El BCV envía pocos billetes a las instituciones financieras, y además los depósitos del público no son tan elevados. A los pensionados se les volverá a cancelar de manera fraccionada.

Caracas. El ciclo de finales de 2016 se repite. Los bancos no cuentan con suficiente efectivo para afrontar la demanda de los usuarios, que ha aumentado por los altos precios. Por ello, las instituciones financieras analizan desde más revisiones de los límites de retiros hasta vías para incrementar el uso de los canales electrónicos.

El Banco Central de Venezuela (BCV) ha estado enviando pocas remesas a los bancos, lo que significa que las instituciones financieras no disponen de grandes cantidades de billetes, por tal motivo, desde hace semanas en las taquillas se imponen topes que, dependiendo de las agencias, oscilan entre 30.000 y 50.000 bolívares. Sin embargo, esos montos podrían variar.

Fuentes financieras señalan que no se descartan ajustes en los límites a disponer por taquillas y cajeros. El fin es administrar el poco efectivo, porque a las bajas remesas se suma que los depósitos del público tampoco son tan elevados. Las personas naturales no están efectuando tantos depósitos y los comercios tampoco colocan grandes cantidades de dinero en las agencias.

Lee también
En Aragua aumenta número de negocios que de forma ilícita ofrecen avance de efectivo

En las instituciones ya se contempla que los pagos a los pensionados sean nuevamente fraccionados, tal como sucedió el mes pasado.

Aunado a las revisiones de los topes de retiros, se añadiría el uso de más canales electrónicos. La Superintendencia de Bancos le sugirió a estos actualizar los montos de transferencias y puntos de pagos y planteó incrementar el esquema de sistema de pagos móviles interbancarios puerto a puerto, a fin de que los usuarios cancelen a través de mensajes de texto. Fuentes financieras señalan que están haciendo los esfuerzos para impulsar ese uso.

Por la falta de efectivo, los establecimientos que dan avances han aumentado y en varias partes del país los locales cobran comisiones que van desde 10 hasta 25 %.

El superintendente de Bancos, Antonio Morales, apuntó que “se tomarán acciones contra el bachaqueo de dinero y el cobro ilegal de comisiones a través de puntos de venta en establecimientos no autorizados”. De hecho, el organismo ahora supervisará los comercios.

El funcionario, en reunión con los representantes de la banca, aseveró que entre las causas de la escasez de billetes está que “30 % de la distribución de billetes que está haciendo el BCV se desvían hacia la frontera”.

Pero las cifras BCV y los cálculos de la Asamblea Nacional muestran que en siete meses la cantidad de monedas y billetes en circulación aumentó 199 %, pero la inflación fue 249 %. Por ello, hay una brecha que se refleja cuando con el billete más alto —20.000  bolívares— apenas se puede comprar un artículo.

Los datos del instituto emisor evidencian más. Entre enero y julio de 2017, los billetes nuevos en circulación —tanto del cono viejo como del nuevo— suman 739,7 millones de piezas. En igual período de 2016 las denominaciones nuevas ascendieron a 1,2 millardos de piezas.

Aunado a ello está la medida de cancelar el bono de alimentación de 153.000 bolívares en efectivo. Fuentes financieras indicaron que con esa decisión la demanda de los billetes subió.

Las fuentes apuntan que no vislumbran mejorías con las remesas y añaden que en estos momentos es cuando más acciones se requieren para controlar la inflación.

Foto referencial: Angeliana Escalona



Participa en la conversación