salud de la OPS/OMS, alertó que algunos países empezaron a mostrar que la enfermedad está llegando a su límite. “Sin embargo, vemos que las mesetas pueden prolongarse más allá. Lo que hay son estimaciones preliminares, dependerá de circunstancias específicas de cada país detener el pico, estamos hablando de un mes o dos meses”.
  • A pesar del panorama, la funcionaria regional puso en sus declaraciones un panorama optimista. A su entender existen razones que dan cabida a la esperanza.
  • “Hemos enfrentado en el pasado y combatido enfermedades y brotes epidémicos durante 120 años. Casi en 25 años nuestra región ha estado libre de polio, de sarampión y avanzamos hacia la erradicación de la malaria y creo que podemos enfrentar el COVID-19. Es necesario un sistema sanitario fuerte, robusto, para enfrentar el virus”, acotó. 
In this article

Participa en la conversación