Tres planteles educativos en Aragua quedaron sin electricidad por el robo de cableado

planteles educativos

La unidad educativa nocturna Palo Negro, el liceo Trino Celis Díaz, ambas en el municipio Libertador y el colegio Madre Emilia, ubicado en La Victoria, municipio Ribas, están prácticamente inoperativos luego de que delincuentes robaron el cableado que los surte de electricidad.

Aragua. Tres planteles educativos en el estado Aragua quedaron sin servicio de electricidad debido a que el cableado del sistema fue robado.

Delincuentes robaron más de 80 metros de cable que suministran electricidad al colegio Madre Emilia, en La Victoria (Aragua), el pasado 13 de febrero y dejaron a la institución totalmente inoperativa.

El plantel, que cuenta con una matrícula de más de 700 estudiantes, suspendió actividades, pues además de no contar con electricidad tampoco tiene agua, ya que este servicio es a través de un hidroneumático que funciona con energía eléctrica.

La empresa Corpoelec alega que no puede reponer el cableado, por lo que la propia comunidad educativa ha emprendido la labor no solo de adquirir el material, sino también de realizar las labores para restablecer del servicio eléctrico en el colegio.

La institución, una de las más antiguas del municipio Ribas, está ubicada en la calle Libertador, muy cerca del sector la Otra Banda y el Cuartel Montilla, una de las zonas más peligrosas del área.

El colegio Madre Emilia es subvencionado por la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC).

En 2017, los delincuentes también se llevaron los cables del sistema eléctrico, pocetas y cilindros, además de robar al menos cinco veces en una cancha deportiva que colinda con la institución.

Esta situación nos ha obligado a suspender las actividades, mientras la propia comunidad intenta colaborar para restablecer los servicios, pues Corpoelec ha manifestado no contar con equipos y materiales para hacer las reparaciones o reposiciones«, dice la subdirectora Coromoto de Arcias.

Similar situación atraviesa la Unidad Educativa Palo Negro, en el municipio Libertador. En noviembre pasado, explotó un transformador que suministra energía eléctrica a la institución. El equipo no ha sido reemplazado ni reparado, así que la comunidad educativa habilitó un cableado improvisado con el que solo acceden a una fase de energía.

La unidad educativa atiende a la población adulta. Son más de 50 estudiantes afectados, además del personal docente, administrativo y obrero. Este último improvisó extensiones con bombillos para que los alumnos puedan aprovechar las horas de clases cuando oscurece.

Por eso, la profesora Rosa Padilla explica que el turno nocturno fue reprogramado para aprovechar la luz solar. El horario regular es de 5 de la tarde a 7:30 de la noche, pero ahora los estudiantes y el personal deben adelantar las actividades una hora y salir inclusive un poco antes de que caiga la noche.

Los estudiantes también han sido víctimas de asaltos y atracos cuando salen de la institución, pues la zona en donde está ubicada  permanece totalmente a oscuras.

En esta misma sede educativa funciona en el día el liceo Trino Celis Díaz, en el que no se pueden utilizar computadoras, impresoras o aquellos equipos que requieran energía eléctrica.

Escuela en Maracay es robada dos veces en dos meses

Otro de los planteles educativos que fue objeto de robos fue la unidad educativa privada Gran Colombia, ubicada en la urbanización El Hipódromo de Maracay. La directora, la profesora Trina Yadira Hernández, denunció que el pasado 13 de febrero se registró el segundo robo dentro de la institución en menos de dos meses.

En diciembre pasado, los delincuentes se llevaron equipos de computación y otros objetos de valor.

En esta oportunidad, tres equipos de computación, 10 resmas de hojas y otros materiales de oficina fueron robados en la madrugada. Las pérdidas se calculan en más de 1500 dólares.

Se introdujeron por el frente y violentaron ventanas, rompieron vidrios, protectores e ingresaron a las oficinas administrativas, donde causaron destrozos y cargaron con los equipos. Esto nos hace presumir que los delincuentes conocen la institución pues llegaron a las áreas específicas en donde teníamos los equipos«, explicó Hernández

Estos tres planteles educativos están prácticamente inoperativos debido a los embates de la delincuencia.


Participa en la conversación