Casa Hogar Madre Marcelina de Catia anuncia que cerrará sus puertas y dejaría en la calle a 28 abuelos

Directivos de la Casa Hogar Madre Marcelina, ubicado en la recta de Altavista, Parroquia Sucre,  notificaron a los familiares que tienen 30 días para desalojar a los 28 personas de la tercera edad que allí viven,  de lo contrario, los echarán a la calle.

Caracas. Los familiares de 28 abuelos que viven en la Casa Hogar Madre Marcelina están preocupados porque los directivos del lugar les dieron como fecha límite  el 18 de octubre para que desalojen el ancianato, de no acatar la medida, sus familiares serán echados a la calle.

Armando Páez, familiar de una de las abuelitas que vive en la Casa Hogar,  denunció que la medida obedece a la intención de la directiva del ancianato de desocuparlo estos últimos meses del año  para, posteriormente, a mediados del 2019, reabrir la casa hogar cobrando la mensualidad en dólares.

“No puede haber desalojo, primero  tienen que notificar al Inass, además como mínimo hay un plazo de tres meses para dejar el ancianato. Acaban de abrir procedimiento, y quedaron en avisarnos de la reunión. De cerrar esta Casa Hogar se quedarían  sin empleos 11 personas», dijo Páez

Páez informó que el aumento  de la mensualidad -que considera excesivo- ha ocasionado una merma de la población atendida, de 76 personas allí internadas solo quedan 28, debido a que antes de la reconversión monetaria hubo un incremento, sin previo, aviso de  36 mil bolívares a 400 millones.

Los familiares, angustiados por el incremento de la mensualidad, y la medida de desalojo del geriátrico, denunciaron el caso en el Instituto Nacional de Servicios Sociales, Inass,  ente rector de las políticas para la atención integral al adulto mayor.  Consignaron carta con exposición de motivos, carta con denuncia formal, copias de recibos de pagos.

Con los soportes entregados el lunes 24 de septiembre por los denunciantes al Inass, Carlos Mejías, encargado de la Gerencia de Salud,  abrió un proceso administrativo a la directiva de la Casa Hogar, que dejó sin efecto la medida desalojo , debido a que no fueron notificados de la intención de cerrar el geriátrico.

Casa Hogar Madre Marcelina. Foto: CatiaFutura

Con esta denuncia también se logró la paralización del aumento a 4000 soberanos de la mensualidad en la Casa Hogar y además serán citadas las monjas encargadas de la administración del geriatrico, para notificarles que la medida de desalojo quedó sin efecto.

Además se convocará una mesa de trabajo con entes como la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), representantes de la Casa Hogar,  familiares de los adultos mayores y el  Inass.

Armando Páez informó además que frente del ancianato está rota una tubería  de aguas servidas, situación que ha sido denunciada ante diversos organismos y no reciben respuesta. «Hace 15 días los abuelitos protestaron en la entrada de la casa hogar y no se ha resuelto el problema».

Fotos: Armando Paéz / Redes


Participa en la conversación