Kenyer Alfonzo, de 21 años, recibió nueve impactos de bala, luego de discutir con un hombre en una fiesta. El parlamentario por el estado Miranda fue hasta la morgue, para retirar su cadáver.

Caracas. La mañana de este lunes el diputado suplente por Voluntad Popular (Miranda), Gilber Caro, llegó a la morgue de Bello Monte. Las declaraciones, esta vez, eran por el asesinato de su sobrino Kenyer Alfonzo, de 21 años, a las 3:00 am del sábado.

Al muchacho le dieron nueve tiros en el sector La Pistola de El Manicomio, luego de discutir con un hombre, durante una fiesta en un club de la comunidad. Desconoce qué generó la pelea, pues dijo que los testigos tienen miedo de hablar por futuras venganzas.

“Su cadáver lo sacaron del club y lo dejaron tirado en la calle. Luego limpiaron la sangre en parte de adentro del lugar”, explicó.

Kenyer era obrero, pero actualmente estaba desempleado. Hace un mes llamó a su tío para pedirle que lo ayudara a conseguir un trabajo, porque quería superarse. Tenía una hija y vivía en El Manicomio, con su familia.

IMG_20160718_093320 copy
La víctima dejó huérfana a una niña. Vivía en El Manicomio, con su familia

“Nadie tiene derecho de matar a nadie. Los jóvenes del país están muriendo por cosas tan insignificantes como una mujer o un celular. Hay que desarmar a la población”.

El miembro de la dirección nacional del partido VP contó que estuvo en una gira en el interior del país y recibió la mala noticia. Llegó a la medianoche y a primera hora se apersonó en la medicatura forense.

Homicidio en la Cota 905

Jesús Escalona, de 25 años, fue asesinado el sábado a las 11:30 pm, en el sector Brisas de El Paraíso, cuando caminaba hacia su casa junto con su hermano.

Carlos Escalona, hermano de la víctima, contó que Jesús había ido a buscar a otro hermano al trabajo. En el camino dos sujetos a bordo de una moto los abordaron para robarlos.

Lee también
Hallaron cadáver de cocinera en un barranco de El Hatillo

“Él se iba a sacar el celular del bolsillo y ellos pensaron que era un arma, y le dispararon. A mi otro hermano le dieron un cachazo y él salió corriendo”.

La víctima estaba desempleada. Vivía en el barrio Las Quintas con su familia. Dejó a dos hijos huérfanos y a su pareja embarazada.

Fotos: Yohana Marra


Participa en la conversación