Pacientes cardiológicos del Táchira quedaron a la deriva tras paralización de unidad de hemodinamia del HCSC

Unidad de Hemodinamia

Desde hace más de cuatro años, los pacientes cardiológicos de la Unidad de Hemodinamia del Hospital Central de San Cristóbal (HCSC) quedaron desprotegidos, tras la inoperatividad de los equipos en ese servicio. Los afectados insisten en que no cuentan con los recursos para costear estudios de angiogramas y cateterismos en centros privados.

San Cristóbal. Más de cuatro años tiene paralizada la Unidad de Hemodinamia del Hospital Central de San Cristóbal (HSCS). El daño en los equipos dejó sin posibilidades de estudios del movimiento de la sangre a pacientes de bajos recursos.

El problema se agrava en virtud de que ese centro es el único en su tipo en el sistema de salud pública del estado Táchira. Su inoperatividad deja desprotegidos a aquellos pacientes que deben someterse a un angiograma o cateterismo. Por lo tanto deben ir hasta Colombia a realizarse el estudio. Pues, a la mayoría no le alcanza para pagar los exámenes en centros de salud privados.

José Zapata, jefe de la Unidad de Hemodinamia del HCSC, denuncia que son muchas las autoridades que han ido a hacerse fotos y prometer la reactivación de dichas instalaciones. Pero todo queda allí. Destacó que, incluso, representantes de organizaciones internacionales se han acercado hasta ese lugar y aunque les hacen conocer la situación, nada termina de concretarse.

Zapata explica que el equipo con el que se cuenta es de origen japonés y que en su momento se conformó un grupo de profesionales bien preparados para hacer tanto angiografías (prueba radiológica de las arterias) como cateterismos. Ese esfuerzo resultó insostenible. Actualmente no hay ni recurso humano ni equipos tecnológicos.

Unidad de Hemodinamia
Galenos instan a autoridades a mejorar la condición del hospital / Foto: AB

El especialista detalló que el equipo solo funcionó en 2018 y apenas se pudieron hacer poco menos de cien estudios. Posteriormente, el aparato presentó una falla de software y la empresa proveedora no hizo el mantenimiento correspondiente. Desde entonces no se han podido hacer más estudios, pues el Hospital Central de San Cristóbal no cuenta con recursos para la reparación.

Afectados

Paola Sánchez, paciente con patologías cardiológicas, enfatiza en que es impagable un cateterismo para quienes no cuentan con los recursos económicos para hacerlo, pues más de quinientos dólares son necesarios sólo para el procedimiento.

A mi papá le dio un infarto y hay que hacerle un cateterismo y no es posible. No tenemos ese dinero para llevarlo a Colombia», sostuvo.

Sánchez fustigó que si bien hay recursos para cosas suntuosas, se debería destinar algo de dinero para atender el sector salud. En especial a aquellos estudios que en un momento se hacían en el Hospital Central y por falta de mantenimiento en los aparatos ya no se hacen.

Raúl Suárez, también paciente cardiológico, asegura que lleva más de seis meses reuniendo entre donaciones de sus amigos, familiares y particulares, para hacerse un cateterismo.

Tengo obstrucción en las arterias y deben hacerme el cateterismo. No he podido porque según el presupuesto sale en 650 dólares y uno pensionado no puede pagar», afirma.

El jefe de la Unidad de Hemodinamia dijo que están preocupados porque los pacientes lo necesitan y no tienen dinero. Por lo que no descartan hacer rifas o vendimias para lograr hacer los arreglos necesarios con una empresa que preste ese servicio, ante la indiferencia de las autoridades.


Participa en la conversación