PSUV forzó acuerdo tras instalación de dos directivas en la Cámara Municipal de Caroní

Se fractura el PSUV e instalan dos cámaras municipales en Caroní 

Dos directivas de la Cámara Municipal de Caroní se instalaron este 4 de enero, ambas de facciones oficialistas. En sesión del 5 de enero, y luego de una reunión a puerta cerrada, concejales se vieron obligados a dirimir el conflicto y fusionar ambas directivas.

Ciudad Guayana. El descontento y divisiones en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se hicieron presente durante la instalación de la directiva de la Cámara Municipal de Caroní para el año 2022. Dos directivas se juramentaron, ambas del oficialismo, pero una contó con el voto de los concejales de oposición.

Sin embargo, la presión en el PSUV pudo más y se llegó a un acuerdo para la directiva de la Cámara Municipal de Caroní. Después de la evidente fractura en el oficialismo y el nombramiento irregular de dos directivas, en sesión de este 5 de enero fueron obligados a dirimir las diferencias.

Previo a la sesión, hubo una reunión a puerta cerrada con el alcalde Tito Oviedo. A las afueras del Palacio Municipal había funcionarios del Sebin y la Dgcim.

Las dos directivas que se designaron el martes 4 de enero, se fusionaron y quedaron tal cual como la nombrada en noviembre del año pasado. La concejal Milagros Marcano repite en la presidencia de la Cámara Municipal, mientras que Robert Rivas seguirá en la vicepresidencia durante este 2022.

Internamente, atribuyen el acuerdo obligatorio a las consecuencias que trae la indisciplina en el PSUV. Un recordatorio en Caroní es el encarcelamiento del entonces alcalde José Ramón López en 2015, detención que las mismas bases atribuyeron como un pase de factura por las rencillas con el exgobernador Francisco Rangel Gómez.

Los hechos

Después de las elecciones del 21 de noviembre de 2021, Milagros Marcano quedó en la presidencia del Concejo Municipal de Caroní, cargo que estaba segura de que repetiría este año.

Al comenzar la sesión del 4 de enero, a eso de las 11:15 a.m., se procedió a leer la orden del día. Tres concejales la propusieron en la presidencia, Mayurvis Alcalá, José Guillén y Gabriel Saa. Lo que no se esperaba era que de la concejal Jackelin Jiménez surgiera otra propuesta, también del PSUV. Se trató de Robert Rivas, que además tenía el respaldo de los ediles Dioneri Fuentes (PPT) y Osnardy Gómez.

Ante la situación, Marcano llamó a un receso en la sesión y salió del recinto. Detrás de ella salieron los concejales que la respaldaron. Más atrás hizo lo mismo el síndico procurador municipal, Martín José Barrios. La secretaria también se ausentó y ninguno regresó a la sesión.

El voto opositor 

Aunque ediles de oposición sostienen que no hubo ninguna alianza previa y que todo se trata de un problema interno en el PSUV, sus votos fueron decisorios.

En la cámara quedaron ocho concejales, la cantidad suficiente para cumplir con el quórum reglamentario para sesionar. Los concejales Aliana Estrada (Primero Justicia), Aida González (Acción Democrática), Eduardo Rodríguez y Ana Colina (Unión y Progreso) dieron su voto a favor de Robert Rivas.

Su juramentación no se dio en presencia del síndico, pero  «se juramentó ante la subsecretaría, los concejales que estábamos allí y el pueblo presente».

En la vicepresidencia quedó Dioneri Fuentes, de Patria Para Todos. En la secretaría, Morelia Guillén, y Lisaida Arévalos, subsecretaría.

La directiva paralela

A las 5:00 p.m. hubo una segunda sesión, pero esta a cargo de Milagros Marcano. Los ocho concejales que sesionaron en la mañana no fueron convocados.

En dicha sesión, sin el quórum reglamentario, Marcano se juramentó en presencia del síndico. La vicepresidencia en este nombramiento quedó a cargo de Mayurvis Alcalá y Jesús Vázquez como secretario.

El alcalde Tito Oviedo no tardó en manifestarse en redes sociales y felicitar la directiva presidida por Marcano.

«Esa sesión de la tarde no debió darse. No convocó, no había quórum. Ella (Marcano) alega que la juramentó el síndico por orden de alcalde Tito Oviedo, pero él no tiene nada que ver allí», manifestó la edil Aliana Estrada ante lo ocurrido.

¿Por qué el rechazo a Marcano?

Si bien los concejales de oposición votaron a favor de uno del oficialismo, la interrogante también apuntó a si se trata de una división del oficialismo entre el ala del gobernador Ángel Marcano y el alcalde Tito Oviedo, y los que formaron parte del ala del exgobernador Justo Noguera y el exalcalde José Ramón López. Esto debido a que varios concejales del PSUV formaban parte de la facción fiel a López.

Sin embargo, en la Alcaldía se refirieron a la gestión de Milagros Marcano como nefasta, por su sectarismo, incluso con el PSUV.

Las sesiones pasadas con Milagros Marcano fueron de maltrato y desprecio. Manejó mucho sectarismo, incluso con su misma gente. Se cansaron», comentó Estrada.

Las declaraciones que luego dio Roberth Rivas en audio que difundió por grupos de WhatsApp, confirman este argumento.

«Quiero ofrecer mi mano al compañero gobernador Ángel Marcano y al alcalde Tito Oviedo, para trabajar en conjunto. Lo que pasó hoy no es ningún acto de guarimba. Es un acto de apoyo a lo que será el nuevo renacer del estado Bolívar», dijo Rivas en el audio.

Agregó: «Queremos poner los puntos claros, que no se nos califique como oposición o traición. Eran más concejales los que apoyaron esta propuesta por el sectarismo de la compañera, la presidenta que estaba anteriormente encargada».

Por su parte, luego de su irregular juramentación, Marcano grabó un video en el que se manifestó leal al gobernador  el alcalde y a Nicolás Maduro. «Somos nosotros los leales de siempre, traidores jamás».

En la sesión del 5 de enero, milagros Marcano obtuvo 9 votos, todos del oficialismo, En esta oportunidad, los opositores salvaron el suyo.


Participa en la conversación