Plácido Malavé, autoridad única para el manejo de riesgos en la entidad, indicó que, luego del sismo de magnitud 7.3 que tuvo su epicentro en el estado Sucre, su equipo constató daños leves en infraestructuras de la ciudad y que no se registraron decesos.

Puerto La Cruz. En calma y a la expectativa por nuevas réplicas amaneció el estado Anzoátegui, luego del sismo de magnitud 7.3 (según el departamento de sismología de EE.UU.) ocurrido la tarde del pasado martes, el cual tuvo su epicentro en la población de Yaguaraparo en el estado Sucre.

El movimiento telúrico trajo a los habitantes de Barcelona el recuerdo del terremoto que devastó la población sucrense de Cariaco, en 1997, y que dejó daños de infraestructura en varios edificios de la zona urbana de Anzoátegui en aquella oportunidad.

Plácido Malavé, autoridad única del Sistema Integrado de Gestión de Riesgos, Administración de Emergencias de Carácter Civil y Desastres del estado Anzoátegui, indicó que, desde la misma noche del martes, efectivos de su despacho realizaron recorridos por la ciudad para evaluar los daños que pudiese haber causado el sismo.

Malavé sostuvo que en el municipio Urbaneja (Lechería), varios edificios resultaron con afectaciones que no son consideradas de magnitud y que en la entidad no se produjeron decesos a causa del sismo.

En una escuela del sector Boyacá IV se cayó una de las paredes al igual que en un centro comercial de Barcelona, a esta hora (9:30 am) aún recibimos reportes de varios sectores que continúan sin el servicio de energía eléctrica, sobre todo en Barcelona y Lechería», dijo.

Uno de esos sectores es el Rincón del Neverí, ubicado en Nueva Barcelona, que, a los minutos de producirse el temblor, se quedó sin energía eléctrica y aún a las 10 de la mañana continuaba sin el servicio.

Se conoció que durante la réplica, ocurrida a mediados de la mañana de este miércoles, varias empresas desalojaron a su personal, entre ellas Venezolana de Cementos, en el municipio Guanta.

Durante la noche del martes y la mañana de este miércoles, personal de Corpoelec y de la dirección de infraestructura de Lechería trabajaban de manera mancomunada para restablecer el servicio de electricidad en la zona.

Foto: José Camacho


Participa en la conversación