Asesinaron a cocinero para robarle los zapatos

Rayler Burgos, de 27 años, había renunciado a su trabajo en un restaurante de sushi porque tenía pensado irse a vivir a Panamá. A su hermano mayor lo mataron hace tres años, también para robarlo.

Caracas. En tres años el hampa le quitó a sus únicos dos hijos. Luis Goncalves enterrará esta vez a su hijo menor Rayler Hondervy Burgos, de 27 años, a quien le dieron dos tiros de escopeta y le quitaron unos zapatos marca Nike, y su cartera.

El crimen sucedió a las 7:00 a.m. del miércoles 6 de junio en el sector Paramaconi de la carretera vieja Caracas-La Guaira. Su padre desconoce hacia donde se dirigía a esa hora.

Rayler había renunciado a su trabajo como cocinero, en el restaurante Bonsai Sushi del Centro Comercial Sambil, en vista de que se iba a vivir a Panamá con unos amigos que ya están allá.

Los impactos de bala los recibió en el cuello y en un costado, y murió en el sitio. Hace tres años también asesinaron a su hermano en la carretera vieja Caracas-La Guaira, pero en el sector Las Trincheras.

Me dejaron sin familia, soltó el padre desde la morgue de Bello Monte, quien trabaja como operador de transmisiones en Televen.

Su papá contó que a Ricky Anderson Burgos, de 25 años, le dispararon para robarlo. Él también era cocinero.

Denunciaron ajusticiamiento

Los parientes de Julio César Álvarez Orejuela, de 36 años, denunciaron que presuntamente fue asesinado por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

El martes 5 de junio a la 1:30 p.m. salió de su casa a llevarle un mercado a su mamá, en el barrio Niño Jesús de Catia. Iba a bordo del carro de su hermano, marca Corolla color verde, de cuatro puertas.

Lee también
¿Y la Misión Árbol? Tala y poda indiscriminada se desata en El Paraíso

La versión de los parientes es que su hermano recibió una llamada anónima que anunciaba que se lo habían llevado unos policías. Más tarde recibió otra para decirle que su cuerpo estaba en el hospital Periférico de Catia.

Según le informaron a la familia lo mataron en el sector El Colchón de Tacagua. Sin embargo, la versión del FAES es que él se enfrentó a una comisión en esa zona junto con otro hombre identificado como Maiker Jesús Aguin Sánchez, de 24 años. Ambos estaban solicitados, de acuerdo con fuentes extraoficiales.

Foto: archivo


Participa en la conversación