El costo de un solo kilo de carne es equivalente a dos días de sueldo mínimo integral, ubicado en 200.000 bolívares a partir de este mes.

Caracas. En el primer trimestre del año la carne se mantuvo en un precio estable, entre 8200 a 8800 bolívares, sin embargo, en un mes este rubro se disparó y algunos cortes cuestan hasta 13.000 bolívares el kilo.

En un recorrido realizado por Crónica.Uno en mercados municipales y supermercados se constató que los precios de la carne suben a todo dar. En abril, un kilo de solomo estaba en 8800 bolívares, hoy está en 13.000. El kilo de bisteck pasó de 8500 a 12.000 bolívares, y la carne para moler no baja de los 8500 bolívares.

En el salto inciden los costos que deben enfrentar los ganaderos para la cría. Los vendedores señalan que los precios suben por la falta de apoyo gubernamental a la industria. Jhonny Jiménez, carnicero en Quinta Crespo, comentó que:

Si hubiera un apoyo directo a los ganaderos se podrían tener precios más estables, porque mantener a un animal no es barato, se debe tener en cuenta el tiempo que requiere para crecer, el territorio donde pasta, vacunas, hormonas y nada de eso se hace aquí en el país, son los mismos ganaderos los que consiguen lo necesario, eso es lo que hace que venga el producto más costoso”.

Bajo esta perspectiva, la industria debe enfrentar no solo los embates de la crisis económica, escasez de productos para la ganadería y controles de precio para la venta sino que también se ven asediados por la delincuencia, lo que ya han denunciado los productores.

Lee también
Tras 72 horas de conflicto en los Altos Mirandinos vecinos se preocupan por la comida

Los consumidores, por otra parte, ven la situación con recelo. Valentina Marquéz, una ama de casa residenciada en La Candelaria, contó lo sorprendida que estaba por el súbito aumento de la carne.

A mi hijo le tuve que abrir un huequito más en la correa porque se me está adelgazando mucho, y eso que solo tengo uno. Dígame esas familias que son grandes, ¿Cómo crees que están haciendo? Porque un kilo de carne se acaba en uno o dos días y cuesta más que 3 días de trabajo. Todo esto me trae loca”.

La Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) reveló que el pasado año la compra de carne disminuyó 17 %, debido a que los ingresos no alcanzaban para adquirir ese insumo.

Foto referencial: Cristian Hernández.



Participa en la conversación