En diciembre, la cesta de rubros básicos cerró en Bs. 442.254,56 según la información del Cenda. En varios insumos la variación anualizada fue de 3.000 %.

Caracas. Más de la mitad de los ingresos familiares se orientan a la compra de alimentos, pero la veloz aceleración de los precios hace que ese presupuesto se quede corto.

En diciembre, la canasta alimentaria cerró en 442.254,26 bolívares, según la información del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda) y en 12 meses, la variación promedio fue de 650 %. Sin embargo, en varios rubros los incrementos fueron elevados.

Las cifras de la organización muestran que en un año hubo alimentos que se encarecieron más de 3000 %. Uno de ellos fue el azúcar, que se elevó  3844 % , seguido de cereales y productos derivados (arroz, harina, entre otros) que aumentaron 2255 %. Las grasas y aceites tuvieron un alza de 1.978 %; leche, quesos y huevos 563 % y los granos 518 %.

Lee también
El hambre ha matado a tres bebés esta semana en San Félix

Con ese salto en los precios, el salario mínimo vigente a diciembre —de 27.092 bolívares— apenas permitía adquirir 6,1 % de la canasta alimentaria. Aunque durante en 2016, el Gobierno ajustó cuatro veces la remuneración mínima, esas revisiones no le ganaron la carrera a los precios.

La información del Cenda detalla que una familia requiere de 16 salarios mínimos solo para cubrir sus gastos básicos en alimentación y precisa que un trabajador necesita de al menos Bs. 14.742 diarios para poder alimentar a su familia.

Sobre el abastecimiento, el reporte detalla que en los comercios visitados en diciembre, 19 alimentos —de los 60 que contiene la canasta— no se consiguieron con regularidad, como pollo entero, hígado de res, café, leche en polvo, pasta regulada, arroz regulado y no regulado, harina de maíz, aceite, azúcar; harina de trigo, queso blanco duro —del más económico—; queso amarillo —del más económico—; margarina, mayonesa y pan —regulado.

Foto: Miguel González



Participa en la conversación