Pese a las promesas de querer honrar lo que adeuda el Ministerio de Educación a los maestros, el gobierno de Nicolás Maduro continúa sin darles fecha. Desde octubre de 2018, es de 220 % lo acumulado por concepto de incremento salarial que deben a los docentes.

Caracas. Después de dos jornadas de paro nacional en octubre, los maestros escalan en una paralización de actividades por 72 horas los días 12, 13 y 14 de noviembre, anunció Euribíades Verdú, presidente del Colegio de Profesores de Venezuela, tras una reunión de las ocho federaciones del Magisterio este miércoles.

Pese a las promesas de querer honrar lo que adeuda el Ministerio de Educación a los maestros, el gobierno de Nicolás Maduro continúa sin darles fecha. Desde octubre de 2018, es de 220 % lo acumulado por concepto de incremento salarial que deben a los docentes.

Tras el último encuentro que las federaciones sostuvieron con el ministro Aristóbulo Istúriz el lunes, les informaron que se le solicitó a Nicolás Maduro los recursos para pagar los aumentos establecidos en el contrato colectivo desde octubre de 2018. Esta nueva jornada de paro nacional por 72 horas servirá como medida de presión, dijo Verdú.

Han dado manifestaciones de querer solucionar el problema, pero no podemos creer en promesas. Siguen sin dar una fecha y tenemos que hacer presión”, expresó Verdú.

En un comunicado, las federaciones convocaron a una rueda de prensa para el lunes y advirtieron que de no haber respuesta, «continuarán administrando las acciones sindicales».

Para esos días de paralización de actividades, los comandos regionales estarán en las calles realizando asambleas y protestas, por lo que no recibirán a los alumnos en los planteles.

Lee también
Docentes de Cagua denuncian acoso y amenazas de autoridades educativas de Aragua

Sobre el temor a represalias del Ministerio de Educación si los maestros se ausentan de las escuelas, Verdú aseguró que “no va a ver ningún tipo de sanción para los docentes que mantengan la lucha por la convención colectiva”. Esto, de acuerdo con un compromiso que adquirió Istúriz con las federaciones.

La Federación Venezolana de Maestros ha dicho que se ha violado 85% de las cláusulas de la convención colectiva.

Por lo que los maestros exigen: salario consensuado entre las partes ratificado en el tabulador de marzo de 2018, el pago de las intercategorias, el bono asistencial de los jubilados, seguridad social, la dotación de material mobiliario para los planteles, así como también, la alimentación balanceada para los estudiantes y docentes.

No solo es el salario. Las condiciones de los planteles desmejoran mientras pierden el recurso humano. Solo en 2018 cerca de 172.000 docentes renunciaron, esto representa 20 % de la planta de educadores en el sector público, según cálculos de Unidad Democrática del Sector Educativo.

Foto: Sebastián García Inojosa


Participa en la conversación