Para Benigno Alarcón presencia de aviones rusos es un «simple» acto simbólico

El director del Centro de Estudios Políticos de la UCAB señala que lo el Gobierno busca con la presencia de las aeronaves militares en suelo venezolano es enviar un mensaje de que no está solo de cara al 10 de enero.

Caracas. La presencia de aviones militares rusos en territorio venezolano causó revuelo en la opinión pública. Sin embargo, para Benigno Alarcón la llegada de las aeronaves no pasa de ser un simple gesto simbólico por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

El director del Centro de Estudios Políticos de la UCAB asegura que la visita de los aviones bombarderos TU-160, «es una especie de marcaje de territorio a nivel geopolítico», pero que en realidad no tiene mayor repercusión.

«Da la impresión de que se está tratando de mandar la señal de que el gobierno de Maduro no está solo, de que tiene compañía y además que tiene compañía importante«, manifestó.

Alarcón dice que la visita se hizo de cara al 10 de enero, cuando Maduro asumirá su segundo mandato luego de unas elecciones presidenciales que no han sido reconocidas por la mayoría de los países del mundo.

«No pasa de ser un acto simbólico para marcar territorio y decir ‘aquí no te metas’ de cara a lo que va a pasar el 10 de enero cuando básicamente buena parte de los gobiernos del mundo van a considerar que en Venezuela queda instalado un gobierno de facto y no un gobierno electo», explicó.

Asegura además que otro efecto de la presencia de los aviones en Venezuela es mandar un mensaje a lo interno del país de que Maduro no está solo y de que en el mundo «hay gobiernos que se mantienen a pesar de los cuestionamientos de la comunidad internacional y que esos gobiernos lo acompañan».


Participa en la conversación