Está previsto que el 29 de enero se estrene Tenet en Venezuela. Todavía esperan lineamientos definitivos para ver cómo será el aforo del público

Caracas. Fue inesperado el anuncio. El miércoles 20 de enero en la noche Nicolás Maduro autorizó en transmisión televisiva que podían abrir cines, teatros, museos y centros culturales durante la semana de flexibilización del esquema 7 + 7. 

Las proyecciones en salas y obras teatrales con público han estado paralizadas desde marzo de 2020 debido a la pandemia de COVID-19. Cadenas como Cines Unidos, Cinex o Supercines todavía no han anunciado cuándo será que reactiven la exhibición de película. Hasta ahora, solo Trasnocho Cultural indicó que comenzará a proyectar desde el miércoles 27 de enero a las 2:00 pm.

Abrirán las dos salas más grandes del complejo. Hasta ahora solo tienen previsto tener como opción al público el documental Once Upon a Time in Venezuela, de Anabel Rodríguez Ríos, elegida a finales de 2020 para representar a Venezuela en la selección de nominadas al Oscar como Mejor Película Internacional. Además, será postulada en el renglón de Mejor Documental. 

Rafael Barazarte, director de comunicaciones del Trasnocho Cultural, explica que las salas de cine abrirán de miércoles a domingo con funciones a las 4:00 pm y 6:00 pm. Los días lunes y martes harán una desinfección profunda de todas las áreas. 

El viernes 29 de enero empezará a funcionar el teatro, con la obra Tal para cual, con Julie Restifo y Javier Vidal. Las funciones serán a las 6:00 pm cada viernes y a las 5:00 pm los días sábado y domingo. El Espacio Plural, que es una sala más pequeña, se mantendrá cerrado.

Dos días después, el 31 de enero será inaugurada la exposición Alejandro Otero: trazos y movimiento en la Sala TAC. Inicialmente la muestra iba a estar a disposición del público desde el 15 de marzo. Las entradas al cine costarán 3$ y las de teatro 5$.

Cine Venezolano
En el Trasnocho Cultural solo estarán operativas dos de sus cuatro salas de cine. Cortesía Rafael Barazarte

Los días de cuarentena radical mantendrán las actividades online desde su página web, donde desde mayo de 2020 hay un catálogo de películas, obras de teatro y conciertos. Los cineforos se harán de manera presencial los días de flexibilización, mientras que los otros días serán por Zoom. Además, grabarán todas las obras de teatro que se lleven a cabo, para así poder ofrecerlas en streaming de ser necesario. 

«Podemos reabrir gracias a un concurso que ganamos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania. También ganó la Hacienda La Trinidad. Eso nos permitió obtener a tiempo todo lo necesario para el proceso de bioseguridad y mejorar salarios. Uno mandaba una propuesta y presupuesto. De lo contrario, hubiésemos tenido que esperar un mes más después de esta autorización», cuenta Rafael Barazarte. 

Hay una línea común en las medidas de seguridad de las compañías del sector, entre ellas las más importantes son el uso obligatorio de mascarilla, la señalización para mantener la distancia social, gel antibacterial. Sin embargo, en el Trasnocho Cultural todavía no saben si la capacidad en salas será de 30% o 40%. Esperan directrices al respecto desde el Ministerio de Cultura.

Cuando el miércoles en la noche Nicolás Maduro hizo el anuncio, el ministro Vladimir Villegas anunció que tomando en cuenta la experiencia internacional, habían redactado una resolución con medidas de bioseguridad conjunta con el Ministerio de Salud después de varias reuniones con personas del sector cultural. El gobernante autorizó esa resolución. 

Sin embargo, Abdel Güerere, presidente de la Asociación Venezolana de Exhibidores de Películas (AVEP), comentó que hasta el viernes en la tarde todavía no habían recibido esos lineamientos definitivos, por lo que varias compañías exhibidoras no han podido establecer todos sus parámetros para empezar a operar, entre ellos el número de aforo así como los precios. 

