La directiva de la Corporación GasDrácula ofreció hace siete meses que aumentarían el salario, otorgarían bono y ayuda alimenticia, pero ninguna de ellas se ha cumplido. Los empleados que se quejaron y denunciaron la situación fueron despedidos. El presidente de la empresa, José Parada, manifestó que los despidos obedecen a que realizan una reingeniería y evaluación de la productividad y además que había recibido una empresa con sobrepoblación de trabajadores.

Valencia-. Luis Alfonso Torres, que se desempeñaba desde hace 10 años como chofer de distribución de cilindros de gas doméstico en el estado Carabobo, en la antigua empresa estadal y filial de Petróleos de Venezuela, GasComunal, nunca imaginó que al ceder la empresa –hace siete meses– las instalaciones, comercialización y distribución a la Gobernación de Carabobo, este lunes pasaría a engrosar la lista de despedidos.

Torres fue separado de su cargo, junto con 15 trabajadores más. Dijo que la acción pudo haber sido una represalia por haberse quejado, y exigir lo que corporación GasDrácula le había prometido: aumento salarial, bono mensual de productividad de 1,5 millones de bolívares, que además iba ir aumentando según la demanda del producto. También fueron engañados con el ofrecimiento de una bolsa de alimentos mensuales que incluía un cartón de huevos: solo la recibieron dos veces.

Ellos pintaron muchas cosas bonitas, nos ofrecieron muchas cosas, pero no cumplieron con nada. La bolsa de comida nos la dieron solo dos veces y tenía cinco productos sin el cartón de huevos. Pero no nos podíamos quejar, nos decían: ‘No hables más’. Todo era trabajo y nada que nos daban lo que nos ofrecieron. El señor José Parada (presidente de GasDrácula) nos prometió esas cosas a todos los compañeros y nunca cumplió”.

En cuanto a la producción y distribución, aseveró que sí ha aumentado. “Diariamente cada camión saca tres viajes”. En referencia al mantenimiento de cilindros de gas doméstico, manifestó que no están realizando mantenimiento preventivo, solo están pintando las bombonas. “Las revisan, pero no están reparando bombonas, esas reparaciones se hacían en Chivacoa y Maracay y esas plantas están paradas. Las bombonas están obsoletas”.

Lee también
Cumaná entre las ciudades más golpeadas por la falta de gasolina

Indicó que aún hay severas fallas en la distribución del combustible, sobre todo en la zona sur de Valencia, por la demanda de solicitudes, y no cuentan con los vehículos para el traslado. Relató que han caído en el “canibalismo automotriz”, de desarmar unidades para poner en funcionamiento a otras que están paralizadas. La otra práctica es transferir camiones operativos a plantas en donde se necesiten, porque ya no cuentan con los vehículos suficientes para la distribución. Por ello sostuvo que aún se observan colas en las plantas de llenado para la compra de gas doméstico.

Justifican despidos por sobrepoblación laboral

Parada, presidente de la Corporación GasDrácula, reconoció que sí se han presentado despedidos de trabajadores, debido a una reorganización administrativa. Asimismo evaluaron la eficiencia de rendimiento y control laboral. Aseguró que habían heredado una nómina abultada de GasComunal.

GasComunal tenía una sobrepoblación de trabajadores, que inclusive no iban a trabajar. En flota primaria teníamos más de 45 choferes, cuando evidentemente tenemos 30 camiones, eso genera un recurso humano que no se necesita. Nosotros no vamos a ser cómplices del ‘recomendado’. Mientras José Parada esté de presidente y administrador de los recursos venezolanos va cumplir al pie de la letra todo el tema del gasto público”, sostuvo.

Aseveró que cuando recibieron la empresa, en nómina tenían registrados 900 trabajadores, ahora cuentan con 450 y están funcionando de manera oportuna; no obstante, reveló que aún cuentan con sobrepoblación laboral.

El pasado 9 de agosto la Corporación GasDrácula se valió de las fuerzas del estado como Sebin y Policía de Carabobo, para no permitir la entrada a trabajadores de las siete plantas de llenado en la entidad carabobeña. En esa oportunidad fueron despedidos 350 trabajadores.

Lee también
Trabajadores petroleros protestaron por segunda vez en julio y piden renuncia de Wills Rangel

Para ese momento, el secretario general del Sindicato Profesional de Trabajadores y Trabajadoras de las empresas del Gas, Similares y Conexos en Carabobo, José Peraza, detalló que los funcionarios de seguridad tenían en sus manos una lista y quienes no aparecían, no pudieron ingresar a sus puestos.


Participa en la conversación