Trabajadores de la salud en Anzoátegui exigen cese de acoso laboral y pago de beneficios atrasados

Empleados del sector salud en la entidad indicaron que en lo que va de año no han percibido el bono de alimentación. Adicionalmente, denunciaron traslados de personal realizados de manera inconsulta y sin motivos aparentes.

Barcelona. Los reclamos de los trabajadores anzoatiguenses parecen no tener fin. Este 27 de febrero, trabajadores del sector salud de la entidad cerraron la avenida Miranda de Barcelona en reclamo por el pago del bono de alimentación, el cual les adeudan desde enero pasado.

Empleados y representantes sindicales sostuvieron que no conforme con las deudas que mantienen con ellos y el pago de las quincenas que llega retrasado, también deben soportar el constante acoso laboral por parte de directivos, ya sea en los diversos centros asistenciales del estado como las dependencias adscritas al Instituto Anzoatiguense de la Salud (Saludanz).

Yovanni Yaguaracuto es representante sindical de Sintrasalud e indicó que pese a los llamados que han realizado a la directiva de Saludanz como a la gobernación del estado, sus reclamos no son escuchados. La paciencia ya se les agotó.

Nadie nos dice nada, sabemos que esta protesta se ha vuelto costumbre pero es la única vía que tenemos para que nos escuchen. Hoy [jueves], según nos han dicho, no hay esperanzas de que por lo menos nos cancelen el mes de enero del bono alimenticio. Cómo puede vivir un trabajador así, esto es genocidio, dice.

Foto: José Camacho

Celenia Hurtado, Glodina Hurtado y Carlos Borges son trabajadores de la Proveeduría de Medicinas de la entidad. Ellos denunciaron el constante acoso al que son sometidos por parte de la coordinadora Francis Morales, al indicar, con carta en mano, los movimientos que esta realiza del personal sin una previa notificación y razón aparente.

“Yo recibí una notificación en la cual me indicaban que de la proveeduría sería trasladada a un centro asistencial sin previa notificación, yo una vez le reclamé porque no me gustó la forma en que se dirigió hacia mí y por eso asumo que es el traslado que me hacen”, sostuvo Hurtado.

Borges es ayudante de almacén en la proveeduría, e indica que han pedido la destitución de Morales porque hasta la comunidad donde está asentado el centro de distribución de medicamentos protestó por la presencia de la funcionaria luego de que esta se negara a distribuir medicinas a los habitantes del sector.

Las deudas se acumulan

Edison Hernández, secretario del Movimiento de Trabajadores por la salud de Anzoátegui, sostiene que además de lo que ellos catalogan como “cesta triste”, los pagos por concepto de fideicomiso son nulos, además del bono de transporte.

Nosotros sabemos que en las cuentas Saludanz hay 1300 millones de bolívares que nos corresponden a los trabajadores como fideicomiso, nos adeudan alrededor de 900.000 por concepto de bono de transporte que si lo miras así es una miseria pero multiplícalo por 15.000 trabajadores del sector salud y vemos que es una cantidad considerable de dinero. Dónde está esa plata, sostuvo Hernández.

En otro orden, Hernández mencionó que la tarde del pasado miércoles, un trabajador de la farmacia del hospital de niños de Barcelona junto con un vendedor ambulante que hace vida a las afueras del hospital Luis Razetti, fueron detenidos por presuntamente estar implicados en el robo de medicinas y otros equipos.

El dirigente refirió que si bien no justifica los actos de presunto robo, es cierto que los salarios de hambre que perciben los trabajadores los lleva a cometer actos, con los cuales no comulgan, para poder sobrevivir.

Tras la protesta, los empleados del sector salud sostuvieron un encuentro con el secretario general de gobierno Roger Ayala, con quien acordaron introducir un documento donde plasmaron los puntos de reclamo con la finalidad de concertar una reunión la próxima semana.

Lea también

Cazadores ponen en riesgo a los guácharos que habitan en las cuevas de Guanta


Participa en la conversación