Explica que desde el año pasado han sido continuas las reuniones con funcionarios de distintos ministerios para discutir el regreso. Cuando comenzaron las flexibilizaciones en junio, se firmó un protocolo inicial entre la AVEP y el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía. Hubo más encuentros entre figuras de distintos áreas de la cultura. Por redes sociales compañías de exhibición de películas, salas de teatro y demás realizaron campañas para que se reabrieran estos espacios.

En noviembre de 2020 hubo una reunión con los ministros de Cultura y Salud. Entonces, quedaron esperando por las evaluaciones hechas por la comisión presidencial. Pensaron que en diciembre podría ser la autorización, pero no hubo anuncio hasta el que se conoció este miércoles. 

«Siempre vi en todos los empresarios del sector una firme determinación de defender estos espacios de entretenimiento y cultura. No sentí el deseo de tirar la toalla a pesar de la adversidad», indica Abdel Güerere.

«El proceso será progresivo, pero entusiasta. No es que todos los complejos cinematográficos abrirán, sino que será paulatino. Juega un papel importante la capacidad de cada empresa. Hay que tomar en cuenta la electricidad, la gasolina, el transporte público, que son coadyuvantes en la prestación del servicio», agrega el representante de la AVEP.

Cine Venezolano
Desde septiembre Cines Unidos tiene preparadas salas como las del centro comercial Líder. Cortesía Tulia Monsalve.

Alberto Carrasquero, vicepresidente de operaciones de Cines Unidos, tampoco da fecha para el inicio de operaciones. Se encuentran en el proceso de contactar nuevamente al personal, entrenarlo para que lleve a cabo los protocolos de seguridad y demás procedimientos. 

Al igual que todas las exhibidoras, se encuentran en conversaciones con las compañías distribuidoras de películas para ver qué obras serán proyectadas. Pero prevén que lleguen primero aquellas que en 2020 no se vieron en pantalla grande y en febrero podrían sumarse algunas previstas para 2021. 

Sin embargo, José Pisano, director general de Blancica, adelantó que el viernes 29 de enero se estrenará Tenet de Christopher Nolan.

Sobre la distribución del público en sala, hasta ahora ha trascendido la idea que por ejemplo, en el caso de Cines Unidos, no haya personas delante ni detrás de un espectador. A los lados, se garantizará el distanciamiento. Se podrán comprar las chucherías por Internet para evitar colas, pero también habrá distanciamiento entre aquellas personas que acudan al expendio físico de cotufas y refrescos. 

Los lugares. En septiembre Cines Unidos había acondicionado las instalaciones de sus salas del centro comercial Líder en Caracas. Había puesto calcomanías para mantener la distancia tanto en las áreas comunes como en los baños, por ejemplo. 

Ahora, con el anuncio de Nicolás Maduro, tiene previsto comenzar en los complejos de Sambil Margarita, Sambil San Cristóbal, Sambil Barquisimeto, Sambil Maracaibo, Sambil Valencia, Sambil Caracas, Líder, Orinokia Mall y Las Américas. 

En esos cines habían reactivado la venta de caramelerías para los visitantes de esos centros comerciales. Esa estrategia fue también implementada por otras empresas. Supercines lo hizo en Los Aviadores de Maracay, por ejemplo, y Cinex incluso envía a domicilio combos de cotufa. 

Cine Venezolano
Los baños también serán lugares para mantener la distancia. Cortesía Tulia Monsalve

Alberto Carrasquero asegura que todavía no se puede hablar de precios de las entradas. Tampoco lo han hecho Supercines ni Cinex. Es un tema todavía a discusión que tendrá que ver con los lineamientos finales que envíen desde el gobierno. Vale recordar que los costos varían de acuerdo a la ubicación de cada establecimiento. El precio de una entrada en Maracaibo es distinto al de San Cristóbal o Caracas. Incluso en la capital, donde se da el 17% de la venta de boletos, hay diferencias en los complejos de acuerdo a su zona. 

