Rubén Contreras, presidente de la Sociedad Bolivariana de Vargas, denunció que —sin salir el cambio en la gaceta municipal—, ya la Gobernación que dirige Luis García Carneiro mandó a modificar el rotulado institucional. “Eso es peculado de uso”, dijo.

Caracas. “Aquí en la región tenemos un Seguro Social que desde hace 20 años se remodela y todavía no funcionan todos sus servicios; el Periférico de Pariata tiene dos pisos inhabilitados; no ha entrado un litro adicional de agua, no hay transporte, la gente pasa hambre, por todas esas cosas que son prioridad el cambio de nombre del estado será impugnado por la sociedad civil, pues eso es una distracción del gobierno nacional para tapar la crisis actual”.

Indignado. Esa palabra resume la molestia que el profesor Rubén Contreras, presidente de la Sociedad Bolivariana del estado Vargas, mostró luego de que se conociera la decisión del Consejo Legislativo del estado Vargas, de aprobar la modificación de la constitución regional para cambiar el nombre de la entidad.

“Tengo 66 años viviendo en La Guaira, estudié en el liceo José María Vargas, defiendo el legado de Vargas, y lo que veo con la ley que promulgó este jueves el Consejo Legislativo es una arbitrariedad con la que se pretende borrar la civilidad. Es otro trapo rojo, quieren imponer su pretorianismo primitivo y despótico para cambiar la memoria histórica”.

Impugnará cambio de nombre

Explicó Contreras que Vargas fue electo rector de la Universidad de Caracas el 23 de enero 1827, lo nombró Bolívar por ser un hombre dedicado al estudio y avance de la ciencia que promovía el desarrollo. Estuvo dos años como rector. En 1829, Páez lo pone a presidir la Sociedad Económica de Amigos del País, “para mí, el primer Cordiplan. Vargas empieza a buscar los mejores talentos de la nación para ver cómo inducir la vocación para el desarrollo. Su fama trasciende las fronteras. En 1834 lo eligen presidente y los militares se dan cuenta de que viene haciendo un buen trabajo y le dan el golpe de Estado. Vargas es la civilidad y eso es lo que los militares no perdonan. Eso está vigente ahora con Carneiro, quien —usando su libre albedrío— pretende borrar la memoria”.

Lee también
Mujeres con cáncer de mama sobreviven con cambalaches de medicinas

155 años lleva llamando Vargas, dijo. “Y eso no es porque quisimos. Resulta siempre que un déspota llega al poder, quiere hacer una constitución a su medida. Juan Crisóstomo Falcón hizo la suya en 1864 y en ese texto hace la primera división política administrativa de Venezuela: se crean los 20 estados, los dos territorios y el Distrito Federal como asiento de los poderes públicos. Ese distrito lo divide en Libertador y Vargas”.

Por eso, informó Contreras, la Sociedad Bolivariana, el Colegio de Médicos junto con la organización Glorias a Vargas levantan toda la documentación legal para impugnar esa modificación a la constitución regional.

Un general que borra lo civil 

El 23 de junio de 1998 se promulgó la ley de creación del estado Vargas, “la única región con epónimo civil”, refiere el historiador y politólogo Bruno Gallo.

Tengo una opinión heterodoxa sobre el tema. Nací en el Vargas que era Departamento Vargas, y si me hubieran dicho hace 20 años, que no iba a ser estado Vargas sino La Guaira como homenaje a Los Caribes, lo hubiera considerado como una cosa interesante, pero en esta coyuntura actual me parece muy grave. Se trata de un general que promueve la eliminación del único estado que lleva un nombre civil. Es un mensaje militarista, autoritario que quiere quitar la civilidad y la cultura que representa la región, en el momento en el que se vive un retorno a la barbarie.

Lo otro que denuncian es que —en la peor crisis económica— el gobernador propone cambiar la papelería y el rotulado de los carros. Las franelas que exhiben por las calles dicen Gobernación del estado Vargas y ahora dirán del estado La Guaira. “Eso es peculado de uso, malversación del situado constitucional, cuando en los hospitales no hay ni para hacerse un examen básico de laboratorio”.

Lee también
Mujeres con cáncer de mama sobreviven con cambalaches de medicinas

Retó al cronista Jesús Cumare, quien ha estado al frente del cambio a analizar si en este momento crucial esas cosas son necesarias. “No es que no tengan méritos los indígenas, ¿pero es el momento de gastar dinero en eso? Es irresponsable para un pueblo con tanta necesidad”.

Desde hace tres meses el Consejo Legislativo discutía el cambio de nombre. Lo que se ha informado es que se hizo una consulta pública que acompañó el cronista Cunmare. No obstante, Contreras y Gallo afirman que en Pariata, en Naiguatá, en Catia La Mar, La Guaira la gente está descontenta. “¿Por qué no hicieron un referendo? Esto fue entre gallo y medianoche”, sentenció Contreras, quien destacó que defenderá el legado de la civilidad, en una región costera que según el censo del INE-2011 tenía na población de 352.920 habitantes que debieron ser notificados de la modificación.

En horas de la mañana de este 7 de junio, el portal Wikipedia, la enciclopedia libre, eliminó la información sobre el estado Vargas.


Participa en la conversación