Las empresas no tienen materia prima, ni envases para mantener la fabricación de rubros básicos como avena, harina, arroz, entre otros.

Caracas. La producción de alimentos continúa desplomándose y, por ello, en los anaqueles de supermercados y abastos persiste la ausencia de artículos básicos.

En el primer bimestre del año, la fabricación de alimentos cayó 18 %, indicó Freddy Cova, coordinador sectorial de Consecomercio y miembro del consejo consultivo de Cavidea, quien detalló que la industria continúa arrastrando los problemas de años anteriores.

La baja actividad de las empresas obedece a la restricción en la entrega de dólares, que impide la compra de materia prima para producir, y aunque este sector, según las autoridades, tiene la prioridad en la asignación de divisas oficiales, las liquidaciones de billetes verdes en dos meses bajaron 49,9 %, indican cifras de Ecoanalítica.

A la falta de materia prima, se suman los envases. Las industrias no consiguen botellas de plásticos ni hojalata por el pobre desempeño de las plantas estatales.

Cova detalló que actualmente la producción que está más golpeada es la de los artículos harina precocida, harina de trigo, arroz, café, azúcar, leche, salsa de tomate y avena. “No hay suficientes insumos y, por tal motivo, existen industrias que tienen varias líneas paradas”.

El directivo agregó que “desde hace dos años se ha dejado de entregar 40 % de lo que se producía. No hay producción interna, pero el Estado sí importa”.

Al sector alimentos, el Estado le ha impuesto un cerco no solo con la entrega de dólares y el control de precios, sino también con la regulación en la distribución y que además parte de lo que fabrican tiene que ir a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

Lee también
Ministerio de Alimentación gastará Bs. 82 millardos en reorganizar misiones y suplir a los Clap

Ante el retroceso de la manufactura, la presidenta de Consecomercio, Cipriana Vargas, indicó que “los motores de la economía no avanzan. No existe la disposición de entender que con la producción nacional es que se puede avanzar y que se requiere importar materia prima”.

Una de las áreas que enfrenta obstáculos es la fabricación de pan. Desde el lunes el Gobierno arrancó con las fiscalizaciones a las panaderías y les ordenó que 90 % de la harina de trigo debe destinarse a la elaboración de pan canilla, francés y salado. No obstante, en 80 % de los comercios hay escasez de ese insumo, informó Fevipan.

Vargas apuntó que con esas acciones oficiales se “ataca la consecuencia no la causa. La inspección debe centrarse en averiguar quién está vendiendo la harina, dónde está la materia prima, que además es importada solamente por el Estado”.

La presidenta del organismo destacó que “necesitamos mayores ingresos para comprar los productos como comerciantes y para pagar a los trabajadores”.

Consecomercio firmó una alianza con la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores y este miércoles el presidente de la organización, Roberto León, expresó que hoy día “los derechos de los consumidores están afectados”.

Foto referencial


Join the Conversation