Caricuao tiene al menos una semana sin recibir el servicio de agua potable mientras los vecinos afrontan la cuarentena contra el coronavirus, que establece como principal mecanismo de protección lavarse las manos frecuentemente.

Caracas. A semana y media de cuarentena en Caracas los vecinos del sector UD3 de Caricuao, en el municipio Libertador, se organizaron para llenar sus botellones y pimpinas en el tanque del edificio. Al igual que otros sectores de la parroquia, tienen al menos una semana sin recibir el servicio en sus hogares.

Las directrices de la administradora fueron claras. 80 litros por apartamento, media hora para surtirse cada tres pisos; de los 19 que conforman la torre, uso obligatorio de la mascarilla y distancia mínima de un metro entre los vecinos.

Marifranci Morán Roldán relató que desde mediados de 2019 no cargaban agua desde el tanque de planta baja, y en esa época también padecieron una escasez de agua que alcanzó los 15 días continuos. Anteriormente solo faltaba agua los jueves, recordó. Progresivamente ha disminuido el suministro hasta el punto que solo llega dos veces a la semana en su sector, o en ocasiones similares a esta, puede pasar una semana o más sin servicio.

Otras zonas afectadas por la escasez son la UD4 y la UD5. Los vecinos aseguran que históricamente estas residencias han tenido muchos problemas con agua potable, pero ahora están peor. Ya llevan 12 días sin recibir el servicio y se enfrentan a una pandemia que establece como principal mecanismo de protección lavarse las manos frecuentemente.

Las pimpinas vuelven a ser necesarias para los habitantes de la urbanización capitalina. Foto: Tairy Gamboa

Caricuao sin agua en la UD4. Tenemos dos semanas sin agua y nos urgen respuestas. No podemos quedarnos en casa. Somos focos de infección, exigió María Dora Briceño.

Esta zona caraqueña se ha regido desde febrero de 2016 por el Plan de Abastecimiento Especial elaborado por Hidrocapital. En el caso de la UD2, UD3, UD4, UD5 y UD6 solo corresponde la suspensión del servicio jueves y viernes. Para la UD7, el programa establece que no reciben agua jueves, viernes y sábado.

Lenys Martínez, habitante la UD7 de Ruiz Pineda, comentó que el racionamiento que sería temporal ya tiene cuatro años y solo han tenido agua constante en período de elecciones. En febrero de 2018, durante carnaval, Hidrocapital anunció que haría un mantenimiento preventivo por 24 horas. Arrancaría un sábado en la mañana y terminaría el domingo en la noche. Realmente llegó el agua el martes, recordó entre el historial de fallas.

Lee también
Siete trabajadores del sector salud murieron por COVID-19 en la primera semana de 2021
Mantenerse en la casa no es opción para quienes no tienen agua corriente por tuberías. Foto: Tairy Gamboa

En marzo de 2019 el agua también estuvo inestable producto del apagón nacional. Hasta hace tres meses fue cuando el servicio volvió a retomar el horario establecido en el plan de racionamiento. Sin embargo, en el caso de la UD7 se fue el agua cerca del mediodía de este jueves 26 de marzo, aunque no correspondía en el cronograma.

La Comisión de Expertos de la Salud que le hace frente a la pandemia del COVID-19 en Venezuela arrojó, mediante una encuesta aplicada a 40 hospitales y 600 personas, que el 71,06 % de la población recibe agua potable de manera irregular o de baja calidad y el 18,38 % reportó la ausencia de este servicio durante más de siete días.

En Venezuela ya se registran 106 casos positivos para COVID-19. Otros sectores de Caracas que suman más de 15 días sin agua son San Martín, La Florida, Candelaria y San José; lo que pone en riesgo la capacidad de los ciudadanos de mantener las condiciones de sanidad necesarias para enfrentar la pandemia.

Foto: Tairy Gamboa

Participa en la conversación