La crisis económica del país llevó a los agremiados sindicales a rechazar el modelo económico que ha afectado todo el aparato productivo y que les ha hecho perder el poder adquisitivo, pues los salarios no les alcanzan para cubrir sus necesidades básicas. Exigen que el tabulador salarial se ubique en 600 dólares mensuales.

Valencia. Trabajadores aseguraron este jueves en el estado Carabobo que se sumarán a la protesta convocada para el próximo sábado 16 de noviembre por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Andrea Parra, coordinadora nacional de la comisión delegada de sindicatos de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), indicó que se unirán a las acciones de calle convocadas por la oposición, pues consideran que ya debe haber un cambio de modelo económico y político en el país, en aras de reactivar la economía nacional.

Recalcó que los trabajadores perdieron el poder adquisitivo y que rechazan que desde el gobierno nacional se haya implementado un control social para manejar la distribución del gas doméstico y la alimentación, a través del sistema Clap. Agregó que les causa malestar la deficiencia de los servicios públicos.

“No hay un servicio público en este país, como la electricidad, el agua potable, Cantv (telefónico e Internet), que no afecte a la clase trabajadora”, lamentó Parra.

Marcharán sin temor

Señaló que el cambio del cono monetario ejecutado el 20 de agosto de 2018 trajo como consecuencia la confiscación de los sueldos y salarios de los pensionados con la venia de la Sudeban: “Nos han venido cancelando nuestros saldos a cuentagotas, de 10.000 bolívares y hasta 40.000 bolívares. Y nos dan una paca de billetes de 100 bolívares, y los comercios no los quieren recibir”.

Lee también
Cuatro meses sin agua colmaron la paciencia de residentes del sector Rincón del Neverí en Barcelona

Dijo que, debido a todas estas irregularidades, los trabajadores irán a las calles sin temor a las amenazas de Nicolás Maduro, que aseguró que quien proteste durante el mes de noviembre irá “preso”. Anunció que también exigirán que el tabulador salarial se ubique en 600 dólares mensuales.

“Si nosotros los dirigentes sindicales tuviéramos miedo de asistir a las acciones de calle, no estuviéramos trasladándonos desde diferentes partes del país para hacerles un llamado a los trabajadores de que debemos sumarnos a las acciones para alcanzar la libertad”, subrayó Parra.

Añadió que apoyarán también la lucha de los educadores, que paralizarán sus actividades por 72 horas, a partir del próximo 14 de noviembre, para exigir reivindicaciones salariales.

CTV opuesta al socialismo

La CTV fue fundada en 1943. En el siglo XX libró varias luchas ante los gobiernos democráticos de la llamada cuarta República. Durante los 20 años de socialismo en Venezuela, siempre ha fustigado las políticas económicas y laborales que se han ejecutado desde el Poder Ejecutivo.

Se enfrentó al gobierno de Hugo Chávez, y su protesta más emblemática fue cuando se unió al paro petrolero de 2002, convocado por Fedecámaras y secundado por la directiva y los trabajadores de Pdvsa.

El 5 de marzo pasado, José Torres, secretario general de la CTV, dijo a NTN24 que una paralización sindical podría ser incontenible, si no se recibían respuestas del Gobierno nacional a la crisis económica del país, los bajos salarios y los ataques de que han sido víctimas trabajadores del sector público que no apoyan las políticas de Nicolás Maduro.


Participa en la conversación