Annys Mora es la gerente general de Supercines, asegura igualmente que le tomó por sorpresa el anuncio, pese a que era una medida que se esperaba desde hace meses. Inicialmente prevén reactivar sus sedes en Maracay y Puerto Cabello. En las siguientes semanas de flexibilización se sumarán las de La Cascada, en la carretera Panamericana, y Barcelona. «Necesitamos evaluar cómo será el comportamiento del público la primera semana de funcionamiento. Nuestro equipo ya está capacitado. Incluso, le haremos pruebas diariamente». 

Sobre los temores. Si bien en redes muchos mostraron su entusiasmo con la posibilidad de volver a las salas y centros culturales, los representantes de las compañías exhibidoras y demás instituciones saben que hay personas todavía con escepticismo y temor. 

De hecho, entre los críticos de cine hay diversas opiniones al respecto. Hay quienes afirman que mantener el cierre era injusto cuando peluquerías o gimnasios, que son espacios cerrados, sí tenían permisos, mientras otros todavía son cautelosos con la medida. 

Incluso, el doctor José Félix Oletta, médico internista y ex ministro de Salud, considera que hay que ser cuidadosos con estas disposiciones aplicadas de manera universal. «El estado Guárico tiene una baja incidencia de casos, mientras que en Mérida, Táchira o Zulia no es lo mismo. No se pueden aplicar las mismas normas en todos esos lugares. Tienen que ser aplicadas focalmente dependiendo de la magnitud de la transmisión de la enfermedad. Las medidas públicas deben depender de la realidad epidemiológica de cada sitio, asi como de las medidas de precaución y distanciamiento que se tomen en esos espacios para reducir el riesgo».

Este tema ha sido debate incluso en otros países sobre los centros culturales. Ya desde mediados del año pasado en América Latina empezaron a abrir las salas con sus medidas de bioseguridad. «Como dijo José Pisano en una entrevista esta mañana, solo faltaban Venezuela y Chile», comenta Rafael Barazarte, del Trasnocho Cultural, sobre la situación de uno de los sectores más afectados durante la pandemia, especialmente en Venezuela, donde antes de la llegada del virus los números de visitantes a la salas estaban cayendo. 

Entre 2011 y 2015 el promedio de espectadores era de 30 millones cada año, pero en 2016 cayó a 19,01 millones. Luego, fueron 21,22 millones en 2017 y 14,02 millones en 2018. En 2019 hubo un total de 11.694.520 de espectadores, mientras que en 2018 la cifra fue de 14.021.046. En esta infografía se detallan los números por meses. Antes de la cuarentena, en enero de 2020 el acumulado fue de 684.810 y en febrero fue de 703.191. Para algunos, la noticia de reabrir los cines es un aliciente en medio de la situación, incluso una buena nueva para conmemorar el 28 de enero el Día del Cine Nacional. 

Alberto Carrasquero, de Cines Unidos, comenta: «Que la gente se sienta segura. Nosotros vamos a cumplir con todos los protocolos de seguridad. Recordemos que a diferencia de otros lugares, en una sala de cine todos están callados, sin tener interacción, sentados en la sala. Además, las salas son muy grandes y circula mejor el aire, especialmente sin mantenemos las puertas abiertas. Eso hace que el riesgo sea menor». 

Abdel Güerere concluye: «Debe haber un compromiso personal y colectivo de respeto y compresión. En la medida en que todos nos cuidemos, la solución puede llegar más pronto y mejor». 

Lea también

Lee también
Caracas acumuló 1357 nuevos casos de COVID-19 en una semana

Centros culturales buscan formas de afrontar la cuarentena

Lanzan plataformas de streaming para rescatar al cine venezolano


Participa en la conversación