Julio Díaz es dirigente vecinal en ese sector popular de Caracas, y desde hace varias semanas organiza y motiva a sus habitantes para la marcha que convocó la MUD el próximo 1 de septiembre.

Caracas. La mayoría de los líderes comunitarios de las diversas zonas de la capital venezolana, nacieron y crecieron en el sector que representan. Julio Díaz no es la excepción. Tiene 64 años de edad y todos los ha vivido en el 23 de enero. Su estudios de primaria y bachillerato también los realizó en colegios y liceos de esa emblemática parroquia caraqueña a la que define como “rebelde”.

“Desde que somos parroquia la gente que ha vivido aquí siempre ha sido rebelde y revolucionaria”, recordó Díaz desde El Mirador, donde se aprecia el cerro el Ávila en toda su extensión.

Comienza su actividad política en el ámbito parroquial hace seis años, cuando se une a las filas de Primero Justicia (PJ), pero asegura que su activismo social lo inicia al momento en que el expresidente Hugo Chávez toma el poder en el año 1999. “Cuando yo conversaba con amigos acerca de Chávez, les decía que él tenía cosas de comunista, y el tiempo me dio la razón. Antes de pertenecer a PJ yo ya realizaba distintas actividades por aquí en la zona. Hablaba con los vecinos, pero luego de que varios dirigentes se separan de esa tolda, Julio Borges me ofreció ser el coordinador para ellos del 23 de enero y le dije que sí”, rememoró con una sonrisa.

Aunque vive en los bloques 48-49, su activismo abarca todos los demás edificios y barrios que conforman la parroquia. Estudió bachillerato de noche, ya que en el día trabajaba como joyero, empleo que abandona por recomendación de un médico para conservar su vista. “Luego monté un negocio y era comerciante. Después trabajé durante 15 años en el Hotel Hilton, allí se reunían personajes de la política venezolana a los cuáles conocí. Como por ejemplo, Carlos Andrés Pérez, Rafael Caldera, entre otros”, relató.

Culminada esa faceta y, según cuenta, con menos ocupaciones en su quehacer diario, decide asumir las responsabilidades de líder vecinal en el sector. “Me inicio en esto ya en una etapa avanzada de mi vida. Mis hijos ya tienen su familia y tenía ese tiempo libre que decidí invertir en organizar a mis vecinos. Comencé con actividades culturales y luego me metí más en la política”, comentó.

Foto: Cristian Hernández
Díaz realiza al menos una asamblea vecinal en cada uno de los 10 sectores la parroquia 23 de Enero

Dice que ser un líder de oposición en un sector donde siempre predominó el chavismo era un riesgo, ya que las asambleas vecinales, conversatorios y demás actividades que él organiza se realizan, pero sin mucho ruido. “Cada vez que nos reunimos debe ser sin mucha alaraca, ya que los colectivos no nos dejan. Los líderes de los colectivos me tratan con más respeto, pero los de menor rango sí son más radicales”, afirmó.

Como representante de esa tolda en el 23 de enero, es el encargado de llevar a cabo al menos una asamblea vecinal en cada uno de los 10 sectores en los que dividen el lugar. “En PJ nos piden una evaluación de la parroquia para saber cómo nos estamos organizando, qué estamos haciendo. Todos esos detalles”, expresó.

Lee también
48 horas antes la MUD anunciará los sitios de concentración de la Gran Toma de Caracas

Elecciones

“En el 2012 hubo varias elecciones y el Consejo Nacional Electoral (CNE) no tuvo inconveniente en llevarlas a cabo. En la actualidad, es el Gobierno quien no quiere que haya Revocatorio ni elecciones de gobernador, porque sabe que ambas las tiene perdidas”, opinó Díaz en relación con ambos procesos electorales.

1 de septiembre

El dirigente informó que desde hace varias semanas comenzó a convocar varias reuniones con los vecinos de la parroquia para motivarlos e informarles acerca de la concentración pautada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), denominada la “Gran Toma de Caracas”.

“En los recorridos que he hecho veo mucho entusiasmo en la gente. Veo que la gente quiere salir a la calle y hacer saber lo que está mal, como por ejemplo, que no se consiguen comida ni medicinas”, concluyó el activista.

Fotos: Cristian Hernández


Join the Conversation