El revuelo ha sido mayor luego de que la comunidad del pueblo fronterizo identificara a los responsables del crimen como funcionarios de la Policía del Estado Bolívar. Las víctimas eran comerciantes de origen sirio.

Puerto Ordaz. Todo comenzó antes de las 7 de la mañana de este lunes, cuando tres hombres armados entraron a robar en la casa de una familia de comerciantes sirios.

No pudieron hacer mucho: fueron recibidos con los balazos del padre. Pero los ladrones respondieron también y le dispararon a tres integrantes de la familia: la madre, Amira Ahomseldin, de 45 años; al hijo mayor, Odai Shams Elain, de 19 años; y al hijo menor, de 10 años de edad. Los dos primeros murieron.

Uno de los delincuentes también murió. La indignación, rápidamente, invadió a los habitantes de Santa Elena, quienes en un principio convocaron un paro cívico y una asamblea de ciudadanos.

Lee también
Delincuente tomó como rehén a una familia en El Valle

Sin embargo, pronto la molestia se incrementó, en especial cuando el padre de la familia atacada fue detenido. La comunidad cerró desde anoche la Troncal 10, vía que conecta esa localidad del sur del estado Bolívar con el resto del país.

El niño de 10 años —herido de un balazo en el abdomen— se recupera. Los manifestantes reclaman que haya justicia y acusan a los ladrones de pertenecer a las filas de la Policía del Estado Bolívar (PEB).

De hecho, una de las protestas más contundentes de este lunes fue frente a la sede del cuerpo de seguridad: quemando cauchos, reclamaron su depuración.

Los habitantes del pueblo se mantendrán protestando
Los habitantes del pueblo se mantendrán protestando

Luis Gerónimo Guerra, comandante de la PEB, prometió una investigación sobre el caso y señaló que era muy temprano para dar detalles sobre lo ocurrido. Las protestas —aseguraron los manifestantes— se mantendrán este martes. La inseguridad ha aumentado, tanto como las extorsiones por parte de los policías. No hay razones para abandonar la calle.

Foto: Cortesía Diputado Américo de Grazia



Participa en la conversación